Cumbres Borrascosas es mi elección como clásico del mes de Enero, dentro del reto que comenté llamado “12 meses, 12 clásicos”. Además es el libro favorito de una de mis mejores amigas, la cual espero que a estas alturas me perdone por no haberlo leído antes.

Cumbres Borrascosas es el nombre de la hacienda de la familia Earnshaw que en el momento de comenzar la novela se encuentra bajo el control de Heathcliff, un caballero extraño, huraño y de difícil trato. En ella viven juanto a Heathcliff una joven viuda, nuera de Heathcliff, un rudo mozo que resulta ser el último de la familia Earnshaw, una doncella de pocas luces y un criado fanático religioso. Un grupo variopinto, mal avenido y terriblemente disfuncional. Durante su estancia en la hacienda vecina, también propiedad de Heathcliff, un caballero llamado Lockwood descubre a través de su criada la terrible historia de ambas haciendas durante toda la vida de ésta.

Así descubrimos una historia llena de personajes egoístas y disfuncionales. Personajes que están tan lejos de los valores sociales de la época como puede estarse sin dejar de ser personas acomodadas de clase alta. Personajes que prueban e incluso acaban con la paciencia de cualquier lector…. aunque la mayor parte del tiempo pueda uno pasárselo muy bien con el exceso de mala baba con el que se tratan.

Cumbres Borracosas es una novela de familias mal avenidas, de personas retorcidas y de malos tratos. Es una historia nada amable sobre la naturaleza humana, y sólo por eso ha aguantado tan bien el paso del tiempo.

Esta obra es el referente cuando se habla de personajes principales abiertamente malvados. Sin embargo, hay que relativizar esta apreciación y eso es un enorme valor dentro del maniqueísmo de la literatura de la época. Heathcliff y Katherine son personajes complicados. Se han decantado hacia “la maldad” por ser malcriados, traumatizados o incluso presionados por la sociedad. No es una cuestión de la oscura naturaleza de cada cual. Además, no son absolutamente corruptos. Cada uno tiene algo por lo que puede ser redimido en la mente del lector. Al mismo tiempo se muestra que ni el más magnifico y profundo de los amores es suficiente para purificar a alguien que se ha decidido por la venganza y el maltrato físico, económico o psicológico. Y eso es un valor de realismo en la propensión de los personajes a ser encorsetados en roles de bondad/maldad totales y sin la más mínima escala de grises.

En lo personal, debo decir que disfruté de la narración de esta novela a pesar del inevitable final feliz propio del positivismo general de la época. No esperaba en absoluto encontrar un toque sobrenatural en toda la novela, y sin embargo está muy presente una profunda creencia de este tipo, y eso da un último halo de romanticismo a una historia en sí dura.

Recomendado para: Gente de humor retorcido, pacientes y amantes de los clásicos.

Abstenerse: Hipersensibles a los malos tratos y gente que necesite un héroe claro en la historia.

Titulo: Cumbres Borrascosas (Wuthering Highs)
Autor: Emily Brontë
Año edición original: 1847
Año última edición en España: 2014
Editorial: Alba Editorial