Como ya habréis podido comprobar mi brújula lectora tiene cierta tendencia a apuntar hacia la fantasía y la ciencia ficción. Solo que aún no está del todo calibrada, y a veces se me desvía a la fantasía juvenil.

El libro de los portales es el primer libro que he leído de Laura Gallego, quien por lo demás es una autora de fantasía española de lo más prolífica. Y la verdad, no puedo decir que haya sido la mejor de las introducciones a la autora.

El libro de los portales se desarrolla en un mundo de corte medieval (aunque con una estructuración económica fuertemente capitalista, poca o nula presencia religiosa y un sorprendente liberalismo respecto a la sexualidad) en el cual existe una escuela de técnicos pintores de portales. Dichos pintores se dedican a diseñar y llevar a cabo los dibujos de portales que teletrasportan mercancías y personas de un lugar a otro del país. Sin embargo la escuela se enfrenta a un grave problema: el mineral imprescindible para el funcionamiento de los portales se está agotando. Y por tanto, muchas cosas en el mundo se ven trastocadas, desde la propia estabilidad del sistema político hasta la proliferación de crímenes relacionados con los portales. Y sobre todo, la vida de varios jóvenes que está relacionada con los portales por una razón u otra. O son aprendices de pintores, o mineros, o guardan una puerta o incluso desean ser los dueños de una.

El resultado es una obra de rápida lectura y entretenida, una historia más de misterio que de fantasía y con una enorme proliferación de elementos que, por abundantes, quedan sin estar suficientemente explicados o bien plasmados. Lo que realmente lamento es que el tema de los portales dimensionales es algo muy complejo con lo que se puede jugar mucho y que puede dar pie a aventuras mucho más enrevesadas, estructuradas y desarrolladas que ésta. El tema, pues, se me antoja falto de desarrollo en extremo aunque solo sea por el gran potencial que encierra en sí mismo.
Por lo demás, si debo encontrarle otro fallo a este libro es el de las relaciones interpersonales. Hay un número de jóvenes personajes en este libro, algunos de los cuales se pierden a lo largo de la historia. Pero sobre todo hay algunas historias de amor que pretenden simplemente ser naturales, pero que no llegan a convencer. Y eso que tiene el valor de tocar tangencialmente los temas de asignación de género y amor homosexual, cosa que no es tan corriente ver ni en literatura juvenil ni en fantasía en general.

En resumen, un libro ligero y buen entretenimiento siempre y cuando no esperemos de él nada más que eso.

Recomendado para: lectores nóveles de fantasía, gente que quiera una historia entretenida sin más alicientes.
Abstenerse: aquellos que odien la fantasía, gente que considere que la historia merecía una trilogía y expertos en el género de fantasía y ciencia ficción, pues a ellos se les quedará corto. 

Título: El libro de los portales:
Autor: Laura Gallego García
Año edición: 2013
Editorial: Minotauro