Brandon Sanderson es uno de esos nombres que ahora mismo suenan fuerte en el panorama literario mundial, especialmente en el de fantasía y novela juvenil. Un autor prolífico y famoso. Pueden pasar muchas cosas cuando ambas características coinciden. Por suerte, este es uno de los casos buenos.

El Imperio Final es la primera parte de la trilogía Nacidos de la Bruma, una obra que al parecer se aprecia aún mejor completa. Sin embargo, y como de momento sólo he leido esta primera parte, centraré en ella la reseña.

El Imperio Final nos presenta un mundo que sobrevive como puede después de un ignoto desastre. La ceniza cae del cielo constantemente, asfixiando la tierra. Las cosechas son escasas, marchitas, y la población general pasa hambre. En este mundo hay nobles, familias especiales donde pueden aparecer poderes mágicos, la alomancia. Y aunque está terminantemente prohibido, algunos nobles han tenido descendencia fuera de su clase, dando lugar a alománticos ilegales constantemente perseguidos por los temibles inquisidores.
Por la noche, la bruma se levanta y las personas comunes, los llamados skaa, que son a todos los efectos esclavos propiedad del Lord Legislador aunque sirvan a las órdenes de los nobles, no se atreven a salir de sus hogares. Porque las nieblas están pobladas por monstruos y seres sobrenaturales.
En este mundo estructurado y opresivo también hay opositores. Gente que pretende eliminar el Imperio Final, liberar al pueblo y, en ocasiones, vengarse de los nobles. Kelsier es uno de ellos…

El imperio final tiene como enorme ventaja respecto a otros libros que dan comienzo a trilogías el hecho de que no da la sensación de ser un libro introductorio. Presenta un mundo complejo, muy diferente del actual, de una forma gradual y sencilla, de tal manera que no parece que te estén bombardeando con información. Con ello, la trama no se resiente.
Aunque el libro introduce una enorme cantidad de personajes, ninguno de ellos queda desdibujado. Principales y secundarios son plasmados con cuidado, cariño y realismo. Cada uno es complejo y multifacetado y se nota un amor al detalle y una intensa creatividad que se reflejan en personajes no estereotipados. Todo un acierto que una servidora agradece personalmente.
Además el desarrollo es, aunque lógico y bien estructurado, poco previsible y el cierre del volumen se hace de una manera lo suficientemente completa como para dejar al lector la sensación de haber leido una historia completa. A pesar de lo que acabo de decir, también es cierto que quedan en el aire suficientes cosas como para empujarte a continuar la trilogía, pero siempre motivado más por la curiosidad que por una sensación de falsa ansiedad de la que muchos otros autores abusan a menudo.
Mención a parte merece el sistema mágico. Está desarrollado magníficamente, es lógico e incluso creíble y allí donde desarrolla la mayor parte de las explicaciones da la sensación de que al construirlo ha tenido en cuenta todas y cada una de las pequeñas objeciones que el lector más tiquismiquis pudiera hacerle. Un punto extra dentro de las narraciones de éste género.

Recomendado para: Gente que busque un género de fantasía renovado y maduro. Amantes de los sistemas mágicos coherentes y los mundos muy bien estructurados.
Abstenerse: Los que buscan la típica historia de héroes, amor y aventuras. Necesitados de lecturas realistas.

Título: El Imperio final (Nacidos de la Bruma #1)
Autor: Brandon Sanderson
Año edición: 2006
Año edición España: 2008
Editorial: Ediciones B