El monstruo de Frankenstein o el moderno Prometeo es el título completo del libro que hoy llamamos sólo Frankenstein y nos quedamos tan a gusto. Un libro que se ha ganado el título de clásico por dos razones. Primero, con casi doscientos años de antiguedad, ha aguantado el tipo de una forma más que admirable y no sólo se deja leer, si no que su lectura es accesible. Segundo, aunque se concibió como una novela de terror gótico, se considera el precursor del género de la ciencia ficción dado que la génesis del monstruo no tiene nada que ver con lo místico, si no que es puramente científica.

La premisa del libro es de sobras conocida: Joven y sobresaliente científico experimenta con cadáveres para encontrar el misterio de la vida, y tiene éxito muy a su pesar: crea un monstruo temible.

Una premisa sencilla y un desarrollo bastante sencillo también, en el que no caben ya demasiados espoilers y que trata temas de sobra conocidos al respecto de la humanidad y el bien y el mal innatos del alma humana. Temas habituales en las obras de ciencia -ficción sobre hombres artificiales: robots, androides e inteligencias artificiales.

El resultado después de este tiempo es una novela que se lee con facilidad, entretenida y curiosa sin demasiada enjundia o teoría filosófica detrás. Tal vez con mucha menos enjundia de la que se le podría exigir a un clásico. Porque lo relevante de este libro es lo novedoso de la idea principal y de su tratamiento estructural en narraciones que contienen narraciones.

Recomendado para: cualquiera que quiera leer un clásico y se le haya atragantado todo lo que ha intentado. Este es un buen punto de comienzo.
Abstenerse: Gente que quiera novelas realistas con personajes con los que identificarse. 

Título: El monstruo de Frankenstein o el moderno Prometeo
Autor: Mary Shelley
Año original de edición: 1818
Última edición en España: 2014
Editorial: Espasa