Hace algún tiempo se puso en contacto conmigo la editorial emergente Nieve de Chamoy para ofrecerme la opción de reseñar algunos de sus títulos. Yo elegí un par, y el primero de ellos fue Mastodonte de Jaime Reyes. Lo elegí porque pensé que prometía ser diferente… y realmente, cumple esa promesa.

A duras penas puede decirse que este libro es una historia. Es más bien todo lo contrario. Como un cuaderno de recortes desbaratado. Una obra donde se mezclan narrativas, personajes y puntos de vista con dietas, rutinas de ejercicio, notas de prensa, letras de canciones o partes de definiciones enciclopédicas. Y, ¿cómo vertebrar una obra con estas bases? A través de la música.

Porque en cada capítulo hay un link a una canción en spotify que si bien no aclara el magnífico galimatias que es esta obra, si que te ayuda a entender que tiene una evolución natural, que es un todo artístico.

Entonces, ¿de qué va Mastodonte? Va de la vida y de la muerte. Del sentido de la existencia. De la veracidad de la realidad y de la locura. Y es que en todo momento uno se pregunta qué personaje existe y cual no. Si son todos fruto de una invención o partes de una misma psique en pleno derrumbe. O, por el contrario, si todos existen y son sólo fragmentos de un gran espejo que no podemos abarcar, tan reales, crudos e hirientes como la propia vida.

Recomendado para: Aventureros, atrevidos, cualquiera con ganas de probar algo nuevo, amantes del arte moderno.

Abstenerse: Cualquiera que necesite una historia, una linealidad y no sólo un sentimiento puro.

Título: Mastodonte
Autor: Jaime Reyes
Año de edición: 2015
Editorial: Nieve de Chamoy