Danza de Letras

Al son de las palabras

Entre la oscuridad y el miedo. La agonía del ignorar.

Entre la oscuridad y el miedo es un título que puede que os suene, porque era una de las novedades que os mostré en noviembre, publicada por ediciones Hades. Ya me llamaba la atención cuando su autor me contactó para pedirme una reseña, y por supuesto, acepté. Debo ser una chica fácil.

Sam es un hombre de lo más corriente: joven, soltero, con un trabajo que no le encanta pero que le da para vivir…. Un día, Sam despierta en un mundo sin luz. Está atado a una columna con un alambre de espino, completamente solo. No sabe dónde está ni cómo ha llegado hasta allí. ¿Qué ha ocurrido? ¿Quién le ha podido hacer algo así? ¿Por qué? 
¿Podrá salir de ese lugar y enfrentarse a ese tiempo que ha desaparecido de su memoria? ¿Encontrar una ayuda o una orientación en ese mundo sin luna ni sol y en el que no funciona ningún aparato eléctrico?

Lo cierto es que no sabría deciros qué esperaba de una narración con este punto de partida. Pero fuere lo que fuere, lo ha superado con creces. 

Mucho más allá del típico relato sobre supervivientes, con lo que sí que tiene alguna relación, esta es una historia que se desarrolla mucho más dentro de los personajes que fuera. A ello ayuda la narración en primera persona, en la que destaca el monólogo interno del personaje narrador marcado en cursiva. Un monólogo interno por lo demás cargado de acidez y humor negro, esas armas defensivas que muchos tenemos también en nuestro arsenal y con los que podemos, sin duda, sentirnos identificados.

Entre sus muchas virtudes destaca la originalidad del relato, muy lejos de todo lo demás que yo haya leido. También es muy digno de mencionar que el desarrollo, que en principio parece algo lento, ayuda sobremanera a la construcción de la atmósfera general de la obra. Una atmósfera opresiva, en la que destaca la ansiedad y el hecho de que los personajes avanzan tanto literal como figuradamente a ciegas. Un agobio general que se comparte con los protagonistas, y que sólo puedes olvidar los pocos momentos en los que ellos también lo olvidan.

Por su parte, el elenco de personajes es escueto lo cual concuerda con el tipo de historia. Pocos personajes y mayormente tan poco comunicativos entre sí que resulta un recurso fácil decir que no están bien dibujados, pero esto es mentira. Simplemente se ha decidido que sean tan oscuros y al tiempo tan complejos como el entorno, eliminando en gran medida el factor de apoyo mutuo y calor humano en el que se fundamenta el interés de otras obras en las que prima la supervivencia. Por ello la interacción social se ve sustituida en parte por la interacción mental. Y se agradece.

A pesar de que el ritmo es en general lento, no creo que esto sea una lacra. Sin ella, el ambiente no sería tan creíble, y sobre todo, no tendríamos el paulatino aumento de la tensión narrativa que tenemos. Una tensión que se va agravando con los distintos giros narrativos, bastante sorprendentes en especial a partir de la mitad del texto y que lleva directo a un final inesperado y apoteósico.

En general, una lectura inquietante y emocionante sin llegar nunca a los límites en los que uno imaginaría su adaptación para una “película blockbuster”. Obra que deja un gran sabor de boca e incluso ganas de volver a empezar a leerla.

 

Recomendado para: Amantes de las obras de terror psicológico y las narraciones en las que todo se descubre poco a poco.
Abstenerse: Gente que necesite que todo esté pormenorizadamente explicado y los finales emocionalmente satisfactorios.

Título: Entre la Oscuridad el miedo
Autor: Carlos Martinez Prieto
Año de edición: 2015
Editorial: Ediciones Hades

3 Comentarios

  1. Gracias por leer la obra de este pobre diablo (que soy yo) y saber ver todo, y más, lo que he intentado plasmar en ella. Si además de todo eso has disfrutado con la lectura, mejor que mejor 🙂

  2. Estoy con más ganas de leerlo que antes. Espero pronto tenerlo para hacerlo.
    Saludos y feliz año

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: