Danza de Letras

Al son de las palabras

Nada, Nadie, Nunca. El triunfo del vampiro emo.

Nada, Nadie, Nunca es una novela corta de temática vampírica que me llamó poderosamente la atención en el catálogo de la editorial hace unos meses.
libro-nada-nadie-nunca2 Isolda es una mujer de otro tiempo, hoareña, amable, decimonónicamente melancólica. También es un vampiro, y un corazón demoniaco late bajo su piel de dama. Denis sin embargo es un hombre vivo. Vivo, pero gris, monótono, profundamente desencantado. Y esconde en su interior un alma profunda y compleja. Isolda ha decidido darle caza, no sólo por su sangre, si no por su esencia.

Por si no se nota, este es un libro de amor. De amor romántico en su acepción más histórica. Aquí hay romanticismo hasta para parar al sol. Porque es una historia de un amor obsesivo, posesivo y épicamente absurdo o absurdamente épico.

Y aún así, aunque tanto Denis como Isolda son los típicos emos que se regodean en sus miserias (su vida sin sentido por parte de él y su maldición vampírica por parte de ella) y que son mucho más destructivos que constructivos, construyen un relato muy bonito de una relación nada sana para sus respectivos cuerpos pero absolutamente necesaria para sus almas.  Un buen trabajo de poética narrativa, sin duda.

Recomendado para: fans muy fans de lo emo y lo decandente.
Abstenerse: Cualquiera que busque una historia de vampiros malvados, o vampiros humanos o romance sobrenatural al uso.

Título. Nada, Nadie, Nunca
Autor: Luis A. Belda Cámara
Año de edición: 2015
Editorial: Círculo Rojo

4 Comentarios

  1. Jo, me había llamado la atención cuando te lo he visto pero creo que lo dejaré pasar…
    Besoooos

  2. Interesante, creo que gracias a tí, tengo ya un millón de libros que me gustaría pedir a Círculo Rojo.

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: