Danza de Letras

Al son de las palabras

El mar de la tranquilidad. Y otras cosas que están en la luna

Me uní a la lectura conjunta que hacían unas muy buenas amigas como excusa para atacar este libro que fue uno de los de mayor hype de mediados de 2015 en el booktube español. Y no diré que me arrepintiera, pero bueno, dejo los comentarios para cuando acabe mi personal sinopsis.

tranquilidad_cubierta01.indd Nastya es una joven con algunas particularidades. Por ejemplo, no habla con nadie y necesita escribir y correr mucho todas las noches. Y también busca vengarse del chico que la mató.
Josh es un chico con un pasado trágico. Lo único que quiere es que le dejen en paz y construir cosas.
¿Que puede pasar cuando los caminos de dos personas tan diferentes se cruzan?

Creo que entiendo el hype por este libro. Porque es una moñada. Una moñada padre. Y si hay algo cierto es que las moñadas venden.

Ésta es una novela juvenil romántica, y por lo tanto es la típica historia de amor entre dos adolescentes atípicos. Puede que Nastya y Josh sean realmente atípicos. Al fin y al cabo se supone que son dos personas rotas, que tienen mucho que curar y mucha redención que alcanzar. Sin embargo, son una pareja bastante típica con una historia de amor bastante típica.
Una persona a la que adoro dice que si le gusta este libro es porque no hay instalove. Yo no estoy de acuerdo. Este libro tiene instalove. Nastya suspira por Josh desde el primer momento que lo ve (por sus ojos, sus brazos…) Sólo que está muy preocupada por mantener su imagen de zorra del infierno.
Y Josh lo mismo, adora a la chica desde que la ve por primera vez. Y si la cosa tarda en desarrollarse es más por mera falta de comunicación.

También es la típica historia en la que hay un misterio que en realidad no es nada misterioso sobre uno de los personajes. Un misterio que ha empujado a ese personaje a su situación actual que curiosamente es la típica situación “libre de padres”. Ninguno de los dos tiene adulto supervisor que pueda preciarse de ello. Lo cual hace todo mucho más alejado de lo mínimamente realista. Casi agradezco eso, porque es complicado crear historias de amor que sean realistas y que no den a los jóvenes una idea poco acertada del tema.

El libro cumple además con un par de clichés de su género. Primero, el chico se pelea por el honor de la chica. En este caso queda muy claro que Nastya pertenece a Josh. Hasta lo dicen. A mi estas cosas me dan escalofríos por el machismo que destilan.
El segundo es la escena de violación o de intento de violación que sufre la protagonista. Aparecen mucho y mayormente son absolutamente superfluas y sólo sirven para demostrar que la pobre chica necesita ayuda del chico o un amigo por muy dura (badass) que la quieran pintar. O al menos en este caso.

Porque Nastya está rota pero se revuelve. Está entrenada en defensa personal y es fuerte. Pero un chaval borracho puede con ella sin despeinarse.

Lo que si me gusta de estos personajes es lo siguiente. Nastya es muy cínica, cáustica. Tiene una forma de ver la vida que tiene gracia. Aunque sigue siendo la “chica popular que se vuelve rebelde”, al menos su diálogo interno es interesante. Por su parte Josh es buena persona, con principios morales pero sin llegar a ser un mojigato prejuicioso. Una buena decisión por parte de la autora.

No quiero destripar trama, así que sólo diré esto: su intento de relativismo moral hacia el final resulta cargante y pasteloso. No digo sólo que los seres humanos somos mucho más complejos que eso, digo que carece de sentido como nota de moralina en la historia. Es superfluo y no me parece suficientemente bien explicado.

Por lo demás, es un libro que se lee rápido porque no tiene mucho que digerir y entretiene.

Recomendado para: cualquiera que guste de las moñadas y de los diálogos cáusticos.
Abstenerse: si el romance no es para ti.

Título: El mar de la tranquilidad
Autor: Katya Millay/span>
Año de publicación: 2012
Última edición en España: 2015
Editorial: Plataforma Neo

2 Comentarios

  1. Hola guapa. Feliz cumpleaños primero ^^ Estoy de acuerdo en que los personajes son atípicos pero la historia no, que el misterio no es tan grande… y encima también me chirrió mucho eso que mencionas de “es mía” más machista imposible. El problema es que yo aquí no veo una historia de amor, veo una historia de conveniencia. Dos personas que están rotas y se necesitan y no veo nada de romántico en eso, puede acabar en dependencia. Y me parece horrible que dos adolescentes con una salud mental cuestionable necesiten salvarse mutuamente. Necesitan ayuda real porque la depresión o los traumas no se curan con un chico que “te salve”. En fin, creo que lo he llevado demasiado al terreno personal pero no puedo ver como se banalizan las enfermedades mentales.

    Saluditos^^

    • duxiet

      1 Marzo, 2016 at 16:56

      Si, la dependencia es algo que está ahí como una amenaza.
      Lo que no veo tan claro es el tema de la enfermedad mental… Eso malaria hablarlo 🙂

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: