Gané un ejemplar digital de este comienzo de trilogía de fantasía juvenil en un sorteo auspiciado por la iniciativa Yo leo fantasía en Español. Y aunque no tengo un compromiso directo con la autora o la editorial, he querido hacer una reseña, aunque un poco dura me temo. Sólo espero que Úrsula, la autora, quien por otra parte es una persona adorable, no se lo tome demasiado a mal.

412KQjwTTaL._SX323_BO1,204,203,200_[1] Cielo es una chica normal de 16 años. Vive en Atlanta con sus maravillosos padres adoptivos, va al instituto, compite en natación y acaba de conocer a un chico que la vuelve loca. Pero su vida dará un vuelco cuando sepa que los sueños que le persiguen desde su infancia tienen un significado: ella es la princesa de los licántropos y está a punto de vivir su primera transformación.

Lamento decirlo, pero este es el típico libro introductorio que acaba justo cuando podría empezar a desarrollarse una trama completa. Es algo que pasa en muchos libros planteados como sagas, pero es bueno saberlo para no llevarnos una sensación más bien amarga al acabar.

Cielo es una Mari Sue. Todo se le da suficientemente si no realmente bien, es simpática y por supuesto guapa. Es una buena chica con un buen expediente académico, sobresaliente deportista, buena hija y más que buena vecina. Y tiene una amiga íntima que la quiere aunque ella jamás la escucha. Y dibuja fantásticamente bien. Además acepta su cambio de hombre lobo rápido, y tiene un dominio sobre sus poderes que sorprende a los demás lobos. Un aplauso para esa Cielo.

Pero más allá de ese hecho que en realidad me gusta bien poco, hay mucho más que comentar. Veamos, los nombres de los lobos son europeos occidentales, pero por la historia que cuenta, todos ellos son nativos americanos de hace mucho tiempo, concretamente por la zona deberían se de la tribu Cree. Su descripción física concuerda tan poco con los nombres.
Ligar el origen de los hombres lobos a nativos americanos no es nuevo (crepúsculo, crónicas vampíricas..), pero hacerlo con personajes de nombres, educación y aspecto occidentales ya es más raro. Además, plantea por un lado una “realeza de hombres lobo” (con trató protocolario incluido) que es poco creíble dada la cultura origen que escribe. Y que simplemente descuadra con la experiencia de Cielo entre la tribu de lobos. Estas cosas hacen que uno piense que el libro ha sido escrito del tirón, sin repasar ni corregir y sin detenerse en guardar la coherencia del mundo planteado.

Para ser un libro introductorio, hay mucho que no se introduce. Falta entrenamiento de Cielo, falta una explicación sobre los medios económicos de la manada (que son de mucho lujo) y falta mucho de cada miembro de la manada, que están prácticamente para hacer bulto.

Durante la última parte del libro varios personajes se turnan para contar una historia. Un recurso bonito si sabes dotar a cada personaje de su propia voz, una tarea harto difícil. Pero si no sabes, expone la falta de habilidad del autor. En este caso, una mala elección.

Para acabar con lo malo, comentar que este libro contiene las frases más largas y sin sentido que he leído nunca. Casi parece que le tenga la autora alergia al punto y seguido. Frases como éstas hacen que me quede sin aire incluso leyendo en silencio. Y hacen muy duro entrar en la historia.

Por lo demás, es una primera parte de saga con muy poco contenido de trama que corresponde bien a lo esperable de su género sin destacar positivamente en ningún aspecto. Una lectura ligera y fácil una vez superadas las dificultades antes referidas.

Recomendado para: Muy fans de los hombres lobo.
Abstenerse: Si eres Lidia. Si eres Lidia o te molestan los errores gramaticales, este libro te provocará algún tipo de ataque.

Título: El lado mágico de la luna (Calígine)
Autor: Úrsula Ramos
Año de edición: 2013
Editorial: CBH Books