Cuando vi este título en las novedades de novela histórica de Pamies, me llamo muchísimo la atención. Y no sólo por el hecho del aniversario de la muerte de una figura tan clave en la cultura española como Cervantes, si no por la promesa de un relato bien hilado históricamente partiendo de un acontecimiento tan controvertido como la presencia de Cervantes en Barcelona.

el-hidalgo-que-nunca-regreso-web2[1]

1615, Madrid. Un joven barcelonés busca bajo el frio y la lluvia a una persona muy particular: Miguel de Cervantes Saavedra. Su objetivo: entregarle una misteriosa arqueta antigua que parece tener alguna relación con la historia del famoso autor. A cambio de ello, exigirá que éste le cuente qué ocurrió en aquellos  seis días durante los que el padre de El Quijote se refugió y escondió en la ciudad de Barcelona. Una ciudad convulsa y amenazada por el Imperio Otomano.

Estamos ante una obra muy bien hilada, en una narración en dos niveles: por un lado el relato del “presente”, el anciano Cervantes entrevistándose con el joven comerciante catalán, y por otro lado el del “pasado”, el joven Cervantes y sus vivencias desde su llegada hasta su marcha de Barcelona. Dos niveles que no solamente se abrazan, si no que se entrecruzan para ayudarnos a entender cuánto afecta aún al anciano Cervantes su propia memoria.

La historia del joven Cervantes explora una época terrible para la Ciudad Condal, unos días de terror y desgracia, con los atentados contra la ciudad por parte de los turcos. La sospecha contra todo extraño en la ciudad, la tensión expectante. Y por último, el dolor y la pérdida en una ciudad tan marítima como Barcelona.
Pero también explora los temas más antiguos y recurrentes de la literatura española: el honor, la picardía, la cobardía, y sobre todo el amor. Ese sentimiento a la par motor y final de toda travesía.

Puedo decir sin miedo a equivocarme que éste libro contiene una de las historias de amor más bonitas que he leído en los últimos tiempos. Reconozco que me emocionó, y esto en mi no es una tarea fácil.

Así, la historia del joven Cervantes se convierte en el cuento, la aventura de ese héroe español que nunca termina de ser un héroe del todo, mientras que el viejo Cervantes es lo que la acumulación de experiencias hará de todos nosotros: la voz de la nostalgia.

No soy una experta en el periodo histórico en el que se ambienta la trama. Es una época a la que justo comienzo a acercarme. Así que me resulta más complicado que en otras ocasiones juzgar la historicidad del relato. Aún así, y exponiéndome a fallar, la España y la Cataluña (relaciones entre ellas incluidas) que se exponen aquí me parecen completamente creibles e históricas. Empezando por “la nit del foc”, que es lo primero que el joven Cervantes conoce de Cataluña.

Como experiencia de lectura, una novela que aunque tiene un final más bien gris, deja un sabor de boca muy bueno. Una historia que queda en la memoria como realmente hermosa.

Recomendado para: Amantes de la figura de Cervantes, de la época (¡vive Dios!), y gente que busca una historia de amor bonita de verdad
Abstenerse: Gente que un excesivo apego a la historia conocida. Quien no quiera ver que España no ha cambiado demasiado.

Título: El hidalgo que nunca regresó
Autor: Carlos Luria
Año de publicación: 2016
Editorial: Pamies