Danza de Letras

Al son de las palabras

Entre tonos de gris. No suficientemente gris.

Entre tonos de gris fue la primera lectura de Mayo del Club Eureka. Una novela que hace algún tiempo se oía constantemente en booktube como el gran libro del año.
41vq0ryo1mL._SX332_BO1,204,203,200_[1] Lina es una chica de quince años que vive en Kaunas (Lituania) en 1941. Hija de un profesor universitario y a punto de entrar en la escuela de arte, tiene un verano maravilloso por delante y todo le sonríe. Pero una noche la policía secreta soviética irrumpe en su casa y se lleva a toda la familia detenida.
Con su padre desaparecido, Lina comienza junto a su madre y su hermano menor el viaje más duro de la historia. Los llevan a los campos de trabajo siberianos, a los Gulag y deberán luchar cada día por sobrevivir igual que los cientos de miles de deportados que corrieron la misma suerte.

La segunda guerra mundial es un entorno narrativo que en general me aburre. Tal vez porque está demasiado lejano o tal vez porque estamos saturados de las historias de los aliados contra los nazis. Sin embargo este escenario, la actuación de la URSS contra los territorios eslavos es mucho más desconocida. Cuando yo estudié esto en bachiller recuerdo que me enfadé mucho. Estamos tan acostumbrados al maniqueísmo aliados = buenos y nazis = malos que se nos olvida que en todas partes cocieron habas.
Y es que el relato del viaje y el campo de trabajo de Lina no es tan distinto del relato de los campos de concentración de los nazis. En ese sentido, este libro no aporta absolutamente nada. Es más, durante gran parte de la narración de miserias y vejaciones a la que se enfrentan todos los grupos humanos desplazados en contra de su voluntad ésta parece estar dispuesta para llamar a la lágrima fácil lo cual en lo personal me molesta un poco. Probablemente hubiera preferido más profundidad en la evolución de las estrategias de supervivencia y salud mental que simplemente en la miseria y la pérdida. Y por supuesto la historia de amor.

Creo que es un enorme desperdicio el de Nikolai. Ese personaje ilustra cómo funciona el ser humano en ciertas condiciones de entorno social y obediencia a la autoridad como exploraban los experimentos de psicología social de Zimbardo o Milgram. Este proceso en lo personal me resulta fascinante y sólo se ve muy someramente, lo cual es una lástima. Que además el personaje sea medio polaco en lugar de ser un agente soviético normal no deja de parecerme un rescoldo de la guerra fría. Lo que veo es una autora estadounidense que no puede asumir remordimiento en un soviético. Porque los soviéticos eran el mal.

Y esto me lleva al momento del barco americano en siberia y cómo los soviéticos esconden a los eslavos mientras el barco está allí. Estamos hablando de 1942 o 1943. Lamentablemente a los militares de Estados Unidos les importaba un carajo quien y como vivían en los gulags. Tenían cosas mucho más importantes en las que pensar, como ganar una guerra. Y si la tripulación del barco informaba a sus superiores, muy probablemente está información morirá ahí. Porque en ese momento era algo irrelevante. Los aliados tenían muchos motivos pragmáticos para luchar, y la terrible situación de algunos era más una cuestión de propaganda. Lo siento, pero el mundo es así.

No obstante todo esto, el libro no está mal escrito y resulta una experiencia de lectura bastante ligera a pesar del tema y apta para públicos jóvenes. Estoy segura de que a mucha gente le gustará bastante más que a mi.

Recomendado para: Completistas y fanáticos de la ambientación.
Abstenerse: Si sentir que buscan manipularte te saca de quicio

Título: Entre tonos de gris
Autora: Ruta Sepetys
Año de publicación original: 2011
Año edición España: 2012
Editorial: Maeva

4 Comentarios

  1. Pues a ver. No me ha dolido jajaja Has sido más suave que con otras reseñas que si me hicieron pedacitos el corazón.

    A mí la historia de amor me chirrió muchísimo, no me encajó y me pareció que sobraba por todos lados.

    Y ¿sabes? Cuando leí el libro fue como “OH DIOS, QUÉ GUAY ES, ME ENCANTA, CINCO ESTRELLAS” pero a raíz de leerte he ido viendo cosas que quizá no me convenzan a mí tampoco… y mi reseña se ha ido a la mierda xD

    No sé, me produjo muchísimos feels y lloré como una condenada, pero sí es cierto que

    a) Nikolai hubiera dado muchísimo más de sí y no se aprovecha
    b) Hay demasiadas escenas traumáticas y poca profundidad en la mente de los presos
    c) Lo del barco americano fue como ¿¿¿¿????

    En fin, que te odio un poco por hacerme cambiar tanto de opinión. Le di cinco estrellas xD ¿Qué hago ahora? Dioses, qué confusión.

    • duxiet

      28 Mayo, 2016 at 18:12

      Mujer, que a tí te moviera también es un valor. No creo que se desmerezca tu valoración original. Al fin y al cabo somos personucas muy diferentes 😛

  2. Vale, pues por lo que he leído, diferimos bastante 😉 , y eso me encanta. Yo disfruté del libro, si por disfrutar se puede entender “cagarse” en el mundo cada dos segundos.
    A ver, también es cierto que yo soy más simple que una patata : me gusta el libro, lo que cuenta y cómo lo cuenta, pues chin pun. Es decir, lo ideal sería hacer como tú haces: un análisis en profundidad que te permita reconocer una posible “manipulación ” o intento al menos , por parte de la autora, pero en el fondo ¿no intentan eso todos los autores de novelas? Otra cosa sería en caso de un ensayo, tesis o artículo, en cuyo caso sí le exigiría más objetividad y menos sensacionalismo.

    Muchas gracias por tu reseña, ya que disfruto enormemente de las opiniones totalmente contrarias a las mías. ¡De todo se aprende!
    ¡Un abrazo!

    • duxiet

      28 Mayo, 2016 at 18:15

      Me encanta diferir. La gente que difiere conmigo me tiende a enriquecer más que la que concuerda.
      Respecto a la manipulación… el arte siempre busca mover sentimientos. Impactar. En algunos casos el impacto es directo y quedas KO, en cuyo caso pasa al siguiente pokemon porque a tí ya te tienen. En otros levantas la ceja porque se ve venir el golpe y eso es superefectivo.
      Perdón, demasiadas horas de pokemon con mi hijo.

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: