El aprendiz, primera parte de una saga de fantasía que acaba de editar Planeta, es uno de esos libros que una lee sin ninguna expectativa por que lo venden como lo venden. De hecho, es un flaco favor para un libro que sea “el último fenómeno wattpad”. Sobre todo porque el “fenómeno wattpad” que tenemos como referencia es After. Si a esto le sumas un comentario positivo de la mismísima Anna Todd lo que tienes es que a los amantes de la fantasía les salten todas las alarmas. Y aún así, lo leí.

portada_la-leyenda-del-hechicero-el-aprendiz_taran-matharu_201506291111 Ésta es la sinopsis oficial: Fletcher no es más que un aprendiz de herrero, hasta que un día descubre que tiene el poder de invocar a demonios de otro mundo. Expulsado de su pueblo viajará hasta la Academia Vocans, donde aprenderá el arte de la invocación. Pronto se encontrará en medio de fuerzas poderosas con un único amigo para ayudarle, su demonio Ignatius. Cuando todo el mundo ha movido sus fichas del juego, deberá decidir de qué bando está. El destino de un imperio está en sus manos…
Sinceramente, no me parece la mejor sinopsis, porque deja de lado el drama, la política del mundo en guerra, la lucha de clases y, como diría Pratchett, el especismo.

En principio el mundo podría tomarse como el clásico mundo de fantasía medieval tanto a un nivel tecnológico como de razas. Al fin y al cabo tenemos como grandes enemigos a los orcos y “duendecillos” (quiero creer que eran goblins originalmente y se trata de un fallo en la traducción) y como “razas aliadas” a humanos, elfos y enanos. Sin embargo la realidad es un poco menos bonita. Los orcos han sido presionados por el avance tecnológico humano que desean deforestar sus tierras. Los elfos han sido arrinconados en los bosques del norte y aunque eran los primeros hechiceros han sido apartados de la hechiceria. los enanos han sido sometidos y tratados como ciudadanos de segunda, viviendo en guettos como trabajadores especializados que sólo son respetados por su habilidad como artesanos y por tener la exclusividad de las armas de fuego que nadie más puede fabricar pues mantienen el proceso en estricto secreto. Además de esto hemos de añadir la opresión de las clases altas (ya sean nobles o solamente adinerados) sobre los plebeyos y sus tejemanejes de poder especialmente sobre asuntos económicos. Es decir, tenemos nuestra dosis de conspiraciones y traiciones. Asi que el mundo estandarizado de fantasía se amplía bastante. Además se adentra bastante en diferencias de costumbres y culturas tanto entre humanos como con otras razas, especialmente se centra en los enanos. Y eso es otro punto a favor.

Por otra parte tenemos la magia. Todos los hechiceros del mundo son en realidad demonólogos y la magia se basa en la energía de los demonios: seres de otra dimensión que se dividen por razas que les dan su característica. Cada hechicero tiene una cierta capacidad de manejar energía demoníaca y puede tener tantos demonios hasta llegar a esa capacidad. Es decir, si tu capacidad es 5 podrías tener un demonio de 3 y uno de 2 o 5 demonios de uno… Todo muy videojuego. Todo muy… Pokemon. Es más, es una clara inspiración que el autor reconoce. Lo bueno de este sistema es que de este modo está limitado en tanto a la capacidad individual como a la genérica (hay cosas que puede hacer un individuo y cosas que no, y eso es todo). Y posiblemente una magia limitada y estructurada sea el mínimo que yo le pido a la magia.

Por su lado los personajes son bastante planos y sin apenas evolución. Se basan en tópicos maniqueistas: los nobles o ricos son egoístas y malvados, los pobres son humildes y simpáticos aunque pueden ser manipulables. Los guardias son crueles. Los maestros que son bastardos o hijos menores de familias nobles son amables. Los demás son unos monstruos. He aquí uno de los principales puntos débiles del libro. 

En definitiva, tenía tan poca confianza en el libro que ha resultado una agradable sorpresa: bastante bien hilada, que no olvida demasiados detalles, y con suficiente misterio, conflicto y acción general.
Obviamente es una primera parte, y por tanto deja las cosas en un punto de impacto para hacerte seguir leyendo, a pesar de lo cual cierra bastantes temas y deja sensación de haber leído una obra y no una mínima parte.

Recomendado para: Principiantes en la fantasía con altas exigencias, niños de los 90.
Abstenerse: Si necesitas algún romance para considerar un libro como tal

Título: El aprendiz (La leyenda del hechicero #1)
Autor: Taran Matharu
Año de edición: 2015
Año de publicación es España: 2016
Editorial: Planeta