Danza de Letras

Al son de las palabras

Nieve como cenizas. Como nevar en invierno

Nieve como cenizas era una de esas novedades de fantasía juvenil en las que al leer la sinopsis le ves posibilidades. Más de fantasía que de otro género. Así que le di la oportunidad.

28053589 Hace dieciséis años, un grupo de 25 inverneños consiguió escapar de la derrota de su reino a manos del rey de Primavera. El relicario que contiene la magia de Invierno fue partido y ellos apenas pueden sobrevivir refugiados y llevando la vida de unos nómadas delincuentes. Hoy ya sólo quedan ocho de ellos. Dos jóvenes, una huérfana y el futuro rey, se entrenan para luchar contra la magia oscura de Angra, el malvado rey que les arrebató todo.
Meira está dispuesta a hacer cualquier cosa para recuperar el relicario. Su deseo es convertirse en guerrera y liberar a los inverneños esclavizados de su opresor, pero el destino tiene otros planes, y no solo tiene que pelear contra el enemigo sino también contra sus sentimientos, y animarse a creer en ella misma… y en sus sueños.

Voy a empezar por el final. Esta saga es el nuevo Trono de Cristal. La protagonista principal tiene el mismo tipo de historia y secretos y los dos chicos de su triángulo amoroso también parecen cortados por el mismo patrón.Y si, he dicho triángulo amoroso. Porque está historia es tópica en todo punto.

Como ya he dicho la protagonista es la típica del género: adolescente que necesita demostrar y demostrarse lo badass que es. Además su arma es el chackram, igual que Xena la tía más badass en la historia de los personajes badass. Eso ya es una declaración de intenciones. (No voy a ponerme en lo extremadamente complicado que es el chackram, un arma de élite del pueblo sikh el cual es reconocido por sus excelentes guerreros. Podría pero…). De hecho para ser tan badass es exasperantemente insegura y al mismo tiempo demasiado manipulable. En otras palabras, un carácter inestable cuyas reacciones no siempre se entienden.

Pero lo que realmente me disgusta son los detalles del mundo.

Primero el tema de la magia. La magia es un recurso natural que surge de un punto inaccesible de la geografía del mundo. Para usarla se necesita un objeto que sirva de canal. Sólo hay ocho de ellos, cada uno ligado al linaje de cada casa real de los ocho reinos en los que se divide la tierra. Esta es la única limitación de la magia. La persona que tiene el objeto y el linaje adecuado puede hacer lo que quiera. Sin costes. Magia ilimitada. Qué penita.
Por otra parte esta el propio mundo. Conformado por ocho reinos, cuatro de ellos son reinos cíclicos.E s decir, reinos con cuatro estaciones. Los cuatro restantes son los reinos estacionales, en los cuales siempre es una única estación. Una estación extrema y estereotípica difícilmente creíble. Tal vez si se hubieran molestado en generar zonas de influencia climática o una flora y fauna específica o adaptada. No era tan complicado. Entiendo que puedan decir que estoy siendo demasiado estricta. Que la suspensión de la realidad soluciona eso. Y puede que para otro sea así. Pero para mi estos detalles ponen muy en peligro la suspensión de la realidad. He terminado con la sensación de que lo que la autora quería al final era una Elsa y un Jack Frost por pura estética.

Por lo demás la historia es predecible del primer al último punto. No mal llevada, pero si carente de giros interesantes. Si permite pasar el rato, pero sin mayor interés

Recomendado para: Fans del trono de cristal e historias similares.
Abstenerse: Frikis del worldbuilding y geeks furiosos.

Título: Nieve como cenizas (nieve como cenizas #1)
Autor: Sara Raasch
Año de publicación original: 2014
Año de edición: 2016
Editorial: Del Nuevo Extremo

2 Comentarios

  1. Querida tirana:
    Como siempre, magnífica reseña. No he leído el libro, así que poco puedo aportar, pero estoy de acuerdo con todo lo que dices. El poder ilimitado es peligroso, además de que le quita bastante encanto a la historia. Y bueno, lo de las estaciones y eso… No hay más que decir. Son “detalles” estridentes que no te puedes quietar de la cabeza, un run run constante.
    Un beso mu grande, Noomi.

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: