Danza de Letras

Al son de las palabras

Mes: junio 2016 (página 2 de 4)

Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café. Sorbos de (ir)realidad

cosas-que-escribc3ad-mientras-se-me-enfriaba-el-cafc3a9-467x350
Lo curioso cuando una lleva un blog como éste es que, aunque crea que ya lo ha visto casi todo, siempre queda algo nuevo que hacer o algo nuevo que descubrir. Hoy la novedad se llama bookblogtour y debo agradecer la experiencia tanto a Eva de la Reina Lectora por darme sutiles empujoncitos para que haga cosas, como al autor de este libro y verdadero motor del bookblogtour: Isaac Pachón.

51mxkdvyohl-_sx347_bo1204203200_ Entonces, ¿qué es exactamente “Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café”? Pues un libro de relatos cortos, pensado para esas lecturas en tiempos muertos. Para leer mientras se enfría el café, mientras vamos de un lugar a otro: en el autobús, en el metro. En una sala de espera. Son porciones de una realidad o irrealidad bien destiladas que duran lo justo y necesario para llenar nuestra vida un poco sin entorpecer el ritmo casi maníaco que a veces nos imponemos. Es un totum revolutum de historias que van de Nueca York a Venecia y de Barcelona a Marraketch. De jóvenes camareros a jubilados excéntricos, de los corazones solitarios a los amantes cautivos de si mismos.
Y todo tan variado, tan grande y tan pequeño al mismo tiempo como una buena taza de café.

Pachón tiene una voz narrativa potente, flexible pero que transciende todas y cada una de las historias. Porque el café, aunque variado, siempre sigue siendo café. La narrativa de estas historias puede ser diferente entre sí: diferentes estilos, diferentes técnicas, pero siempre un mismo poso.

En lo personal, cuando hablamos de libros de relatos me gusta especialmente que éstos tengan un hilo conductor o cuando menos algo que los relacione entre sí. En este caso tenemos dos cosas: el café, que en su cotidianidad aparece siendo hecho, consumido, vendido, o como parte del telón de fondo de las historias y la estructura final de todos los relatos. Porque estos relatos juegan siempre con el doble sentido. Cómo una situación común que parece una cosa resulta ser otra diferente. Cómo podemos presentar una historia de modos distintos, terminando con un giro que dote de un sentido completamente nuevo las últimas páginas leudas. Un arte tal vez. Una firma, o incluso el sello personal de toda obra de artesanía. De hecho, el volumen no es en absoluto un continuo pero da suficiente sensación de cohesión para saber que la compilación no es fruto de un arranque creativo si no que ha sido firmemente estudiada.

¿Es recomendable? Por supuesto. Es una lectura agradable y ligera que podría sin problemas hacerse del tirón del mismo modo que puede tomarse con calma durante semanas. Una experiencia agradable que te acerca la poética de lo cotidiano y la nostalgia propia de esas cosas que estarán siempre ahí.

Recomendado para: Impacientes, líricos, ocupados y amantes del café
Abstenerse: Si quieres pasar los próximos tres días inmerso en una sola historia.

Título: Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café
Autor: Isaac Pachón
Año de edición: 2015
Editorial: Autoeditado

Corazones de hierro. Robótica sin Asimov

Recibí por sorpresa la petición de reseñar la primera parte de Corazones de hierro, titulada Buscadores de Destinos, junto con sus tres precuelas. No estaba muy segura de aceptar porque ya me lo presentaron como infantil-juvenil (y yo me lo catalogo como middle grade). Pero le tengo cierta amor al tema de la robótica gracias a Asimov y decidí darle la oportunidad… Y no me arrepiento de nada.

51kewgei0el-_sy445_ql70_Tras la Tercera Guerra Mundial, los robots se rebelaron contra el hombre. Hoy día, ya no quedan humanos, sólo robots que viven en ciudades perfectas, en una sociedad perfecta.
En la ciudad de Oxterion1 vive RObb7, un joven androide perteneciente a La Cadena, la categoría más baja de la sociedad. Él es un robot diferente… y es que por las noches, mientras los demás robots permanecen apagados en recarga, RObb7 sueña. Y esos sueños le llevarán a buscar la verdad más allá de la Doctrina Robot y de la realidad en la que siempre ha vivido.
¿Por qué eran malos los humanos? ¿Han muerto todos? ¿Los robots tienen alma? Estas preguntas y sus sueños le guiarán en una aventura que cambiará el mundo.

Allí donde se hable de vida artificial, inteligencia artificial, robots o androides siempre estaremos hablando de las grandes preguntas. O al menos de aquellas que tratan sobre la naturaleza humana. Y esta obra no es una excepción. Qué son y cómo se manejan los sentimientos, que son las relaciones humanas (parentesco, afinidad, competencia, amistad, amor…) e incluso qué implica estar vivo o cual es la naturaleza del alma. Todos estos temas están presentes tanto es Buscadores de Destinos como en sus precuelas. Pero todo ello tratado en una aventura de autodescubrimiento y de descubrimiento del mundo por parte de un joven robot tenido en cuenta entre los suyos como un neorobot, lo que sería un niño.
El resultado es una historia entretenida aunque ligeramente introductoria (lo cual es lógico dado que es la primera parte de una trilogía) que abarca temas complejos sin entrar en excesos filosóficos o teológicos.

Buscadores de Destinos es ante todo una novela de mundo. O al menos lo es de momento, mientras no se desarrolla más profundamente una evolución en los personajes que de momento sólo se intuye. Respecto al mundo, se basa en la idea de una sociedad robot libre de humanos y comandada por una IA de gran potencia y absolutamente libre de las leyes de la robótica de Asimov. Lo curioso de esto es que las leyes de la robótica se volvieron tan populares por ser de una lógica impecable que hoy día se orograman por defecto en las IA en desarrollo. Por eso y porque los que se dedican a la robótica son unos fricazos, supongo. Yo lo haría en todo caso.
Por supuesto una IA libre de las leyes de la robótica puede ser todo lo misántropa que quiera. Y eso puede ser mucho dado que la humanidad ha demostrado de largo ser caótica, ilógica e irracional en grado sumo. De hecho es alrededor de esta idea como se desarrolla la Doctrina Robot, una serie de normas y conocimientos establecidos como dogma inamovible a un estilo totalitario religioso. Ponerla en duda o infrigirla es no sólo impensable, si no peligroso. Posiblemente la Doctrina sea uno de los puntos más interesantes del mundo.

Sin embargo el mundo va más allá: sociología robot, producción y competencia entre ciudades robot, cultura y mitología humanas… El libro está lleno de detalles que apuntan a un buen worldbuilding que posible veamos más en otros volúmenes.

En resumen, una buena experiencia de lectura especialmente recomendada para jóvenes que no conozcan o se atrevan aún con los grandes de la ciencia ficción pero se sientan atraídos por los temas.

Recomendado para:Lectores jóvenes, principiantes en la ciencia ficción (blanda) y locos de la robótica
Abstenerse: Quien desee ciencia ficción adulta, con temas no tocados antes o enfoques de ciencia dura

Título: Buscadores de Destinos (Corazones de Hierro #1)
Leyendas de Hierro (Corazones de Hierro #0)
Autor: Javier Santolobo
Año de edición: 2015
Editorial: Coldwinter Stories

Neverwhere. Bienvenidos a Londres de Abajo

La historia de esta lectura es curiosa. Un día estaba en twitter cuando empecé a ver una oleada de amor incondicional a Gaiman, a la que me uní alegremente porque… ¡es Gaiman! Y hablando, descubrimos que un puñado de nosotros o teníamos este libro en concreto pendiente o bien hacía mucho que lo leimos por última vez, así que surgió una lectura conjunta. ¿A que son maravillosas las redes sociales?
9788499189529[1]

En el subsuelo de Londres, como debajo de cada gran ciudad, existe un mundo desconocido e invisible, plagado de extraños seres, en el que sobrevivir depende de abrir las puertas adecuadas.
Richard Mayhew es un hombre normal, con una vida normal. Está prometido y trabaja en la City de Londres… de Londres de Arriba. Pero una noche su camino se cruzará con el de Puerta, una joven extraña que está claramente en apuros… y Richard decide ayudarla. Así comenzará un periplo por el Londres de Abajo, donde tendrá que luchar por sobrevivir en un mundo completamente loco y desconocido mientras sigue ayudando a la joven Puerta que debe averiguar por qué mataron a su familia.

Pienso sinceramente que es más difícil reseñar un libro que te encanta que reseñar uno que sólo te gusta o incluso un libro que odias. Sobre todo si quieres mantenerte medianamente seria y no escribir mil páginas de fangirleos sin sentido. Por esto, esta reseña me está costando la vida. Me explico. Leí Neverwhere por primera vez hará unos diez años, más o menos por aquel entonces estaba empezando con Gaiman. Había leído Sandmans y otras novelas gráficas y American Gods. Y entonces llegué a Londres de abajo. Y me enamoré completamente de él.

Como ya sabéis, soy una friki de las hadas y de los mundos feéricos en general. Londres de abajo es extraordinariamente feérico. Tenemos la costumbre de pensar en los feéricos siempre como cosas del imaginario medieval que no han evolucionado. Pero, ¿y si lo hubieran hecho? Si las hadas tuvieran que vivir entre nosotros, sus reinos tendrían mucho de nuestras ciudades, lo mismo que lo tenían en sus tiempos de nuestras cortes y nuestros pueblos. Londres de Abajo me parece una amalgama de reinos feéricos como Londres de Arriba es una amalgama de pequeñas poblaciones que fueron absorbidas poco a poco por la gran-entidad urbe. De hecho creo que no soy la única que lo ha visto así. Para mi el mercado de Londres de Abajo es la inspiración directa del Troll Market de Hellboy 2 (una película muy muy feérica).

c7b9476a3bd0145b39f3f15648d76ef1

El Troll Market de Hellboy 2. No me digáis que no se da un aire.

Y si bien mucha gente considera que esta historia es una revisión de Alicia, que es un sinsentido crítico con la sociedad de su tiempo (y algo de razón tienen: la parte superficial de Londres de Abajo se ve como los despojados del Londres de Arriba o como explicaba Anestesia la “gente que se cuela por las rendijas del mundo”) lo cierto es que Gaiman no escribe sinsentidos. Todo lo que escribe tiene una lógica extraordinariamente fuerte. Onírica y no aplicable a lo que conocemos como mundo real, pero sólida.

Gaiman tiene una enorme capacidad para escribir grandes personajes, los cuales a veces no son precisamente los protagonistas. En este caso es así. Richard es anticarismático y hasta anticlimático. Es un personaje que evoluciona y se enajena hasta el infinito y tiene muchísima gracia verlo deambular por un mundo que no le corresponde una y otra vez. Puerta es básicamente la excusa, como lo son otros personajes en otras obras de Gaiman (como Barbie en “Sandman: un juego de ti”) Ambos son personajes que están para dejarse arrastrar a través de un mundo que les queda grande: uno porque no pertenece a él y no lo comprende y la otra porque aún no ha roto su cascarón. Lo que tenemos son grandes personajes “secundarios”. Valdemar y Crouch, los mamporreros profesionales, son decididamente magníficos en toda su expresión retorcida pero honorable de quien honradamente disfruta de su profesión porque está en su propia naturaleza. La personalidad del ángel de Londres, Islington, (y sus cancioncitas ya que estamos) es también una delicia. Y, por supuesto, todos los lectores se enamoran del Marqués de Carabás. Esa especie de apagafuegos que se cobra todo en favores es posiblemente la cosa más feérica que jamás pudo salir de mente humana. Y el relato de Cómo el Marques recuperó su abrigo (que en mi edición es un extra que adoré) no hace más que confirmalo, además por supuesto de ampliar mucho el mundo de Londres de Abajo con cosas nuevas y cosas apenas nombradas en la novela.

Londres de Abajo enamora. Pero además, hace que no vuelvas a ver igual Londres de Arriba. Si después de leer Neverwhere no miras con aprensión el hueco entre el andén y el vagón en el metro de Londres o no vas al mercado de Candem sólo para comer un curry… es que no tienes imaginación, amigo.

Recomendado para: Todo el mundo. No se me ocurre nada malo de este libro… Excepto que odies el estilo de Gaiman, claro.
Abstenerse: Si no te gusta leer. Entonces tienes la adaptación al cómic.

Título: Neverwhere
Autor: Neil Gaiman
Año de publicación: 1996
Última edición en España: 2015
Editorial: Roca Editorial

El Aprendiz. Demonio, te elijo a tí.

El aprendiz, primera parte de una saga de fantasía que acaba de editar Planeta, es uno de esos libros que una lee sin ninguna expectativa por que lo venden como lo venden. De hecho, es un flaco favor para un libro que sea “el último fenómeno wattpad”. Sobre todo porque el “fenómeno wattpad” que tenemos como referencia es After. Si a esto le sumas un comentario positivo de la mismísima Anna Todd lo que tienes es que a los amantes de la fantasía les salten todas las alarmas. Y aún así, lo leí.

portada_la-leyenda-del-hechicero-el-aprendiz_taran-matharu_201506291111 Ésta es la sinopsis oficial: Fletcher no es más que un aprendiz de herrero, hasta que un día descubre que tiene el poder de invocar a demonios de otro mundo. Expulsado de su pueblo viajará hasta la Academia Vocans, donde aprenderá el arte de la invocación. Pronto se encontrará en medio de fuerzas poderosas con un único amigo para ayudarle, su demonio Ignatius. Cuando todo el mundo ha movido sus fichas del juego, deberá decidir de qué bando está. El destino de un imperio está en sus manos…
Sinceramente, no me parece la mejor sinopsis, porque deja de lado el drama, la política del mundo en guerra, la lucha de clases y, como diría Pratchett, el especismo.

En principio el mundo podría tomarse como el clásico mundo de fantasía medieval tanto a un nivel tecnológico como de razas. Al fin y al cabo tenemos como grandes enemigos a los orcos y “duendecillos” (quiero creer que eran goblins originalmente y se trata de un fallo en la traducción) y como “razas aliadas” a humanos, elfos y enanos. Sin embargo la realidad es un poco menos bonita. Los orcos han sido presionados por el avance tecnológico humano que desean deforestar sus tierras. Los elfos han sido arrinconados en los bosques del norte y aunque eran los primeros hechiceros han sido apartados de la hechiceria. los enanos han sido sometidos y tratados como ciudadanos de segunda, viviendo en guettos como trabajadores especializados que sólo son respetados por su habilidad como artesanos y por tener la exclusividad de las armas de fuego que nadie más puede fabricar pues mantienen el proceso en estricto secreto. Además de esto hemos de añadir la opresión de las clases altas (ya sean nobles o solamente adinerados) sobre los plebeyos y sus tejemanejes de poder especialmente sobre asuntos económicos. Es decir, tenemos nuestra dosis de conspiraciones y traiciones. Asi que el mundo estandarizado de fantasía se amplía bastante. Además se adentra bastante en diferencias de costumbres y culturas tanto entre humanos como con otras razas, especialmente se centra en los enanos. Y eso es otro punto a favor.

Por otra parte tenemos la magia. Todos los hechiceros del mundo son en realidad demonólogos y la magia se basa en la energía de los demonios: seres de otra dimensión que se dividen por razas que les dan su característica. Cada hechicero tiene una cierta capacidad de manejar energía demoníaca y puede tener tantos demonios hasta llegar a esa capacidad. Es decir, si tu capacidad es 5 podrías tener un demonio de 3 y uno de 2 o 5 demonios de uno… Todo muy videojuego. Todo muy… Pokemon. Es más, es una clara inspiración que el autor reconoce. Lo bueno de este sistema es que de este modo está limitado en tanto a la capacidad individual como a la genérica (hay cosas que puede hacer un individuo y cosas que no, y eso es todo). Y posiblemente una magia limitada y estructurada sea el mínimo que yo le pido a la magia.

Por su lado los personajes son bastante planos y sin apenas evolución. Se basan en tópicos maniqueistas: los nobles o ricos son egoístas y malvados, los pobres son humildes y simpáticos aunque pueden ser manipulables. Los guardias son crueles. Los maestros que son bastardos o hijos menores de familias nobles son amables. Los demás son unos monstruos. He aquí uno de los principales puntos débiles del libro. 

En definitiva, tenía tan poca confianza en el libro que ha resultado una agradable sorpresa: bastante bien hilada, que no olvida demasiados detalles, y con suficiente misterio, conflicto y acción general.
Obviamente es una primera parte, y por tanto deja las cosas en un punto de impacto para hacerte seguir leyendo, a pesar de lo cual cierra bastantes temas y deja sensación de haber leído una obra y no una mínima parte.

Recomendado para: Principiantes en la fantasía con altas exigencias, niños de los 90.
Abstenerse: Si necesitas algún romance para considerar un libro como tal

Título: El aprendiz (La leyenda del hechicero #1)
Autor: Taran Matharu
Año de edición: 2015
Año de publicación es España: 2016
Editorial: Planeta 

El jinete y el mago. Buena introducción a la fantasía clásica

Atención: El jinete y el mago es una novela que está en proceso de conseguir apoyos en una plataforma de publicación por crowfounding (libros.com). Si os interesa apoyarla, podeis hacerlo pinchando este enlace.

Últimamente estoy teniendo algunos honores en mi vida lectora. Y uno de ellos ha sido poder leer El jinete y el mago cuando aún está en plena búsqueda de financiación para su edición. Por tanto, he leído algo no definitivo pero si muy parecido a la versión final y me siento tremendamente afortunada por la oportunidad y la confianza.
¿Qué es El jinete y el mago? Pues es el primer tomo de una saga de fantasía juvenil muy centrada en la fantasía más clásica. Una obra ideal para aquellos a los que la fantasía clásica da un poco de miedo, pero le tienen curiosidad. Porque es fiel a su espíritu, pero ligera en las formas.

e7acdf7797c1b29a9ff9263fcd323e2fd6729835[1]Una alianza de humanos, elfos y enanos ha derrotado para siempre a todas las razas orcoides que eran los grandes enemigos de la civilización en Yllir. Pero esta victoria sólo fue el comienzo de una guerra aún mayor. Los enanos, ajenos a la magia pero maestros de la tecnología, decidieron extender su dominio sobre toda la tierra y para ello masacraron a la raza mágica menos numerosa: los dragones. De este modo comenzaron una cruenta guerra contra toda la magia y, con el tiempo, contra todas las razas de Yllir. ¿Habrá algún modo de recuperar el equilibrio del mundo?
Yhandrek, un joven guerrero miembro de los jinetes del dragon arrojado y algo arrogante, junto a un mago recién licenciado y muy inseguro de si mismo llamado Athrair y una muchacha ciega llamada Mhaireen deberán descubrirlo en un periplo en el que tendrán que descubrir cómo funciona el mundo, las personas, la amistad e incluso el amor. Y sobre todo, aprender en quién pueden confiar.

Como ya he comentado la historia de El jinete y el mago es una historia de fantasía que tiene todo el sabor de la fantasía clásica. El mundo, las razas, todo lleva a ese estandard de fantasía que quien haya jugado a rol tendrá totalmente integrado y quien no al menos será lo que más fácilmente identifique con el género. La exploración de los sistemas sociales y religiosos de las razas supervivientes es somera, pero suficiente para hacerte a una idea de que está bien pensanda. Y evita en todo momento un exceso de descarga de información, lo cual siempre es una buena noticia.

Además tenemos un libro que describe muy bien un sistema mágico complejo en el que es completamente necesario que muchas cosas diferentes funcionen y funcionen completamente simplemente para que exista la energía mágica para crear cualquier cosa. Y eso ya es un enorme punto a favor en un mundo que puede parecer común. Por lo demás la magia tiene limitaciones y formas específicas de hacerse (palabras y gestos), cosa que entronca mucho con la tradición de fantasía europea.

Pero sobre todo tenemos una obra de personajes. Personajes que deben crecer, madurar, aprender y que se les puede ver hacerlo poco a poco. Personajes que viven una evolución realista en un entorno bastante hostil. Son personajes pensados para un público joven, personajes con los que identificarse de un modo u otro. Pero que también considerarán lógicos y coherentes lectores más experimentados.

Por último, como experiencia de lectura se hace ameno y sencillo de leer aunque no del todo absorvente. Tiene un buen ritmo interno y nada de lo que quejarse respecto a ningún tipo de escenas. Un libro solvente, en definitiva.

Recomendado para: incondicionales de la fantasía, viejos roleros, gente que quiere fantasía clásica pero le da miedo empezar una saga como Dragonlance.
Abstenerse: Alérgicos a las estructuras clásicas del género.

 

Antiguas entradas Recientes entradas

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑