Danza de Letras

Al son de las palabras

Mes: Julio 2016

El fin de la eternidad. El tiempo es el que es.

El mes de junio es extraño para la mayoría de la gente. Los que estudian, porque tienen exámenes. Y los que ya no estudiamos porque nuestras fierecillas acaban las clases y nos desmontan la vida. Así que el Club Eureka solo hizo una lectura este mes, y la elegida fue El fin de la eternidad. Ese clásico de la ciencia ficción de Asimov que es, en parte, referente para obras posteriores de viajes en el tiempo.

9788497933537[1]

La Eternidad es una institución que teóricamente regula los intercambios comerciales entre diversas épocas. Pero en realidad lo que hace es vigilar la historia humana y evitar sus catástrofes aunque esto implique limitar sus maravillas también. Andrew Harlan es un eterno, un ejecutor. Su trabajo implica calcular e introducir los cambios en la historia. Y es muy bueno. Para el la Eternidad lo es todo… O lo era hasta que se enamora de una fascinante mujer ajena a la institución: Noys Lambert. Por ella Harlan estará dispuesto a saltarse cuantas reglas sea necesario. Incluso a arriesgar la existencia de la propia Eternidad.

Debo reconocer que soy una friki de Asimov. Si es de Asimov, me gusta. Incluso el primer viaje alucinante me gusta y no le gustaba ni a él. Pero en el caso de El fin de la Eternidad no se trata de mi frikismo por mi querido “Agatha Christie del espacio”, si no de una buena novela con un fondo increíble.

Porque si algo caracteriza las obras de Asimov es la reflexión filosófica y el tratamiento escrupulosamente científico dentro de un marco especulativo. Y trata como ciencia también las ciencias sociales, lo cual a mí me parece de lo más refrescante. En el caso de este libro, la ciencia no está tan centrada alrededor del viaje del tiempo en sí (aunque menciona conceptos de fisica y tiene en cuenta cálculos y obtención de energía) como alrededor de la sociología y la historia y su conducción. Y esto es algo que encuentro fascinante y creo que no perderá su encanto nunca.

Puede que su narrativa no sea la mejor, y no lo es, pero si es sencilla a pesar del contenido y con una tendencia al tono de la novela policíaca que la hace rápida y elimina la sensación de “tochazo” que otros autores del género pueden dejar.

Si bien el trabajo de personajes no es  en general espectacular (especialmente me disgusta la falta de evolución de muchos secundarios y el manejo de Noys, demasiado estereotipada y cercana a la femme-fatale), el desarrollo de Harlan desde el perfecto eterno apegado a las normas hasta su final pasando por todas sus dudas y dilemas si que resulta bastante meritorio.

Una auténtica referencia en el género, que hace profunda la idea de la “policía del tiempo”

Recomendado para: gente que disfruta con la filosofía, agentes del Ministerio del Tiempo
Abstenerse: si necesitas acción trepidante y creerte la trama romántica

Título: El fin de la Eternidad
Autor: Isaac Asimov
Año de publicación: 1955
Última edición en España:2009
Editorial: Debolsillo

La ciudad del fuego eterno. Otro modo también es posible

La ciudad del fuego eterno es la primera parte de una saga que se llama Leyendas y Elementos y tiene la particularidad de que está publicada de forma libre. Se puede bajar gratuitamente de la web de su autor. Así que si teneís curiosidad, pinchad aquí  Yo la leí gracias a Lidia del blog la literatura de los dormidos despiertos, que organizó una lectura conjunta via twitter.

Sí, esta portada tan preciosa lleva el sello de Lehanan Aida, una muy buena ilustradora que os recomiendo seguir de cerca.

29443036[1]La ciudad de Flergen, una de las más importantes del mundo y con una enorme población comenzó a arder con unas llamas azules incontenibles e inextinguibles… y Flergen cayó.
Al mismo tiempo, el famoso elementalista de fuego Erik Laurie desaparece. No tardan en surgir todo tipo de sospechas y acusaciones no sólo contra Erik sino contra todos los Elementalistas.
Un año después Hans comienza un viaje para buscar a su hermano o demostrar su inocencia que abarcará todo Thalassia… pero sus pasos le guiarán hasta nuevos misterios y problemas, nuevos compañeros y tal vez la culminación de los estudios sobre los peligrosos Leviatanes.

La narración sigue dos líneas, por un lado la búsqueda de Hans y por otro la vida y aprendizaje de Matt, un joven con talento para el elementalismo al que Hans encuentra entre contrabandistas y al que debe un favor.

La mayor parte del peso de este volumen se centra en la historia de Matt, que no se aleja demasiado de cualquier otra obra sobre aprendizaje del personaje principal en una institución (Canavan, Rothfuss, LeGuinn…). Con la salvedad tal vez de que los personajes son todos ellos muy entrañables. Especialmente aquellos que son elementalistas. En el caso de los apoyos de Matt fuera de la escuela de elementalismo, quedan más desdibujados y peor retratados. Puede que su importancia relativa en la mente del autor sea menor en el futuro y eso se note, o puede que simplemente no ha sabido hacer con ellos el magnífico trabajo de humanización que ha conseguido con los demás. Incluso el alivio humorístico que vendría a ser Tom parece tener mucho más detrás.

La pega que le pondré es que el carácter dulce, tímido pero cordial y confiado de Matt no cuadra en absoluto con su experiencia como contrabandista. Es lo único de la construcción de personajes que no termina de cuadrarme.

La búsqueda de Hans queda muy diluida en el total de la novela, hasta el punto de que hay momentos en los que sencillamente te olvidas de ella. Hasta que en los capítulos finales te da un puñetazo en la cara y, infodumping mediante, te reexplica el mundo. En estos últimos capítulos coge una velocidad vertiginosa, para dejar la aventura completamente abierta. Y además de modo que realmente promete.

En general puedo decir sin miedo a equivocarme que es una obra que se lee con gusto, con cuyos personajes se puede conectar y que no se hace pesada. Narrativamente es sencilla pero efectiva.

¿Su problema? (Porque si, hay problema). El worldbuilding deja bastante que desear. La cantidad de referencias a cosas que existen en nuestro mundo es excesiva, y descoloca. Los chistes sobre la cerveza y la pizza hawaiana están muy bien. Pero no ayudan a centrar el mundo que ya de por si carece de elementos para poder centrar su nivel de desarrollo tecnológico. Tampoco se entiende la continuidad etnográfica de las culturas inspiradas en culturas de nuestro mundo, dándose una mezcolanza sin mucho sentido de ingredientes de estas.En muchas ocasiones además bastaría con usar un nombre nuevo para un concepto conocido para evitar este efecto. No se ha tenido en cuenta cosas muy básicas de un mundo como la geografía, los climas, las culturas y sus múltiples influencias. Es decir, el mundo no se ha trabajado por si mismo si no que ha surgido según la necesidad del autor en cada momento y es por tanto poco consistente y caótico. ¿Lo bueno? Es una obra bastante abierta como para que parte de esto pueda corregirse sin alterar la trama.

En definitiva, entretenido de leer y disfrutar a pesar de sus fallos. Y más entretenido aún de comentar con el autor, quien es accesible y muy simpático.

Recomendado para: buscadores de otras fantasías, emotivos fans de la construcción de personajes
Abstenerse: Frikis del Worldbuilding

Título: La ciudad del fuego eterno (Leyendas y elementos #1)
Autor: Samuel Vargas

Última Batalla: El Señor de las Bestias. Fantasía densa

Erase una vez en una galaxia muy muy lejana, un autor me escribió para preguntarme si haría una reseña de su libro y me indicó que le pidiera un ejemplar a la editorial. Le dije que claro, pero en ese momento le debía una reseña a la editorial que tardé bastante en entregar porque quería hacerla en vídeo… y por tanto tardé mucho en pedir el libro del autor que me había pedido la reseña. Por suerte, éste ha sido más que comprensivo conmigo. Espero que la comprensión siga incluso después de esta reseña. UBSB-P[1]

Esta vez os pondré la sinopsis oficial, porque creo que es su mejor márketing. Hace mucho por el libro.

Un reino en guerra. Una reina amenazada. Un ejército invasor. Un falso emperador. Una batalla del pasado. Un campeón exiliado. Un comandante poderoso. Un traidor impetuoso. Unas armas malditas. Unos dioses olvidados. Y el Señor de las Bestias dispuesto a acabar con todo lo nombrado. Pero hay algo que su voluntad ignora, algo inadvertido también para el resto del mundo: la llegada de un nuevo recluta, el emigrante del sur que hallará el poder y el destino del mundo en sus manos.
Un mundo amenazado por la codicia de un ser maligno se ve sometido a la guerra. Criaturas llegadas de tierras lejanas arrasan las fortalezas de las razas aliadas. Egeo siempre pensó que sería un recluta más, pero el destino y la voluntad de los dioses son impredecibles, y su valor y su honor serán la clave para, llegado el momento, mirar a los ojos del mal y poner a prueba su propia voluntad.

 Egeo será nuestro narrador en la primera parte del libro, un narrador en primera persona que nos da las impresiones iniciales del mundo y de los personajes principales. Egeo es el típico joven con madera de héroe, que tira para lo honorable y es bastante abierto de mente aunque de juicio rápido. Y con esa apertura y ese juicio nos presenta su reino, lo que sabe de la historia del mismo, y los compañeros de aventura. Algunos de ellos destinados a ser sus compañeros poco tiempo y otros que serán importantes hasta prácticamente el final de la historia. 

El grupo de aventura de la parte central del libro queda centrado en un grupo de elite formado por razas estándar de fantasía: enanos, orcos negros, dos tipos de elfos y humanos. Que lucharán con orcoides primero y con ejércitos de sus mismas razas poblados de traidores de su propio ejército. Pero esto es básicamente ambientación. 

De hecho la historia gira alrededor de dos conceptos: la caída moral de los personajes en la guerra por motivos ordinarios o mágicos y la naturaleza de las deidades. Es más, esta exploración nos llevará a cambiar a un nuevo narrador a mitad del texto. Curiosamente ese cambio hace que se pierda una interesante oportunidad de exponer el mundo interno de Egeo y su evolución.

El problema del libro está en la longitud de la obra con relación a su magnitud. Los temas son grandes, la trama en si es bastante recta, pero da para muchísimo más y la obra es corta. El resultado es una narración muy densa. No trepidante ni apasionante, densa. Lo suficiente como para tener la sensación de que detrás del libro hay un agujero negro llevándose páginas. Así, por supuesto, es difícil apasionarse por una historia que por lo demás tiene todos los ingredientes de una buena novela de género. 

Recomendado para: Mentes supernova que iluminen la narrativa. 

Abstenerse: Lectores con otros estímulos cerca, os despistareis casi seguro.

Título: Última Batalla: El señor de las Bestias

Autor: José Loma

Año de edición: 2015

Editorial: Editorial Nazarí

El guardián. Oscuridad en la luz

Que tengo debilidad por la fantasía patria no es un secreto. Que me gusta darle oportunidades a cualquier obra cuya sinopsis despierte el más mínimo interés, publicada o autopublicada tampoco lo es. Esa es mi principal si no única razón para leer El Guardián, que parece ser al ópera prima de un escritor muy joven.

el-guardian-mario-buenaventura Félix Loweda es un joven campesino del reino de Guizuí de 17 años. Su vida es todo lo corriente que puede ser una vida, hasta que pierde a sus padres a manos de una misteriosa criatura de ojos rojos. Él consigue escapar de un modo que no comprende y pero ahora tiene muchas preguntas. ¿Qué era esa bestia? ¿Por qué le perseguía? ¿Y qué era esa aura dorada que le salvó en el último instante? El destino querrá que se cruce con un par de cazarrecompensas a los cuales acompañará en un largo camino lleno de aventuras y peligros. Viajarán a Málidor, la capital del reino, donde Félix encontrará el amor en una joven y el encanto de la lucha por la justicia en su espada. Pero las preguntas que le atormentan siguen allí, y todo a su alrededor se desmorona cuando descubre la gran amenaza que se cierne sobre todo el continente… y que él es el único que, quizás, puede detenerla.

El guardián es una novela de fantasía bastante estándar. El mundo es el típico mundo medieval, sin demasiadas variaciones a los mundos habitualmente utilizados en este tipo de literatura. Eso si, es un mundo casi por entero humano en el que sólo hay una raza extraña. Sociológicamente no hay multiplicidad de pueblos. Ni organizaciones sociales y no se habla de religión (aunque si levemente de folcklore). En resumen un mundo sencillo que si bien parece pensado a nivel geográfico, no termina de ser del todo sólido.

El sistema mágico queda casi sin explicar en tanto a como funcionan los poderes de los reflectores, pero lo que si explica da la sensación de que es una magia ilimitada tanto destructiva (ataque, defensa, mejora física/de percepción) como creativa (curación). Esto convierte a Félix en un personaje demasiado prominente en su mundo.

A pesar de que el protagonista encuentra compañeros muy pronto con los que compartir sus aventuras, la presentación y desarrollo de estos y de su relación queda muy escueta. Paan de ser unos desconocidos a amigos del alma en poco tiempo y lo que se nos dice de ellos da a entender que habría muchas historias que desentrañar, mucho que explicaría en parte los carácteres de los demás personajes y que sin embargo no se explota. Pasa lo mismo con los antagonistas. Y respecto a los intereses amorosos, aunque se alejan ligeramente de los estereotipos debido a los diálogos siguen dentro del ideal romántico: esa razón última por la que luchar. Y no digo que estos personajes no sean fuertes a su manera. Pero incluso los personajes fuertes no beligerantes de la fantasía moderna les dan bastantes vueltas.

La trama está bastante cerrada para ser una primera parte de saga. Es más, se cierra con mucha rapidez y sólo se abre al continuará en una especie de epílogo.

¿Cuál ha sido el gran problema del libro en realidad? El estilo. No es que sea un estilo farragoso, pero si poco fluido que ni nos mete en la piel de los personajes ni se mantiene suficientemente por encima como para dar la sensación de observador externo. Pero sobre todo, le cuesta mantener la atención. Si de cada tres párrafos me dan ganas de saltarme dos es que algún problema con la narrativa tenemos. Como ya he dicho, Mario Buenaventura es un autor muy joven. Tiene tiempo para pulir y desarrollar su estilo y su narrativa y le deseo todo lo mejor porque estoy segura de que llegará.
Recomendado para: novatos en el género y personas que se saben apasionar con una trama a pesar de los pesares.
Abstenerse: Cualquiera que necesite libros que “enganchen”

Título: El guarián
Autor: Mario Buenaventura
Año de publicación: 2016
Editorial: Éride

El Dios asesinado en el servicio de caballeros. Todo hype es malo

Si creíais sinceramente que iba a poder resistirme a un título así (no largo, si no fantasía urbana con mucha mitología) es que no me conocéis en absoluto. Porque al igual que leo libros “just because faerys” también leo libros “because Gods”. No puedo evitarlo. Me puede.

El dios asesinado OK.indd Verónica, alias Parabellum, es una detective de lo paranormal. Que dicho así queda bastante chulo, pero en resumen implica mucho trabajo peligroso junto a un montón de seres raros y poderosos que además tienen muchos problemas entre sí. Como la guerra en ciernes entre los panteones Griego y Nórdico.
Un día Verónica se encuentra en medio de ninguna parte con el cadáver de un Dios en su maletero. No tiene ni idea de qué hace ahí. Y ese es sólo el principio de sus problemas. Porque ella es detective, y no puede dejar pasar un buen misterio, aunque tenga que ocuparse de ello entre caso y caso.
La Barcelona paranormal está revuelta. Dioses, duendes, valkirias, einheriars, centauros, gorgonas… Todo el mundo tiene algo que decir y algo que ocultar mientras se prepara la gran batalla entre los panteones.

El de este libro fue un caso de hype extremo. Lo leí no porque me hiciera gracia (que también) si no porque necesitaba leer la gran obra maestra de la fantasía patria. Y qué decir… el hype es malo. Porque el libro es bueno. Mucho. Pero no tanto.

De hecho, me lo vendieron de tal manera que yo me esperaba un humor británico. Y de eso para nada. Es de un humor mucho más cercano y propio de la península. Lo cual no implica que no sea gracioso. Aunque más un gracioso para ir sonriendo que para pararse porque no puedes dejar de reir. Así que si alguien esperaba una hibridación bastarda entre la fantasía y los monólogos del Club de la Comedia, lo siento por él.

Lo que si tenemos es una construcción de mundo que parece más sencilla de lo que es, en la que Barcelona se puebla de todo tipo de seres de mitologías variadas. Por supuesto, algo trastocados por la modernidad. Pero es de esperar que el mundo actual cambie hasta al más pintado. He oído criticar amargamente este totum rebolutum deidifico. Pero yo he vivido en Barcelona y he conocido personas literalmente de todas partes. Si he podido comer con un indio, un iraní, un holandés, un camerunés y tres españoles a la misma mesa no veo por qué no podría existir esa misma confluencia cultural en el plano de lo paranormal.

Y hablando de lo paranormal… los seres que salen son un buen punto. La colección de armas y otros aditamentos de Verónica, que son como si juntases el arsenal de Buffy con el de los hermanos Winchester mola mucho. Pero lo que más me gusta es el tema de la médium amiga. Igual porque conozco personas que han trabajado en ese sector y se de primera mano cuanto de puede mentir y fingir por cuatro perras. Aunque en ese sentido Arancha sea una aproximación a la médium de Buenos Presagios o al menos responda a la misma idea.

Y es que Morán y yo compartimos algunos referentes que se notan mucho en temas ya explorados por grandes como Pratchett (los Dioses son Dioses por la creencia humana) o Gaiman (el ser humano abandona a los antiguos Dioses pero crea nuevos). Temas que de todos modos no están agotados y que ponen una buena base a una narración bien construida y muy amena de leer. Quien considere estos temas y su desarrollo un error es que no sabe nada de Dioses pero tampoco tiene ni idea de cómo son los humanos.

Verónica Guerra una protagonista compleja, humana, con sus defectos y sus virtudes. Una persona, al final. Y eso es algo que siempre se agradece. Y además tiene un pasado y un futuro muy prometedores en plano de meterse en líos que dan pie a una auténtica saga de “casos de la detective Parabellum” al más puro estilo de las novelas de detectives. O no. Habrá que preguntarle al autor.

En general tenemos misterio y mucha acción, dosis calculadas de drama y humor y muchas trama secundarias algunas no del todo resueltas que dan tridimensionalidad al conjunto. Es, al fin, una muy grata experiencia de lectura. Puede que no imprescindible, pero si altamente recomendable.

Recomendado para: Quien quiera disfrutar de una buena trama de acción y misterio. Frikis de la mitología no demasiado estrictos. Pseudofilósofos de lo paranormal

Abstenerse: Sosainas. Neopaganos con ánimos inquisitoriales. Gente con poca memoria.

Título: EL Dios asesinado en el servicio de caballeros.
Autor: Sergio S. Morán
Año de publicación: 2016
Editorial: Fantascy

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑