Danza de Letras

Al son de las palabras

La ciudad del fuego eterno. Otro modo también es posible

La ciudad del fuego eterno es la primera parte de una saga que se llama Leyendas y Elementos y tiene la particularidad de que está publicada de forma libre. Se puede bajar gratuitamente de la web de su autor. Así que si teneís curiosidad, pinchad aquí  Yo la leí gracias a Lidia del blog la literatura de los dormidos despiertos, que organizó una lectura conjunta via twitter.

Sí, esta portada tan preciosa lleva el sello de Lehanan Aida, una muy buena ilustradora que os recomiendo seguir de cerca.

29443036[1]La ciudad de Flergen, una de las más importantes del mundo y con una enorme población comenzó a arder con unas llamas azules incontenibles e inextinguibles… y Flergen cayó.
Al mismo tiempo, el famoso elementalista de fuego Erik Laurie desaparece. No tardan en surgir todo tipo de sospechas y acusaciones no sólo contra Erik sino contra todos los Elementalistas.
Un año después Hans comienza un viaje para buscar a su hermano o demostrar su inocencia que abarcará todo Thalassia… pero sus pasos le guiarán hasta nuevos misterios y problemas, nuevos compañeros y tal vez la culminación de los estudios sobre los peligrosos Leviatanes.

La narración sigue dos líneas, por un lado la búsqueda de Hans y por otro la vida y aprendizaje de Matt, un joven con talento para el elementalismo al que Hans encuentra entre contrabandistas y al que debe un favor.

La mayor parte del peso de este volumen se centra en la historia de Matt, que no se aleja demasiado de cualquier otra obra sobre aprendizaje del personaje principal en una institución (Canavan, Rothfuss, LeGuinn…). Con la salvedad tal vez de que los personajes son todos ellos muy entrañables. Especialmente aquellos que son elementalistas. En el caso de los apoyos de Matt fuera de la escuela de elementalismo, quedan más desdibujados y peor retratados. Puede que su importancia relativa en la mente del autor sea menor en el futuro y eso se note, o puede que simplemente no ha sabido hacer con ellos el magnífico trabajo de humanización que ha conseguido con los demás. Incluso el alivio humorístico que vendría a ser Tom parece tener mucho más detrás.

La pega que le pondré es que el carácter dulce, tímido pero cordial y confiado de Matt no cuadra en absoluto con su experiencia como contrabandista. Es lo único de la construcción de personajes que no termina de cuadrarme.

La búsqueda de Hans queda muy diluida en el total de la novela, hasta el punto de que hay momentos en los que sencillamente te olvidas de ella. Hasta que en los capítulos finales te da un puñetazo en la cara y, infodumping mediante, te reexplica el mundo. En estos últimos capítulos coge una velocidad vertiginosa, para dejar la aventura completamente abierta. Y además de modo que realmente promete.

En general puedo decir sin miedo a equivocarme que es una obra que se lee con gusto, con cuyos personajes se puede conectar y que no se hace pesada. Narrativamente es sencilla pero efectiva.

¿Su problema? (Porque si, hay problema). El worldbuilding deja bastante que desear. La cantidad de referencias a cosas que existen en nuestro mundo es excesiva, y descoloca. Los chistes sobre la cerveza y la pizza hawaiana están muy bien. Pero no ayudan a centrar el mundo que ya de por si carece de elementos para poder centrar su nivel de desarrollo tecnológico. Tampoco se entiende la continuidad etnográfica de las culturas inspiradas en culturas de nuestro mundo, dándose una mezcolanza sin mucho sentido de ingredientes de estas.En muchas ocasiones además bastaría con usar un nombre nuevo para un concepto conocido para evitar este efecto. No se ha tenido en cuenta cosas muy básicas de un mundo como la geografía, los climas, las culturas y sus múltiples influencias. Es decir, el mundo no se ha trabajado por si mismo si no que ha surgido según la necesidad del autor en cada momento y es por tanto poco consistente y caótico. ¿Lo bueno? Es una obra bastante abierta como para que parte de esto pueda corregirse sin alterar la trama.

En definitiva, entretenido de leer y disfrutar a pesar de sus fallos. Y más entretenido aún de comentar con el autor, quien es accesible y muy simpático.

Recomendado para: buscadores de otras fantasías, emotivos fans de la construcción de personajes
Abstenerse: Frikis del Worldbuilding

Título: La ciudad del fuego eterno (Leyendas y elementos #1)
Autor: Samuel Vargas

3 Comentarios

  1. Querida tirana:
    Qué gusto poder leerte again… ¿He dicho ya que me encantan tus reseñas? ¿Lo he dicho? ¿Eh, eh? (mode fangirling on).
    La verdad, la novela la tengo ya en mi montoncito, pero me ha dejado un poco descolocada lo de la pizza hawaiana, y todas las referencias excesivamente modernas o terráqueas, por decirlo de alguna manera, que mencionas. No suelo ser muy forofa de introducir y mezclar conceptos de ese modo, pero de todos modos, ya veré qué tal.
    Vuelve pronto, que sabe a poco!!
    Noomi.

  2. Lo descubrí poco antes de irme de vacaciones y no dudé en descargarlo. Es genial que los autores nos den la oportunidad de leerlos de esta manera, señal que lo único que quieren es eso, que se les lea.
    Ya te contaré que tal cuando me ponga con él, espero que me guste lo suficiente como para disfrutarlo, a pesar de los peros que comentas.
    Besazos

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: