Danza de Letras

Al son de las palabras

Mes: Agosto 2016

El último Prestel (La rosa de los cuatro Estados #1). Camino de crecimiento.

Leí esta novela en una LC convocada por el propio autor. Una de las muchas LCs de la vorágine lectora del mes de Julio. Estas cosas me pasan por no saber decir que no. Luego me quejo de que voy agobiada. Pero en el fondo, me encanta. Y por supuesto, dar oportunidades a la fantasía nacional también.cover

Lulcio es un joven de 16 años que vive tranquilo en uno de los pocos poblados libres tras la guerra de las últimas décadas. Se considera un joven normal, y no sabe hasta qué punto él es diferente. Un poder único fluye por sus venas. Un poder que otros buscan a cualquier precio. Será perseguido por el mundo físico y mágico, acosado sin tregua por el mal. Y, con ayuda de sus amigos que le han visto crecer, intentará restaurar su mundo.

Tengo que empezar por el principio, y es que este es la primera parte de una tetralogía. Ya sabéis que me parece un poco injusto opinar sobre sagas cuando no las he leído al completo porque soy una persona con mucha confianza en la humanidad (a saber por qué) y suelo pensar que lo que no encuentro en una primera parte puede venir más adelante. Así que vaya eso por delante.

La historia de Lulcio es medianamente estándar en la fantasía juvenil: joven elegido e hiperespecial desde su nacimiento que lo desconoce todo de su pasado y poder es arrastrado a la aventura de salvar el mundo. Porque de hecho Lulcio es tan único que su poder es lo que separa al villano de esta historia de la dominación mundial.

A nivel general, la obra es bastante básica. Los personajes están bastante estereotipados y su desarrollo, al menos en esta parte, no termina de convencerme. Especialmente me pasa este con el grupo de héroes y muy especialmente con Lulcio que pasa de ser un inocente que no conoce el horror que hay fuera de su aldea a ser un líder recio que toma decisiones difíciles en un abrir y cerrar de ojos. Por contra, el villano es uno de los mejor trabajados de la fantasía patria que he leído últimamente. Un villano que tiene sus presiones y sus remordimientos. Uno que se plantea constantemente si está actuando correctamente y la necesidad de cada uno de sus pasos. Uno que tiene sus motivos para estar en el camino en el que está.

Creo que hay mucho espacio para desarrollar mucho más el mundo en el que se mueve esta aventura, del cual en este libro sólo se ven pinceladas. A pesar de lo cual parece que el trabajo de worldbuilding está medianamente hecho. Como mínimo algo de historia y mapificación. Pero esto no termina de verse reflejado en esta parte.
Por otro lado, los seres mágicos no son nada novedoso ni se tratan con especial rigor (o trastocando los mitos conocidos). Más bien parece que han sido puestos medianamente al azar, cumpliendo las características que eran necesarias para la trama en cada momento.

Y llegamos a la magia. La magia de este mundo parece ser una característica limitada a una subraza humana: los hechiceros. Y ser bastante ilimitada además. Un hechicero puede guiar su magia a hacer resultados positivos o negativos y de esto depende una marca que va cambiando según sus actos. El malo de esta historia intenta conseguir que su marca sea la del mal absoluto. El mago aliado de Lulcio es su opuesto, intenta que su marca sea la del bien absoluto. Y lamentandolo mucho, esto desde mi punto de vista es no sólo maniqueista si no que limita las posibilidades de los personajes. Aunque el sistema en si no está del todo definido, lo que se ve de su funcionamiento no deja muchos caminos libres a la narrativa.

Por último decir que este es uno de esos  libros en los que he tenido un serio problema con el estilo. Como es una aventura de fantasía en un mundo que se parece a un medievo europeo, el autor se ha decidido por utilizar lenguaje y composiciones gramaticales ligeramente arcaicas. Y eso no ayuda a la hora de seguir la aventura o de meterse en el mundo.

Por esto último, la experiencia de lectura no ha sido en absoluto la mejor posible. Pero si os gustan estos estilos (como a mi marido, al cual esto le haría gracia) adelante. Puede que sea vuestro libro

Recomendado para: Fantasieros clásicos y gente con ganas de jóvenes héroes clásicos.
Abstenerse: Gente con demasiada experiencia en fantasía que busca historias más novedosas o que se salgan más de los estandares

Título: El último Prestél (La rosa de los cuatro estados #1)
Autor: Amador Peña Ruiz
Edición: 2015
Editorial: Éride

Juego de Destinos. Traer lo ajeno a tu terreno

Como os he comentado y ya estaréis dandoos cuenta, hice muchas LCs en el mes de Julio. Esta, con reseña obligatoria cuyo plazo creo que ya he excedido (lo siento de antemano) se organizó desde el blog Hambre de Libros con el beneplácito y supervisión de las autoras de la obra. Las cuales por cierto son unas personucas adorables a quienes tengo el gusto de leer habitualmente en twitter. Ojalá eso no cambie mucho a partir de hoy.

41T7qBDYT3L._SX310_BO1,204,203,200_[1] Brume Marine Fisher es una chica dulce y amable que disfruta de su sencilla vida en su pueblo con su abuela, sus vecinos, su tienda de antigüedades y su amor platónico. Nada podría indicarle que su vida podría dar el giro más inesperado y extraño imaginable.
Mavok es un embroj, un guerrero que acaba de vengarse de aquellos que le arrebataron todo lo que tenía. Prisionero ahora y bajo el yugo de los ildarians como todos los embroj, ha perdido su instinto de supervivencia y sus fuerzas para vivir. Hasta que su camino se cruza con el de una joven que le necesita de verdad… Una joven ildarian que parece distinta a todos los demás ildarians que ha conocido. Una joven ildarian que se hace llamar Brume.

No me gusta que me mientan o engañen, y yo no haré lo mismo. Esta no es realmente una novela de fantasía. Es una novela romántico-erótica que toma una trama fantástica como excusa. Es decir, lo importante en esta novela es la relación romántica y sexual de sus personajes. Igual que en otras novelas de romántica o erótica. Pero todo ello  dentro de un “marco diferente”.

A estas alturas ya me conocéis y creo que sabéis lo que opino en general de la literatura erótica y romántica. Es difícil que me interese. Y en este caso pues… tampoco me ha interesado demasiado. Teniendo en cuenta de que hablamos de un 70% del texto aproximadamente, pues entenderéis que no ha sido mi lectura más apasionante del año. A pesar de lo cual tengo que destacar que, para ser el género que es, sí que tiene algunas novedades con respecto a la generalidad que conozco. Por ejemplo es ella la que enseña a él los secretos del sexo. Los embroj mantienen relaciones puramente reproductivas, sin lazos emocionales y sin placer. Por tanto desconocen esas facetas de las relaciones que sí tienen los humanos. Descubrirlo cambia mucho la percepción del mundo de Mavok, y también le hace descubrir otras emociones que no sabe manejar incluyendo los celos y la sensación de posesión/pertenencia. Aunque esto último es un tópico, lo cierto es que Mavok lo maneja mucho mejor que la mayor parte de héroes románticos. Y es la inseguridad y el miedo a la pérdida y el rechazo lo que marca su psique mucho más que la posesividad o el control. Minipunto para esta parte.

Pero pasemos a la parte interesante, también conocida como la parte de fantasía.

La trama general de fantasía parece poder desarrollarse en la segunda parte de esta bilogía. Lo que quiere decir que mi opinión general cambiará absolutamente según sea esta segunda parte. Si se centra exclusivamente en el “te amo-me amas- pero hay otro y no podemos hacer nada”, me sentiré altamente decepcionada. Porque las revoluciones que cambian la política y sociología de un mundo me parecen una de las cosas más interesantes de la fantasía.

De momento lo que tenemos es un mundo extraño. Extraño a nivel biológico. Si bien las leyes de la física parecen ser las mismas que en el mundo que conocemos, las autoras nos plantean un cielo no azul, una tierra no marrón…. Un mundo diferente desde la base. Y con esa base plantean toda una flora y fauna en general peligrosa, predadora y venenosa pero sí distinta. No innovadora, pues se la describe como hibridaciones de cosas que hay en la tierra, pero sí suficientemente chocante como para que sepas de forma instantanea que no debes tomar este mundo como el mundo que conoces.

Esto ocurre así incluso con Brume, quien es una humana en la Tierra pero aparece en este nuevo mundo como una ildarian. Un cuerpo nuevo con nuevas cualidades, pues al cumplir la edad adecuada puede manejar la magia de los ildarians, la materia.
Lamentablemente, la materia no es algo que se vea en acción más de dos veces en la novela y no se entiende demasiado bien su funcionamiento.

Por otro lado es interesante el ordenamiento socio-cultural. Que tampoco está demasiado explicado pero que nos lleva a una sociedad de “castas” por especies en las que la cúpula son los ildarians, que subyugan a las otras dos especies. Por su parte los fuertes, fieros y centrados embroj son una casta guerrera subyugada y sin libertades. Algunos de ellos son rebeldes que quieren vivir sin el yugo ildarian, y los odian. Estos están intentando crear su propia cultura y modo de vida. Y eso es fascinante… si se centraran un poco más en ello. El tercer grupo, el de los productores y artesanos es el menos representado y sólo se dice de ellos que son muy parecidos a los humanos. He ahí algo que explotar que no ha sido debidamente explorado de momento.

Con todo esto quería decir que a nivel de creación de mundo esta bilogía presenta un buen planteamiento y un desarrollo interesante.
Por lo demás, puedo decir que no es una novela dificil de leer y tiende a ser entretenida a pesar de los pesares.

Recomendado para: Cualquiera que le guste el romance un poco subido pero quiera aires algo novedosos.
Abstenterse: Si la erótica y el pasteleo no van para nada contigo.

Título: Juego de Destinos (bilogía Ekheria #1)
Autor: NN Balens
Año de edición: 2016
Editorial: Amazon createspace

Jazz para el asesino del hacha. Esa vieja Nueva Orleans

La sinopsis de Jazz para el asesino del hacha tiene muchos ingredientes para interesarme. Asesinos en serie, misterio, Nueva Orleans, vudú y música. Además de la época convulsa de la prohibición. Y eso ya es excusa suficiente para mi. Si además se basa en una historia real, me tiene.

libro_1448553999 Nueva Orleans, 1919. Un  asesino en serie que mata con un hacha siembra el terror en la capital del jazz. El asesino lanza un peculiar desafío a todos los habitantes de Nueva Orleans a través de la prensa: o suena jazz en sus casas el martes a las 12.15 de la noche o se arriesgan a ser sus próximas víctimas.
El inspector Michael Talbott es un policía muy peculiar que se esfuerza por atrapar a este hombre con fama de diablo, pero no es el único. Por un lado, Luca D’Andrea, un expolicía que ha pasado los últimos años en la cárcel por colaborar con la mafia y que la misma familia le ha encargado que lo encuentre ya que al dar muerte a varios italianos está poniendo en peligro la credibilidad de su “servicio de protección”. Por otro, Ida, una entusiasta lectora de Sherlock Holmes que trabaja para la agencia de detectives Pinkerton, que se ha implicado en la investigación para demostrar su valía con la ayuda de un joven trompetista llamado Louis Armstrong.

Posiblemente cuando aparece por primera vez al principio de la novela Louis Armstrong sea el momento en el que al lector se le queda más cara de bobo. Sí, el famoso trompetista (cornetista y cantante) es un personaje secundario pero relevante en esta novela y todo lo que se cuenta sobre su vida antes de convertirse en el personaje de la música que conocemos está escrupulosamente investigado y puede ser contrastado. Y esos detalles se agradecen mucho cuando uno es muy curioso y además un amante de la música.

Como dice la sinopsis, esta novela tiene tres hilos narrativos distintos. Tres investigaciones paralelas sobre un mismo tema: el asesino del hacha. Un asesino que sí existió en la realidad y que jamás fue atrapado. Pero que sí fue en muchos sentidos un producto absolutamente genuino de la Nueva Orleans de la época. Porque para eso es para lo que sirve esencialmente esta investigación. Para mostrarnos un entorno muy complejo y lleno de conflictos tanto ocultos como no. La Nueva Orleans de 1919 tenía los mismos problemas que todo el mundo de entreguerras, con algunos añadidos. Para empezar, era un lugar donde cada persona tenía su lugar. Había barrios negros, barrios italianos, barrios irlandeses, barrios criollos. Esta separación era casi absoluta a pesar del mestizaje inherente a la zona. A esto sumemosle los problemas políticos, la muy reciente prohibición de la prostitución y la sombra de la inminente ley seca en un entorno en el que grandes familias mafiosas y hombres de negocios sin escrúpulos tenían todo el poder. Un caldo de cultivo perfecto para que el ser humano muestre lo más alto y lo más bajo a lo que puede llegar. Y de paso, una manera de desdibujar la línea entre una novela policíaca y una novela negra.

He oido por ahí que la novela tiene muy poco que ver con el jazz para el título que tiene. Lo cierto es que su estructura es absolutamente pegada al jazz de la época. Tres instrumentos van haciendo su propia música respecto al mismo tema, encajando unos en otros hasta conseguir una pieza unitaria. Esto es lo que consigue esta novela.

No se queda atrás en cuanto a personajes singulares. No sólo tenemos como curiosidad al músico, si no que los tres investigadores son caracteres más que notables. Especialmente si lo miramos desde su propio contexto. Las decisiones de Michael Talbott lo hacen un policía especialmente honrado en un entorno corrupto. Sí, un tipo duro. Pero un tipo duro con muchas preocupaciones familiares. Luca es un mafioso arrepentido. Ha aprendido que la familia no le va a ayudar cuando no le convenga, y desea hacer de su vida algo. Un hombre en un camino de redención nada fácil. Y por último Ina. Ina es una mujer fuerte, inteligente y despierta. Tiene un trabajo como secretaria en una agencia de detectives porque no la contrarían para otra cosa por el simple hecho de ser mujer. Además es de raza negra, pero de piel muy clara. Así que se siente fuera de lugar en ambas comunidades. Una mujer que busca su sitio por si misma, aunque pida ayuda a su mejor amigo cuando lo necesita. Si queréis ver un personaje feminista: he aquí Ina. Y todos ellos van poniéndose en duda, dejando ver unas y otras partes de si mismos, evolucionando.

En general a pesar de que los saltos entre investigaciones pueden hacer a la trama un poco lenta en principio, es una construcción fascinante de un misterio que no tiene una única resolución y que mantiene al lector en constante cavilación. Una prosa entretenida y una ambientación deliciosa.

Recomendado para: Amantes del género, enamorados de Nueva Orleans y aficionados al Jazz
Abstenerse: Necesitados de historias sencillas y cosas que siempre siempre acaban bien.

Título: Jazz para el asesino del hacha
Autor: Ray Celestin
Año de publicación: 2015
Última edición en España: 2016
Editorial: Alianza editorial

Cinder. Cenizas, cenizas y todos caemos.

Tenía este libro en mis estanterías desde hace tiempo, entre otras cosas por aquello de que en su momento hubo una avalancha de críticas muy positivas al respecto. Así que al final me di a leerlo, aprovechando que se había anunciado que la saga (llamada Crónicas Lunares) sería retomada en breve por la editorial.

cinder-cronicas-lunares-marissa-meyer[1]

 Cinder es la mejor mecánica de Nueva Pekín. Y su vida iría muy bien si no fuera porque es un ciborg y oficialmente es un objeto propiedad de su madrastra. Una madrastra que la odia, aunque ella sea la única que aporta dinero a la familia. Cinder acostumbra a hacer las cosas en secreto. Incluso que el príncipe Kai le ha pedido que repare su androide de confianza… Y es que no todo está bien en la Tierra. la Plaga diezma la población mientras los lunares amenazan con una conquista planetaria. Pero todo se vuelve personal cuando la hermanastra de Cinder enferma… ¿podra salvar a sus seres queridos, a su planeta y a si misma?

Sabía cuándo empecé este libro que era un retelling de La Cenicienta, así que temía que fuera decepcionante. Y lo cierto es que no lo es tanto. Aunque para mi le sobran precisamente los elementos de La Cenicienta.

Para crear un todo con los otros retellings de cuentos que conforman la saga, la autora ha articulado un mundo futurista no muy original pero asumible. Una tierra dividida en paises-continente federados y una luna habitada por humanos con una evolución paralela que les otorga un “poder”. Una luna que aspira a conquistar la tierra. Refugiados de la política lunar. Una plaga incurable que asola la tierra. La presencia de androides y ciborgs, ambos sin derechos y considerados posesiones, que daría pie a explorar el concepto de humanidad. Eso sin contar el potencial distópico de un porcentaje de la población muy oprimido. Todo ello elementos interesantes que son sin embargo poco explotados o ninguneados en favor de la “parte que sobra”. 

Madrastra, príncipe, vestido, baile, reloj, “zapato”… Todo ello sobra. Solo está ahí para poder decir que en efecto es un retelling. De hecho, lo que no está metido con calzador simplemente no aporta nada a la trama. 

En resumen, es una novela juvenil que podría haber sido más pero que no lo es. Se queda en una historia estándar, con su protagonista muy cerca de la Mary Sue perfecta y su instalove. ¿Entretenida? Si. Sin grandes errores de narración ni nada especialmente sangrante en lo negativo. Pero tampoco en lo positivo.

Recomendado para: Coleccionistas de retelling y fans de esa ambientación a lo película de Blade Runner

Abstenerse:Lectores de ci-fi en serio, gente que se ponga nerviosa con los clichés de la juvenil.

 

Título: Cinder (Crónicas Lunares #1)

Autor: Marissa Meyer

Año de publicación:2012

Última edición en España: 2013 (prevista Octubre 2016)

Editorial: Montena

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑