Danza de Letras

Al son de las palabras

Jazz para el asesino del hacha. Esa vieja Nueva Orleans

La sinopsis de Jazz para el asesino del hacha tiene muchos ingredientes para interesarme. Asesinos en serie, misterio, Nueva Orleans, vudú y música. Además de la época convulsa de la prohibición. Y eso ya es excusa suficiente para mi. Si además se basa en una historia real, me tiene.

libro_1448553999 Nueva Orleans, 1919. Un  asesino en serie que mata con un hacha siembra el terror en la capital del jazz. El asesino lanza un peculiar desafío a todos los habitantes de Nueva Orleans a través de la prensa: o suena jazz en sus casas el martes a las 12.15 de la noche o se arriesgan a ser sus próximas víctimas.
El inspector Michael Talbott es un policía muy peculiar que se esfuerza por atrapar a este hombre con fama de diablo, pero no es el único. Por un lado, Luca D’Andrea, un expolicía que ha pasado los últimos años en la cárcel por colaborar con la mafia y que la misma familia le ha encargado que lo encuentre ya que al dar muerte a varios italianos está poniendo en peligro la credibilidad de su “servicio de protección”. Por otro, Ida, una entusiasta lectora de Sherlock Holmes que trabaja para la agencia de detectives Pinkerton, que se ha implicado en la investigación para demostrar su valía con la ayuda de un joven trompetista llamado Louis Armstrong.

Posiblemente cuando aparece por primera vez al principio de la novela Louis Armstrong sea el momento en el que al lector se le queda más cara de bobo. Sí, el famoso trompetista (cornetista y cantante) es un personaje secundario pero relevante en esta novela y todo lo que se cuenta sobre su vida antes de convertirse en el personaje de la música que conocemos está escrupulosamente investigado y puede ser contrastado. Y esos detalles se agradecen mucho cuando uno es muy curioso y además un amante de la música.

Como dice la sinopsis, esta novela tiene tres hilos narrativos distintos. Tres investigaciones paralelas sobre un mismo tema: el asesino del hacha. Un asesino que sí existió en la realidad y que jamás fue atrapado. Pero que sí fue en muchos sentidos un producto absolutamente genuino de la Nueva Orleans de la época. Porque para eso es para lo que sirve esencialmente esta investigación. Para mostrarnos un entorno muy complejo y lleno de conflictos tanto ocultos como no. La Nueva Orleans de 1919 tenía los mismos problemas que todo el mundo de entreguerras, con algunos añadidos. Para empezar, era un lugar donde cada persona tenía su lugar. Había barrios negros, barrios italianos, barrios irlandeses, barrios criollos. Esta separación era casi absoluta a pesar del mestizaje inherente a la zona. A esto sumemosle los problemas políticos, la muy reciente prohibición de la prostitución y la sombra de la inminente ley seca en un entorno en el que grandes familias mafiosas y hombres de negocios sin escrúpulos tenían todo el poder. Un caldo de cultivo perfecto para que el ser humano muestre lo más alto y lo más bajo a lo que puede llegar. Y de paso, una manera de desdibujar la línea entre una novela policíaca y una novela negra.

He oido por ahí que la novela tiene muy poco que ver con el jazz para el título que tiene. Lo cierto es que su estructura es absolutamente pegada al jazz de la época. Tres instrumentos van haciendo su propia música respecto al mismo tema, encajando unos en otros hasta conseguir una pieza unitaria. Esto es lo que consigue esta novela.

No se queda atrás en cuanto a personajes singulares. No sólo tenemos como curiosidad al músico, si no que los tres investigadores son caracteres más que notables. Especialmente si lo miramos desde su propio contexto. Las decisiones de Michael Talbott lo hacen un policía especialmente honrado en un entorno corrupto. Sí, un tipo duro. Pero un tipo duro con muchas preocupaciones familiares. Luca es un mafioso arrepentido. Ha aprendido que la familia no le va a ayudar cuando no le convenga, y desea hacer de su vida algo. Un hombre en un camino de redención nada fácil. Y por último Ina. Ina es una mujer fuerte, inteligente y despierta. Tiene un trabajo como secretaria en una agencia de detectives porque no la contrarían para otra cosa por el simple hecho de ser mujer. Además es de raza negra, pero de piel muy clara. Así que se siente fuera de lugar en ambas comunidades. Una mujer que busca su sitio por si misma, aunque pida ayuda a su mejor amigo cuando lo necesita. Si queréis ver un personaje feminista: he aquí Ina. Y todos ellos van poniéndose en duda, dejando ver unas y otras partes de si mismos, evolucionando.

En general a pesar de que los saltos entre investigaciones pueden hacer a la trama un poco lenta en principio, es una construcción fascinante de un misterio que no tiene una única resolución y que mantiene al lector en constante cavilación. Una prosa entretenida y una ambientación deliciosa.

Recomendado para: Amantes del género, enamorados de Nueva Orleans y aficionados al Jazz
Abstenerse: Necesitados de historias sencillas y cosas que siempre siempre acaban bien.

Título: Jazz para el asesino del hacha
Autor: Ray Celestin
Año de publicación: 2015
Última edición en España: 2016
Editorial: Alianza editorial

4 Comentarios

  1. Vaya, vaya… desconocía la obra y tu reseña me ha puesto los dientes largos. Sólo por la ambientación entre en mi lista.

    Ando un poco saturado de noir/policíaco, pero cuando se me pase tendré muy en cuenta tu recomendación.

    Saludos.

  2. Oh, vaya. ¡Qué buena reseña! ^^ Lo leí hace unos días y… Simplemente genial. Seguro que repito con más títulos de Alianza en novela negra. Un abrazo. 🙂

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: