Danza de Letras

Al son de las palabras

Una llama entre cenizas. Caer en las brasas

Una llama entre cenizas es uno de esos booms de booktube. Cuando salió todo lo que tenía era reseñas excelentes por todas partes y personas que bebían los vientos por la novela, la autora y todo lo que tenía a su alrededor. Y en ese momento no lo leí porque no me dio por ahí pero me animé más de medio año después… y casi mejor que no me hubiera animado.

Una+llama+entre+ceninzas[1].jpgLaia es una joven académica, perteneciente a un pueblo sometido bajo la Ley Marcial. Los Marciales, amos de gran parte del mundo, son crueles con los que no son como ellos y la vida de un académico libre es muy dura. Mucho más si una sólo tiene a su hermano mayor y a sus abuelos.
Cuando los marciales acusan a su hermano de traición al Imperio y arrasan con toda su vida, a Laia no le queda nada… salvo recurrir a la resistencia. Su objetivo será salvar la vida de su hermano, pero para ello la resistencia le pide un servicio muy especial: tendrá que hacerse pasar por una esclava y espiar en la academia militar más dura de todo el Imperio…
En la academia, Elias es un soldado muy prometedor. Y también un posible desertor, porque en su corazón no hay nada que odie más que la Ley Marcial y cómo los suyos tratan al resto de la humanidad.
Laia y Elías son llamas entre cenizas, y de su fuego puede depender el futuro del mundo.

Este es un título que corresponde muy bien al adjetivo tópico.

Para empezar tanto Laia como Elias son especiales. Si bien no por sus poderes, si por sus orígenes y su educación distinta a su sistema. Ella, hija de líderes rebeldes. Él, hijo de la más cruel líder Marcial y criado en el desierto dentro de una tribu nómada, libre del Imperio hasta que lo reclutan. Elias odia lo que es ser un máscara, el arma del Imperio que le preparan para ser. Laia odia ser una oprimida académica a la que se niega el acceso a su propia cultura. Abono para rebeldías variadas.

Ahí donde el carácter de Elias no me cuadra (años y años de entrenamiento de élite deberían hacer de él un hombre mucho más complejo y con más claroscuros) el de Laia  está bien.. al principio. Laia es insegura. Le han arrojado a los lobos sin ninguna preparación ni instrucciones. Tiene miedo. Y eso está bien. Pero llega un momento en el que simplemente pasa a a acción y arma una de traca (a los que hayais leido el libro: guiño, guiño, codazo, codazo) y pasa a ser algo parecido a una agente secreto del mosad. Y ahí ya no.

El libro cuenta con dos triángulos amorosos. Lo cual estoy tentada de bautizar como “el rombo amoroso” en un alarde de originalidad sin límites por mi parte. Por un lado está Laia, que cree estar enamorándose de su compañero de la resistencia (Kennen) pero que siente una irrefrenable atracción por Elias. Y luego está Elías, que está prendado de Laia pero que parece haber pasado los últimos años masturbándose con la imagen de su mejor amiga y compañera máscara Helene.

Y hablando de Helene… Es un tipo de personaje que no acepto y nunca me encajará. Es una mujer en un mundo de hombres que ha demostrado ser más dura que ellos. Es la mejor máscara de su generación, o al menos está entre las mejores. Se menciona lo bien que sabe defenderse a sí misma de las atenciones indeseadas de sus compañeros. Sin embargo se pasa el libro siendo salvada por Elias y aterrorizada por la posibilidad de que un compañero desagradable la viole. ¿En serio? ¿Incluso las mujeres fuertes necesitan hombres fuertes que las salven y hombres fuertes a los que temer? Buena lección, si señores.

Claro que, dado que la otra mujer fuerte que hay es la comandante, quien es literalmente un malo de pacotilla, vamos bien. La comandante es la fría, desprovista de alma y llena de ira. Madre de Elias, que así casualmente lo quiere muerto porque el Pater Familias de su Gens (el abuelo de Elias) ha preferido nombrar heredero al pequeño bastardo (literalmente, el chico es un bastardo y no se sabe quién es el padre) en lugar de a ella. Toma razón estúpida para ser el malo. Por supuesto, la difunta madre de Laia no se queda atrás ya que dicen de ella que era una líder rebelde valiente pero que nunca pensó en nada que no fuera su orgullo y su revolución. Todo buenos ejemplos a seguir.

Pero pasemos a partes más interesantes. ¿Qué tal si hablamos un poco del mundo? En principio basados en la antigua Roma, el Imperio Marcial domina casi todo el territorio conocido, muy presente en una posible invasión de los bárbaros y desechando a los pueblos nómadas del desierto. Lo que yo llamo el bocadillo marcial. Han subyugado a todos los pueblos más pacificos y sabios, y arrasado su cultura. Y aquí es donde yo digo: pobre Roma. No seré yo el adalid de Roma. Pero eran una sociedad avanzada que cuidaba mucho de las particularidades sociológicas, religiosas y culturales de sus provincias. Es decir, este mundo de romano tiene cuatro pinceladas (orgullo marcial, la existencia de la esclavitud, el concepto de gens y pater familias y la existencia de una especie de sacerdotes llamados augures, pero sólo por el nombre). Y absolutamente nada del espíritu que convirtió a la civilización romana la primera del mundo occidental. Nada del desarrollo intelectual, el aceptar y adoptar aquello que encontraban y era más avanzado que lo que ellos tenían. Nada de su legislación, que es la base de la nuestra. Nada de su enorme flexibilidad frente a cultos ajenos.

En resumen, el mundo tiene sólo unas pocas pinceladas de paso de geografía, sociología y absolutamente nada de religión (y creo que la fiesta folclórica que menciona es solamente una vana excusa para unas escenas de “personajes que se ponen ojitos unos a otros”). La política imperial podría ser interesante, ya que plantea un momento de posible cambio de Gens al frente del Imperio…. Pero no lo explota.

Y ahora pasemos a la magia. A lo largo de la novela se habla de varios seres espirituales o legendarios a los que se enfrentan tanto Elias como Laia en un momento u otro. Son enemigos que están ahí, pero cuyo origen no se explica. Sólo tenemos comentarios sobre que son sólo cuentos de viejas. Y ya. Algunos además parecen actuar a la orden de los augures del imperio, así que hablemos un poco de los augures. Que no os confunda el nombre: no se trata de gente que adivina el futuro mediante entrañas o el vuelo de los pájaros como daría a entender el nombre. Son gente chunga. Muy chunga. Mayormente son unos seres inmortales, que pueden leer el pensamiento y adivinar el futuro (en el sentido de ver las vías más probables de desarrollo de los acontecimientos) lo suficiente como para conocer los resultados de sus planes con la mínima intervención por su parte a varios meses vista y acertar de pleno. Qué queréis que os diga, ya que se ha molestado en introducir una orden de esas características habría estado bien que los desarrollara un poco. Que mencionara su origen, cómo funcionan sus poderes parachungos…. Algo. Cualquier cosa que no signifique “necesitaba esto para mantener la trama por una vía recta y lo demás me da igual”. ¿Pido demasiado?

Resumo: Amor, sangre, sexo, explosiones… todo lo que el lector fan de Los juegos del hambre, Divergente y sagas parecidas valorará mucho. Narrativa justo efectiva que se lee con mucha rapidez y se olvida igual de rápido. A algunos les encantará. Pero no es para mí.

Recomendado: Seguidores de sagas de distopía adolescente. Está cortado para ellos.
Abstenerse: Amantes de las culturas antiguas, gente que quiera sistemas mágicos que se expliquen y tramas realmente novedosas.

Título: Una llama entre cenizas (una llama entre cenizas #1)
Autor: Sabaa Tahir
Año de edición: 2015
Última publicación en españa:2015
Editorial: Montena

 

3 Comentarios

  1. Pues…. A mi me fascinó de principio a fin, sobre todo Elias jajajaja
    Una pena que no haya sido para ti 😉

    • duxiet

      14 septiembre, 2016 at 16:53

      Eso me pasa por tomarme las cosas demasiado en serio. La magia, la historicidad… Además de que el instalove, los triángulos amorosos y el machismo me sacan de quicio. Ese es, asumo, mi problema

  2. Querida tirana:
    No es para mí, sorry. Hay demasiadas cosas chungas que de momento quiero lejos XP
    Y totalmente de acuerdo sobre lo que dices de los romanos. Tiene una imagen muy desfigurada, y es una pena.
    Noomi.

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: