Danza de Letras

Al son de las palabras

Cazadores de sombras: Orígenes.

Tenía la trilogía Orígenes de Cazadores de Sombras (para mí, The Infiernal Devices, que tiene más sentido que la titulación en castellano) pendiente en mi estantería desde poco después de que terminase los dos arcos que componen The Mortal Instruments. No lo había leído porque estaba priorizando otras lecturas y este verano me decidí a meterlos en un reto para sacarme de encima libros pendientes. Así que aquí está la reseña.

cazadores-de-sombras-los-origenes-20150517204912

Tessa Gray es una joven neoyorquina que se traslada a Londres para vivir con su hermano mayor después de la muerte de su tutora y tía. Corre el año 1878. Cuando Tessa llega a Londres, su realidad no podría ser más diferente de lo que había imaginado. Es secuestrada por unas mujeres extrañas que la maltratan y obligan a usar un poder que nunca supo que tenía. Todo para prepararla para los planes de El Magister, el líder del Club Pandemonium.
Rescatada casi por casualidad por Will Herondales y Jem Castairs, dos de los más jóvenes nefilim del instituto de Londres, Tessa se enfrenta a un enemigo poderoso que quiere usarla para sus oscuros planes pero también a la zozobra de su propio corazón, que dará en amar igualmente a los dos chicos.

He querido ser muy sincera en la sinopsis. Porque las sinopsis engañosas me molestan. The Infernal Devices tiene una trama de aventura. Un malo: maloso y un poco estereotipado. Un plan. Un mundo de las sombras. Pero sobre todo tiene páginas y páginas de triángulo amoroso y de lo buena persona que es uno y de lo “sé que es bueno aunque se comporte como un imbécil” que es otro. Y por supuesto de “los quiero a los dos, y ellos se quieren como hermanos y no quiero hacer daño a ninguno de ellos”. O en otras palabras, aburrimiento y páginas que sobran por no aportar nada y ser repetitivas hasta la nausea. Igual es que había que alargarlo de algún modo para que la historia fuera una trilogía y no un tomo único o una bilogía…

De hecho, muchas reseñas me habían vendido que esta trilogía era mejor y más adulta que TMI. Y no puedo estar en mayor desacuerdo. No es mejor, no es más adulta. Y además recae en errores de mundo. Al desarrollar su trama, contradice cosas que ya se habían establecido sobre el mundo de las Sombras y los nefilim en la saga principal. Se supone además que estamos en una época de descreimiento humano y por tanto de pérdida de poder del mundo de las sombras tradicional. Estamos también al principio de la aplicación de los Acuerdos. Nos comentan la existencia de desmanes entre los nefilim que habrían sido caldo de cultivo para una trama política realmente adulta en el mundo de las sombras. Pero obviamente, eso era complicarlo demasiado.

Y luego está el tema de la posición social de la mujer.
La sociedad victoriana era muchas cosas. Entre ellas era tremendamente clasista, machista y desigual. Las mujeres de cierto rango social sin embargo tenían acceso bastante libre a la cultura y la ciencia que emergía en el momento. Acompañaban a sus familiares y esposos a lugares de interés y se culturizaban. Y esta tendencia dio pie posteriormente a los movimientos de liberación femenina como el sufragismo. Aunque en la época de la novela estos movimientos estaban sólo en gestación.
El libro esta lleno de cazadoras de sombras que están en uno de los dos siguientes bandos: Defensoras de la autoridad femenina y Ángeles del hogar. Especialmente Jemmina y Tatiana forman parte de esta última rama: mujeres que o bien no desean ser nefilim o bien se las ha educado en concordancia con el pensamiento de la época según el cual su obligación era ser hijas, esposas y madres de guerreros y no guerreras por si mismas (como sí harían Callida Fairchild o Charlotte Branwell). Sin embargo, entre el hecho de que hay mujeres como iguales (y parabatai) de hombres en la lucha y que en un momento dado Jem le explica a Tessa que la sociedad nefilim es algo más igualitaria en tanto al tema sexual que  la sociedad mundana, simplemente no termino de creerme este punto de machismo estructural. Al fin y al cabo se nos ha dicho hasta la saciedad que los nefilim tienen una sociedad aparte, con sus propias creencias, cultura común etc. ¿Por qué deberían estar tan encorsetados por la sociedad victoriana? Y sí, este tema da para un poco de política nefilim. Pero poca y mala. Habría sido mejor desarrollar una subtrama política seria en lugar de su “no te quieren aquí porque eres mujer”.

Una de las cosas reseñables de esta nueva saga era que se imbricaba con la saga de The Mortal Instruments. Para muchos, una genialidad. Para mí, excesivo. La historia de Tessa y el Hermano Zachariah, que comienza aquí, queda semidesarrollada al final de TMI, y se “completa” en el epílogo de Princesa Mecánica simplemente me sobra. Y muchos personajes que hacían apariciones o eran referenciados allí aparecen aquí también. Obviamente, yo esperaba que fuera en esta saga donde se desarrollasen debidamente. Pero nada más lejos. Camille la vampira, que es posiblemente uno de los personajes más maltratados de esta saga, aparece poco y por un mero interés revanchista. No se desarrolla ni se desvela apenas nada relevante de ella. Jemmina debería ser importante. Muy importante. Pero su relación con la siguiente saga queda hilvanada de una forma muy tosca. El Praetor Lupus podría haber sido bien explicado aquí ya que no se hizo en la anterior saga, pero no parece ser mínimamente interesante… Y así con todo. Con todo excepto con la genealogía de las familias nefilim. La cual es, por cierto, tan endogámica que empiezo a pensar si no van a tener taras genéticas graves. Igual eso explica el carácter de algunos personajes.

De hecho, esta saga sigue incluso más el esquema bingo de los tópicos del género fantasía young adult que las anteriores (si es que es posible). O al menos da más la sensación de que va cumpliendo un esquema previo punto a punto.

descarga

Os lo pongo, por si no lo habíais visto nunca

 

Parte de la sensación también se debe a que existe una identificación sencilla, directa y automática entre algunos personajes: Jace-Will, Clary-Tessa, Alec-Jem, Isabelle-Jemmina… dando un poco la sensación de repetirse.

He decidido no ponerme tonta con la historicidad, exclusivamente porque la autora pone en plan nota de advertencia que ha decidido mezclar el Londres real victoriano con lo que le ha parecido bien y hacer un Londres suyo. Bueno, vale. Ok. Gracias por avisar.
En realidad prácticamente parece que se haya decantado por una ambientación victoriana porque: a) lo victoriano mola
b) en esa ambientación sus personajes podrían discutir sobre clásicos de la literatura inglesa (demostrando lo mucho que lo domina la autora ejem…) sin que sonase demasiado forzado
c) le da la oportunidad para meter algo de steampunk, porque si hay algo que mola en el universo es la estética steampunk…

En resumen, la típica y tópica lectura rápida y que deja pasar el rato sin aportar nada nuevo ni al lector ni al mundo en el que se desarrolla. Cargado de clichés, con una construcción esquemática y resoluciones demasiado cercanas al Deus Ex Machina.

Incluso me ha hecho replantearme la valoración general que tengo de la saga The Mortal Instruments y plantearme vender volúmenes. Con eso lo digo todo.

Recomendado para: Fans de la saga, locos por las ambientaciones victorianas aunque sean de pega y lectores YA a los que les encanten sus clichés
Abstenerse: Gente que quiera profundizar el mundo de Cazadores de Sombras, cualquiera que quiera historias más complicadas y menos románticas.

Título: Ángel Mecánico (Cazadores de sombras: orígines / The infernal devices #1)
Príncipe Mecánico (Cazadores de sombras: orígines / The infernal devices #2)
Princesa Mecánica (Cazadores de sombras: orígines / The infernal devices #3) 

Autor: Cassandra Clare
Primera publicación: 2010-2011-2013
Última edición en España: 2010-2012-2013
Editorial: Destino

 

2 Comentarios

  1. ¡Buenas! ^^.
    Nunca leo las reseñas, pero, empezando por los últimos párrafos, me estaban gustando tanto tus comentarios sobre estos libros, recalcando cosas que yo también sentí sólo en el primer libro de la trilogía, que he necesitado leer al menos la mitad de la reseña, xD.
    Gracias a dios me encuentro a alguien más que no pone esta trilogía como una obra maestra, eso sí, te admiro por haber sido capaz de leerlos los tres, yo tras el primero, que me costó un mes entero terminarlo, me rendí y supe que estos libros no eran para mí.
    Básicamente este comentario era para decidirte que es una reseña maravillosa y que gracias por ser crítica con estos libros, xD.
    Un saludo! ^^.

    • duxiet

      22 Septiembre, 2016 at 06:16

      Mi capacidad para leer cosas que no me estan gustando porque “igual mejora más adelante” es legendaria xD
      Muchas gracias por hacer una excepción y leer la reseña ^^

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: