Danza de Letras

Al son de las palabras

La vara de Argoroth. Cuando la épica nacional se hace enorme

La vara de Argoroth es ese típico libro que sabes que quieres leer. Lo sabes. Desde que cruzó por primera vez por tu vista. Pero que te tira para atrás porque es un poquito material de construcción. Sus preciosas 900 páginas con la letra bien apretadita. Y es el primero de una saga. Y da un poco de pereza. Entonces te acuerdas de que te lees sandersonadas de más de 1000 con sumo gusto y se te pasa un poco. Luego ves que ya van por la segunda edición y que la portada nueva mola de más y ya no puedes retrasar más el leerlo.
Portada_A5[1]
El majestuoso Reino Unido de Aldaeron se ve amenazado por el constante empuje de los orcos de Khoradmar. La guerra es inminente y será el principe heredero el que asuma la tarea de comandar los ejercitos contra la invasión orca. Mientras tanto el mal crece a la sombra en el interior del reino. Una oscura hermandad de brujos que se hacen llamar a sí mismos el Culto Oscuro va ganando poder y adeptos. Su líder, el enigmático y poderoso lord Wegenald, busca un antiguo artefacto de magia oscura para poner en marcha sus malvados planes para conquistar Aldaeron y aplastar a sus enemigos.
Para el pueblo esto es invisible. En Silverton celebran el Festival de la Cerveza con el espectáculo de justas tradicional. Valiant Wedford, un joven justador, acude al torneo junto al maestro de justas Edwin Stockdale y el resto de su escuela. Pero no todo será como debería ser, y Valiant verá su vida en peligro más allá del campeonato, empujándolo a una vida que no habría imaginado nunca tener.

Como pone en el título, ésta es una obra muy grande de fantasía épica clásica. Y no digo que es grande sólamente por el número de páginas, si no porque es una primera parte de una narración que promete tener muchos más volúmenes. Es un libro que muchísimos personajes y muchas tramas que se van desarrollando paralelamente. La cantidad de información puede apabullar un poco si se toma de golpe, aunque en general viene bastante bien dosificada. Tiene un ritmo bastante acelerado, en ocasiones tal vez demasiado acelerato y destaca por sus muchas escenas de frenesí en la batalla. De hecho, un enorme valor en la lectura.

Llama la atención el cuidado trabajo que hay detrás del libro en la construcción de mundo. Se deja ver una profunda mapización y construcción de las casas de la nobleza, con sus blasones e historia. Detalles que posiblemente debamos a la influencia (con su posible homenaje en las páginas finales) de George R. R. Martin.
Y hablando de homenajes… los elfos de alta fantasía o ese vistazo a Tolkien, encarnado en Galadoriel. (Ese precioso nombre 😉 )
En todo caso, un faenón que se embebe en el texto y que dota al mundo de una mayor entidad. Lo cual es muy de agradacer en un mundo de fantasía medieval que podría quedar muy estandar si se desarrollase de otra manera.

Mencionaré en el apartado de personajes simplemente una cosa. La cantidad de personajes relevantes, a pesar de ser una obra centrada en un único protagonista, es muy grande. Y todo los personajes que tienen un cierto recorrido en la obra (vamos, que aparecen aunque sea algo más que puntualmente) tienen su propia personalidad e historia. Son lo que yo llamo pnjs con ficha. Desde aquí, gracias.

En resumen, tenemos buena fantasía, magia, acción sin tapujos y alguna trama romántica. Una buena sartenada de política y geoestrategia y un tratamiento natural de los conflictos tanto intra como interraciales (¿o sería interespeciales?) y de cuestiones como la muerte, el deber y la traición. Al próximo que me diga que no hay buena épica escrita en este pais le arreo con este libro en la cabeza. He dicho.

Seré sincera, confiaba en este libro por una razón muy sencilla: confiaba en el autor. Ya he leido anteriormente obras de Cosmin Stircescu y sé de lo que es capaz. Y no me ha defraudado. Tenemos entre manos un ejemplar de “material de obra” que puede leerse en unos pocos días y que cumple ampliamente con las espectativas de su género.

Recomendado para: Amantes de la épica tradicional y las historias grandes. Muy grandes. Gente a la que los homenajes le resulten entrañables.
Abstenerse: Gente con nula memoria para los nombres y que gusten de las tramas más sencillas.

Título: La vara de Argoroth (Leyendas de Erodhar #1)
Autor: Cosmin Stircescu
Año de publicación: 2014
Editorial: Eride

3 Comentarios

  1. Me encantan las lecturas enfocadas en un mundo medieval… . Pero madre mía, 900 es un chorro eh… . Lo dejaré para cuándo tenga tiempo.

    Un beso.

    Noa

  2. Yo tardé en leerlo… Porque tardé. Pero me gustó muchísimo, así que me alegro de haberlo hecho sin desistir en el intento jejejeje.
    ¡Besazos!

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: