Fuego eterno es la nueva saga de Cosmin Stircescu, ambientada en el mismo mundo de Erodhar pero en otro marco temporal. También es uno de los primeros títulos de una editorial emergente e independiente: Ediciones Arcanas.


En un mundo donde prevalecen la fuerza del músculo, los corazones de hielo y la pureza de la sangre, un orco mestizo se subleva contra el líder de su propio clan valiéndose de su inteligencia y sus conocimientos de magia elemental. Pero no siempre los dioses premian al audaz y su fracaso se fragua en la traición de su mejor amigo y una huida por salvar su vida. El rey Torkan enviará al mejor guerrero del clan, el feroz Barghor, para cazarlo. Sangre, lucha, conspiraciones y magia oscura. Esta es la historia de éxito y decadencia de un orco. Su nombre: Rough.

Este libro lo que nos trae es una fantasía clásica que recuerda a algunas de las primeras obras de espada y brujería y, para los más cinéfilos, a filmes como Conan el Destructor. Y eso no es específicamente malo… especialmente si lo sabes.

Durante todo el volumen seguimos las aventuras y desventuras de Rough, un orco mestizo. Por su mezcla de sangre, es menos fuerte y corpulento que el común de los orcos; lo cual en una sociedad guerrera y basada en el poder (especialmente físico) es motivo de burla. Pero también es inteligente y ambicioso. Vuelca su esfuerzo en conseguir el poder de otros modos, y falla donde fallamos todos: en su fuero interno. En creerse seguro e invencible y en su orgullo. Rough es un personaje que podría ser mucho más complejo de lo que es. Y esto es algo que se repite en muchos personajes y temas tocados. Están ahí como una sombra de lo que podrían ser.

Pero lo que realmente llama la atención es el parco (y mal) trato a las mujeres. En toda la historia de Rough solo aparecen tres mujeres, y se menciona de pasada a otra: su madre. Dos de estas mujeres son directamente malvadas y la tercera sirve de interés romántico para un personaje masculino de importancia tanto en la historia como para el propio Rough. Que casi todas tus mujeres sean villanas es un problema per se. Que además de ello usen su sexualidad para manipular a uno o varios hombres como fuente de poder es un problema aún más grande. Por último que todas las mujeres que nombras sean descritas fijándose en los atributos femeninos y belleza y sean casi literalmente “bombas sexuales” también es un problema.  No ayuda a que los personajes sean creíbles, o si quiera a que te los puedas tomar en serio.
Si, la historia de Rough ocurre en una sociedad guerrera y machista. Me gustaría que no fuera así, o que la otra sociedad que se ve no siguiera el mismo patrón. Me gustaría que, aunque en la guerra la mayoría masculina fuera enorme, al menos en otros campos no lo fuera. ¿Habría sido un problema si el mentor de Rough hubiera sido una mujer chamán, por ejemplo? Pero sobre todo es que no hay si quiera plebe femenina. No están en las calles, cuando Rough pasa y describe. No están ni de fondo. Y eso sí es triste. Y problemático.

Creo que esta novela habría sido una oportunidad inmensa para dotar a los orcos de una sociedad más compleja y más lejana de los tópicos de la fantasía clásica.

Al final, la historia es casi lineal de tan clásica. Predecible en cierta medida. Pero podría haberlo disfrutado mucho más si no tuviera los problemas que he mencionado. Porque sí, este tipo de libro también es disfrutable. Simplemente hay que cogerlo con la expectativa de un rato medianamente entretenido, ni original ni con grandes giros.

 

Recomendado para: Vieja escuela de espada y brujería
Abstenerse: Feministas, sensibilizados con el tema femenino, gente que busque historias novedosas u otras maneras de representar sociedades orcoides.

 

Título: Fuego Eterno
Autor: Cosmin Stircescu
Año de publicación:2017
Editorial: Ediciones Arcanas