Danza de Letras

Al son de las palabras

CloroFilia. Pocas nueces

Siguiendo con el monólogo de Cerbero…
Qué queréis que os diga, lo mio con esta editorial es puro coleccionismo.  Compré de golpe Clorofilia con 36 y Domorí, en plan “qué guay, leo autoras”.  No fue por nada, y no esperaba nada más que una historia

¿Quién es Kirmen? ¿Por qué el joven no se parece a sus padres, ni a su amigos, ni a ninguno de los habitantes del Claustro? En el exterior de las cúpulas que protegen a los últimos habitantes de la Tierra, una tormenta eterna y monstruosa se ceba con el planeta. Kirmen sigue cambiando y, mientras tanto, no deja de soñar con salir. Al exterior. A la tormenta. ¿Qué es Kirmen?

No esperaba nada más que una historia…. pero a duras penas puede decir que la encontré. El desarrollo de Clorofilia es  extraño. Y su final es simplemente absurdo. Hermoso. Oh, si. Creo que se trata exactamente de eso, de generar imágenes retorcidamente bonitas y de alto impacto, pero sin mensaje.

Y es que el libro pasa constantemente por al lado de temas diversos: sobrevuela el bullying, el intrusismo emocional y físico del estamento médico, el descubrimiento sexual, la otroridad… e incluso su tema principal, que es la búsqueda de la propia identidad (un clasicazo entre los temas, especialmente en libros protagonizados por personajes jóvenes) queda absolutamente desdibujado. Porque Kirmen puede preguntarse quién o qué es… pero lo sabe muy bien: es un experimento, basado en un humano elegido porque era el único disponible. Y ya está. ¿Es rechazado? Si. Y sabe bien por qué. Extremadamente bien, dado que valora todas las pequeñas partes de ese rechazo por separado con una visión preclara. Todo esto aderezado con amplias lagunas de información y cebandose en pequeños detalles sin mayor relevancia que, posiblemente, busca en exclusiva por la “transgresión” y el morbo y, en algunos casos, lo hace rozando lo pueril.

Suena triste, pero a esta novela se la come su prólogo. Especialmente su primera frase.  ¿Sabéis que una de las recomendaciones de todos los talleres de escritura es que se empiece por algo que enganche al lector? Pues aquí tenéis un ejemplo perfecto de lo que pasa cuando la táctica falla. El prólogo hace esperar más. Mucho más.  Y luego se corta, pasa a otro tiempo sin solución de continuidad. Tienes que creerte que el único personaje que comparten desarrollo y prólogo sigue siendo el mismo, aunque no se parece en nada.  Si ha cambiado tanto, ¿por qué no pararse en desenterrar los motivos? Sin esto, queda un poco incoherente. Partes separadas de historias sin relación.

Como experiencia de lectura… se deja leer. Como ya digo, su prologo es demasiado intenso para lo que viene después y el final intenta ser muy impactante. Con la característica de ser un libro corto, no da esa tentación de mirar continuamente la página por la que vas para calcular lo que queda, pero tampoco esa una experiencia inmersiva.

Recomendado para: Gente que busque imágenes de impacto  sobre todo lo demás, amantes de una prosa preciosista pero no recargada.
Abstenerse: gente que busque historias y mensajes, lineas de pensamiento y ese tipo de cosas que a veces trae consigo el arte.

Título: CloroFilia
Autor: Cristina Jurado
Año de Edición: 2017
Editorial: Cerbero

2 Comentarios

  1. Pues si no te gustan sus libros es una tontería que los leas.
    Esa corriente absurda que tenéis los que vais de haters es, de verdad, ridícula.

    Gastáis vuestro tiempo en algo que no os gusta y lo único que conseguís es reportar beneficios a la editorial.

    Si tu blog fuese uno sobre reseñas que te gustan a veces y otras no, pues la gente tendría algo en cuenta tu opinión.
    Pero a los que vais con actitud amargada y ácida con bilis a TODO no os sirve para nada, pues no se fían de ese criterio que solo es para hacer sangre. Por lo menos no alguien con dos dedos de frente.

    Al Geek le funciona más o menos bien. Hasta que sus “fans” maduran un poco. Incluso él se está dando cuenta.

    Si de verdad te gusta leer, disfruta de la lectura.

    • admin

      31 octubre, 2017 at 19:49

      Tu comentario me demuestra varias cosas, entre ellas que dar mi opinión sincera de este libro podía ser arriesgado. Si te acepto el comentario es porque estás en tu derecho de dar tu opinión igual que yo la mia y, aunque me llamas hater y me menosprecias, considero que no estás traspasando la línea de las maneras.
      Creeme, disfruto mucho de muchas lecturas. Incluso de la de este comentario.

Deja un comentario

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: