Domori lo compré, como el libro de la reseña anterior, en gran parte por apoyo absoluto a las autoras y a los bolsilibros, en parte porque me gusta coleccionar y en parte porque tiene una portada bonita. Había leido otro libro de Sofía Rhei antes (Róndola) y me dejó no muy conforme, así que reconozco que éste lo empecé con algo de miedo.

 

Los domori llevan mucho tiempo en guerra contra las abejas. Las vidas perdidas no pueden ni deben ser olvidadas. Es necesario hacer valer la justicia, que ardan sus colmenas, su ciudad, que no quede rastro del enemigo. Luna Roja es una guerrera dispuesta a todo por vengar a su pueblo, pero el destino le depara otra suerte. ¿Le han contado toda la verdad? ¿Será capaz de descubrir su propia identidad? ¿Qué significa verdaderamente ser una domori?

Luna Roja es valiente, arrojada, rayana la locura. Lucha contra las abejas porque es lo que quiere hacer, lo que desea, lo que el cuerpo le pide… y además lo que su tribu respeta. Porque los domori son una cultura guerrera. Pero cuando lucha mano a mano con su pareja para destruir a su enemigo, algo sale mal. A punto de morir, es rescatada y trasladada a otro entorno que no se había atrevido jamás a imaginar.
Los domori son tribales, chamánicos y obviamente pre-industriales. Pero Luna Roja despierta en un entorno aseptico, blanco y automatizado con una altísima tecnología.  Le explican que le han tratado y eliminado lo que había de domori en ella. Su piel ya no es roja si no blanca, y le llaman humana. Descubre por qué hay personas de distintos colores…  Y decide partir hacia su hogar de nuevo, con ciertas ayudas.
La sinopsis no miente. Domori es un libro que habla de la búsqueda de la propia identidad, y ese es el camino que recorre Luna Roja. Porque uno no es necesariamente lo que le enseñan a ser, si no que puede construir su identidad a partir de sus elecciones.

Domori parte de algunos conceptos muy interesantes. El racismo excluyente de los organismos de colores unos con otros es uno de ellos, especialmente si se tiene en cuenta que todos vienen de un mismo origen, el cual recuerdan. El concepto de que una entidad biológica de gran tamaño puede servir de “mundo” para una de tamaño pequeño e incluso el condicionamiento de la cultura propia están ahí. Y el único pero que le pongo es que la conclusión parece precipitada. Da la sensación de que se quisiera cerrar la historia con rapidez, tal vez por una cuestión de espacio… o tal vez sea algo que le ocurre a la autora, ya que también pasa en otras obras suyas.

Como experiencia de lectura, tiene  buen poso y está llena de ideas prometedoras e interesantes. Se lee con agilidad, a pesar de algunos cambios importantes de ritmo y escenario y deja una sensación general de satisfacción con la historia a pesar del final absolutamente abierto.

Recomendado para: curiosos, deseosos de buenas y curiosas ideas de partida y gente con un ratito que pasar
Abstenerse: si te sientes incomodo con la manipulación a través del sexo, la limitación del libre albedrío y la mera idea de la zoofilia

Título: Domori
Autor: Sofía Rhei
Año de publicación: 2017
Editorial: Cerbero