Danza de Letras

Al son de las palabras

Etiqueta: distopía (página 1 de 2)

The Power. Postulados de género y poder.

Roca editorial nos trajo este título largamente esperado por todas las personas que, interesadas en la literatura de ciencia ficción, también tienen interés tanto en las plumas femeninas prometedoras como en los discursos feministas. Yo esperaba la publicación con ansia y, aunque no fue la experiencia maravillosa que esperaba, tampoco me arrepiento de nada.

Una niña en la América profunda escapa de un padre maltratador.
Un chico en Nigeria filma a una mujer que está siendo atacada en un supermercado.
La hija de un criminal del este de Londres ve cómo su madre es asesinada.
Una senadora en Nueva Inglaterra se esfuerza por proteger a su hija.
Cuatro personajes que sufren las tensiones construidas a través de siglos de desequilibrio y amenaza están dispuestos a llegar lejos en su determinación por establecer un nuevo orden mundial.
Las mujeres descubren que poseen un poder: el de la electricidad. Con un simple movimiento de sus manos, pueden infligir un dolor agonizante e incluso la muerte.
Un nuevo poder, extraordinario y devastador, ha llegado y cambiará el mundo para siempre.

Esta novela juega con el concepto de la opresión. ¿De dónde surge? ¿Quién la ejerce? ¿Cuál es la excusa? ¿Por qué nuestro mundo es machista? La respuesta obvia es… por que los hombres pueden someter a las mujeres a la fuerza. Los hombres son más fuertes, por lo que ostentan el poder.  Y también muestra que esto es falso, especialmente si miras caso a caso.

Estamos ante el retrato  del inicio de una distopía (especialmente para los hombres), o sencillamente cómo se fundamenta un cambio de paradigma. La revolución, la alegría de los oprimidos, el terror de los demás, la escalada de la fuerza, la resistencia… y el poder. Y es interesante cómo demuestra, sencillamente, que hombres y mujeres somos iguales y que un sistema en el que uno de los sexos tiene poder sobre el otro es desequilibrado e injusto.

Me gusta que use la violencia y especialmente la violencia sexual como una forma muy clara de representar esta idea: el desequilibrio de poder es nocivo.

Minipunto extra por mostrar que, en algunas ocasiones, el opresor no es el género opuesto, si no el propio utilizando peones según sus fines e intereses. Que no sólo es monstruo el que ves directamente, si no también el que se esconde en la sombra. El que planea. El que consiente.

Lo más flojo del libro es la narración. La estructura, el contenido… todo promete una expresividad y una fuerza de la que el texto carece. Me han dicho que es un problema de traducción, cosa que yo no puedo contrastar… pero lo cierto es que la edición castellana adolece en este punto.

Aparte de esto, me hubiera gustado ver un punto de convergencia de las cuatro historias principales más nítido. Hay un momento en el que parece que se da… pero se queda sin consolidar. Para mí, habría sido un punto extra.

Eso sí, tengo que hacer mención del prólogo y el epílogo de “cartas del autor, especialista en estudios masculinos, a Noemi Alderman”. Son deliciosos. Geniales. Un zasca en toda regla a cómo funciona el mundo académico ahora mismo, especialmente en temas de género.  Gracias, Noemi.

Recomendado para: Interesados en temas de género, feminismo y piscología social. Amantes de las distopías.
Abstenerse: Hipersensibles, machistas recalcitrantes, negacionistas y necesitados de desarrollos inmediatos.

Título: The Power
Autor: Noemi Alderman
Año de publicación: 2016
Año de edición en España: 2017
Editorial: Roca

 

 

20millones3. Con las patitas de atrás

 

Leí 20millones3 de Paz Alonso por dos razones principales. Primero, porque Paz lo tiene en Lektu con pago social, lo que lo converte en un libro gratis y de fácil acceso. Segundo, porque Irene de La Ventana Encendida, como mamá adoptiva de Paz en #Adoptaunaautora hizo una lectura conjunta. Y a mi se me da mal resistirme a las Lecturas Conjuntas.

Trescientos años en el futuro la mayor parte del planeta todavía agoniza bajo la nube radiactiva y las consecuencias de la Tercera Guerra Mundial. Cada tres meses, los habitantes de las Nethers se reúnen en torno a sus pantallas. Cada tres meses, el país-paraíso de Utopia, la nación con el medioambiente más saludable del planeta y la economía más potente, abre sus puertas a los afortunados que han ganado el derecho a una vida mejor, y aquellos que viven esperando a que suene su número regresan a la ciudad de Suburbia, tratando de convencerse de que la próxima vez será su turno. A ambos lados del Muro los sorteos siguen marcando el paso del tiempo…

20millones3 es, literalmente una distopía adolescente. La protagonista es una adolescente, el mundo es una distopía. Pasé todo el libro creyendo que la autora estaba intentando demostrar que se puede hacer una distopía adolescente más realista. Una en la que, por muy badass que sea la protagonista, el mundo es sencillamente mucho más grande que ella. Y lo cierto es que es lo que pasa.
Sin embargo la novela es demasiado optimista. Me esperaba más sino aciago, más destrucción y más muerte.
Me esperaba más política, más frialdad, más ignorancia y prejuicios.
Me esperaba más resistencia, más voluntariado, más revolución.
Todo se queda un poco en medias tintas, nunca suficientemente mostrado porque, al final, la  protagonista no deja de ser una niña ciega arrastrada de un lado a otro por la fortuna. Lo cual es realista, sí, pero hace perder mucho a un planteamiento por lo demás interesante.

No estoy diciendo que sea una mala novela. No lo es. Es una experiencia de lectura envolvente, absorbente y a la vez muy digerible. Pero es una novela centrada en los personajes que se deja llevar por las que considera las expectativas de los lectores. Tanto es así que acaba con un fanservice total, cambiando el resultado que era obvio y coherente para contentar a sus lectores. Y eso es una lastima. En general, 20millones3 se deja perder en lo que tendría que gustar en su última parte, en lugar de desarrollar el realismo que prometía.

Y tiene mucho bueno a nivel de ambientación, la adaptación de los que entran en Utopia, la esperanza (y desespero) de los que se quedan en Suburbia, el medio ambiente (creible o no) y sus limitaciones… Y el desarrollo de una religión que es coherente a pesar de no verse demasiado.

Decir que  adolece de un efecto, que yo llamo “el negro muere el primero”, y que es que el primero (o el único) personaje en morir es aquel que desde el principio representa a una minoría. En este caso un auténtico bury your gays. Es algo con lo que me siento incómoda.

Recomendado para: Gente que se identifica con facilidad y cierto amor por la telenovela.
Abstenerse: Quien quiera cierta profundidad política o el realismo a toda costa.

Título: 20millones3
Autor: Paz Alonso
Año de publicación: 2014
Editorial: Autopublicado

Fahrenheit 451. Déjalo arder

Leí este clasicazo de Ray Bradbury, que forma junto al Mundo feliz de Huxley y el 1984 de Welles la tríada sagrada de la distopía del siglo XX, gracias a un grupo de lectores genial que nació en goodreads y después se fue mudando poco a poco a la mensajería instantánea hasta convertirse en un grupo de amigos. Y se lo agradezco, porque si no igual no habría encontrado el hueco para leerlo.

Fahrenheit 451 es la temperatura a la que el papel se enciende y arde.
Guy Montag es un bombero y por lo tanto su trabajo es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. Todo en su vida encaja. Su casa, su esposa con su “familia” en la televisión y su constante ruido en los oidos. Sus paseos por la autopista a altas velocidades… Las cosas que hacen todos. Hasta que se cruza con una persona muy particular: una jovencita diferente que se plantea su entorno, que piensa, que disfruta del silencio… A partir de ese momento, Montag dejará de estar tan conforme con su vida y empezará a sentir inquietud y curiosidad. Sus pasos le llevan directo a la rebeldía.
El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros…

Como ya he dicho, este libro es un clásico de la distopía. Un mundo en el que los libros están prohibidos hace que cualquier lector empatice desde el principio con los disidentes, con los rebeldes, con los que pagan el mayor de los precios por mantener a su lado un libro.
Sin embargo, en Fahrenheit 451 los libros son lo de menos. Los libros son sólo un medio, una excusa. Esta historia no va de libros. Va de comunicación, de aislamiento, de sociedades acomodaticias y de falta de pesamiento crítico o divergente. Exactamente igual que 1984 o Un mundo feliz, lo que plantea es la parte oscura de la sociedad occidental tal y como se planteaba tras la segunda guerra mundial. Sólo que, en lugar de ahondar en los males de los fascismos, de la perversión de las versiones oficiales o del capitalismo, se centra en el aislamiento del ser humano como individuo y el entumecimiento de la propia humanidad ante una sociedad que va demasiado rápido.

A un nivel técnico, la premisa y el inicio de la historia son realmente buenos, aunque reconozco que decae en la mitad y no termina de recurperarse. Es un libro de resolución precipitada, lo cual se explica, tal vez, porque nació siendo un cuento y no fue hasta después que el autor pensó en hacer de ello algo más largo. Creo pues que ese final es poco orgánico y satisfactorio, aunque suficiente.

Fahrenheit 451 es uno de esos libros que todo el mundo debería leer antes o después. Con la ventaja de que es corto y, una vez te haces con la forma de insertar referentes y narrar de Bradbury, muy ágil.

Recomendado para: enamorados de su género, aprendices de escritores e interesados en sociedades insalubres.
Abstenerse: gente que se enamora con rapidez de los personajes.

Título: Fahrenheit 451
Autor: Ray Bradbury
Año de publicación: 1953
Última edición: 2016
Editorial: DeBolsillo

Zaibatsu. Buqué clásico y buen sabor de boca

Título: Zaibatsu
Autora: Diana P. Morales
Año de publicación: 2015
Editorial: Triskel Ediciones

El Círculo. La cuadratura global.

Leí este libro por una razón muy sencilla: vergüenza. El ejemplar que tengo me lo prestó mi madre hace un año, y hace un año que el libro me estaba mirando mal desde su estante. Así que me lancé a ello y ahora al menos puedo devolverlo.

Mae es una joven recién licenciada que entra a trabajar en El Círculo, la compañía tecnológica y de comunicación más grande y moderna del mundo. Ante ella se abre toda una nueva vida llena de ocupaciones, socialización y avances. Una vida excitante y prometedora. Un lugar al que pertenecer. Pero, ¿es el Círculo tan bueno como parece?

Estamos ante una novela que podría encuadrarse en la distopía clásica: un mundo plausible desde las condiciones actuales en el que hay cuestiones sociales más que dudosas. Aunque en este caso parece más la historia de como se estableció la distopía que la distopía en si. Los temas centrales, los peligros de la injerencia de la empresa privada en el gobierno y la falta de privacidad en realidad no son nada nuevo, pero si que están de rabiosa actualidad.

En total, tenemos una temática que puede ser apasionante, pero que a mi entender se pierde un poco por el propio personaje principal y su visión. Diría que Mae es idiota, al estilo idiota de Anastasia (Cincuenta sombras de Grey) e incluso me quedaría un poco corta. ¿Cómo demonios cae una supuesta psicóloga en las tácticas más básicas de manipulación y coerción en grupo? Lo lógico es que lo haya estudiado en la carrera lo suficiente como para saltarle las alarmas. Pero no. Mae va pasando por distintos grados de memez, cada vez más profunda, según pasan los capítulos.

En general, Mae empasta genial con la mayor parte de la gente de su empresa, que son básicamente una panda de posers con la cabeza en plan maraca: mayormente hueca pero con cosas sueltas que chocan y arman jaleo.

La idiota universitaria de Mae contrasta con el personaje de su ex, un rústico que apenas acabó el instituto, pero quien tiene la mayor parte de los diálogos filosóficos. Cuadra tanto como ella pero por el otro extremo.

En realidad se trata de un libro bastante sencillo de leer, que descentra el drama con la historia de un amante misterioso y un pésimo novio nuevo… Todo ello desaprovechando mucho a personajes como Annie, Tay o los padres de Mae.

Recomendado para: gente que quiere una novela realista con un poco de todo.
Abstenerse: fans de la buena distopía y quisquillosos de que los rasgos de las personalidades cuadren.

Título: El Circulo
Autor: Dave Eggers
Año de publicación: 2013
Última edición en España: 2014
Editorial: Literatura Random House

Antiguas entradas

© 2017 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑