Prométeme que serás delfín. Y otras cosas vocacionales

Cuando pedí a la editorial Suma de Letras (Penguin Random House) este título, la verdad es que no las tenía todas conmigo. No sabía que esperar porque hay que reconocer que la sinopsis tiene un poco de novela negra y mucho de historia de autodescubrimiento que prometía ser lacrimógena. Y ya sabéis que yo y las moñadas no nos acabamos de llevar.
Sin embargo nunca me alegraré más de haber tomado la decisión de leer un libro.

9788483656860[1]Adela, una profesora de primaria, aparece asesinada en su aula dentro de un armario y con la boca y las muñecas enrolladas en papel celo.  Igual que ella castigó a Sofía, una de sus alumnas. Igual que castigaba injustamente a muchos otros. Algunas de las amigas de Sofía intentan evitar la CATÁSTROFE, es decir, que las separen al cambiarlas de colegio y deciden investigar para encontrar al culpable. ¿Quién querría ver muerta a Adela? La lista es muy larga pero muy pronto otro hecho terrible la reduce drásticamente.
A través de sus miradas inocentes pero con la aguda intuición infantil, el lector se adentrará en el mundo de Sofía, la niña hiperactiva que más odiaba a la profesora. Pero también en el de su madre, una doctora desesperada que vive solo para su hija. Y sobre todo, en el mundo real de los adultos que no siempre toca a los niños.

No recuerdo que comenzar una reseña se me hiciera nunca tan duro como en este caso.

Prométeme que serás delfín es un libro corto, con una narración ligera, rápida y actual. Una parte importante del peso de la narración es la voz de una niña de 5º de primaria. El resto es esa misma niña complementando su narración años después, cuando realmente puede entender qué ocurrió. Y a eso le tenemos que añadir otro nivel narrativo totalmente diferente que son los capítulos de “La madre”. Éstos, intercalados a los capítulos en los que conviven las dos voces de la narradora principal, han sido los más emotivos para mí. También son los más comprometidos socialmente, los más políticos por decirlo de alguna manera y de los más duros. En ellos vemos el monólogo interno y constante de la madre de Sofía, la compañera con TDAH.
Compaginar esas voces se me antoja complejo. Y sin embargo la autora ha conseguido un gran todo prácticamente sin fisuras. La voz infantil no aparece infantilizada en exceso. No da la sensación de estar impostada como le pasa a autores muy reconocidos. La voz adulta está preñada de nostalgia y poco a poco se va viendo también más amargura de una forma sutil. Por su parte la desesperación, la inseguridad, la impotencia y en definitiva la infelicidad feliz de la madre de Sofía también son algo muy conseguido. Sólo el mejor diálogo interno puede ser tan confuso y contradictorio siendo al mismo tiempo tan esclarecedor.

Sí, el libro me ha encantado y estoy escribiendo esto nada más cerrar las pastas. ¿Por qué me ha llegado tanto? No lo sé. Creo que en parte porque está muy bien escrito en ese sentido, pero también por mis circunstancias personales. Tengo mucha familia que se dedica a la educación infantil y primaria. Entre ellos mi madre. Sé mejor que nadie que la educación, igual que la medicina, son profesiones que deben ejercerse desde la más pura vocación. Porque son exigentes, duras, y se necesita dar todo de uno mismo. Por eso casos como los que se cuentan aquí de profesores que van de la negligencia al maltrato me sulfuran y me afectan. Sé que mi madre, si leyera lo que hay aquí escrito diría sin tapujos que la profesora Adela se lo merecía.
Además, soy madre de un niño con necesidades educativas especiales. Es mucho menor que los casos que salen aquí y su diagnóstico no está cerrado, pero conozco casos cercanos de TDA-TDAH y puedo decir que la investigación al respecto de cómo deben responder los centros y cómo son los comportamientos de los niños con estos trastornos es muy buena.

Pero además de esto la novela tiene varios niveles. Como novela negra es obviamente naif. Se te da información para que adelantes quién es el asesino. Incluso con alguna trampa al mejor estilo de Agatha Christie cuando decidía jugar sucio y hacer trampas al lector. Pero aunque yo eso es algo que no perdono, aquí si lo hago. Lo perdono porque en el fondo descubrir al asesino no es el hilo principal de esta narración. Aquí lo importante son los temas que trata.

Obviamente, sí es una obra que trata la amistad, la lealtad, el abuso, el acoso escolar y la pérdida de la inocencia. Pero no es el gran drama del siglo. Ha conseguido ser natural y dejar que estas cosas goteen entre las líneas escritas. Están ahí con la misma disposición que están ahí los familiares, los deberes o las visitas a los amigos. Como una parte más de la vida.

Pero junto a todo esto no deja de lado la oportunidad de ser realista en la crítica social. Crítica a los recortes en sanidad, a la política del partido en el gobierno, de los recortes en educación (reducción de plazas, hacinamiento, falta de atención a los niños con necesidades especiales y asfixia de los mismos en un sistema que no los tiene en cuenta, exceso de ayudas a los centros concertados…) y a la corrupción, el paro, la fuga de cerebros… Y todas las consecuencias familiares de lo anterior.  No como pieza de toque, si no como gran telón de fondo que ayuda a entender la desesperación de la vida. Porque al final este país sigue siendo este país.

Y este no es un relato esperanzador en sí. Sí, da la mano a los niños con problemas y sus familias, transmitiéndoles que no están solos y que además probablemente sus “problemas” no sean tan graves, si no solo algo que no está aún aceptado por el sistema de la sociedad. Se les deja la opción de querer, apasionarse y crear por su propia cuenta, abriendo nuevos caminos. Porque eso serían los niños que son delfín.

Recomendado para: Gente que acepte bien la crítica social, educadores y padres, especialmente de TDAHs
Abstenerse: Gente sensible. Porque si a mi que estoy muerta por dentro me ha hecho daño, no quiero saber que hará con personas adorables como mi amiga Lidia. 

Título: Prométeme que serás delfín
Autor: Amelia Noguera
Año de edición: 2016
Editorial: Suma de Letras

 

Anuncios

2 comentarios en “Prométeme que serás delfín. Y otras cosas vocacionales

  1. Estaba super motivada leyéndote hasta que he llegado al “abstenerse” jajajaja Eres tonta 😄

    Bueno, ya sabes que me muero por leer este libro. Maldición sobre Edición Anticipada por no ofrecérmelo, pero lo leeré de una forma u otra. La reseña ha sido pre cio sa, en serio. Se notaba que te ha apasionado y lo has plasmado muy bien en tus palabras.

    Así que nada, te medio odio por añadir un libro más a mi lista de pendientes. Pero en realidad te quiero mucho, por esto y muchas otras cosas que tú ya sabes.

    Y eh, aunque sea taaan sensible, me gusta leer este tipo de libros. No necesito que un libro me destroce la patata para llorar a mares, porque lloro básicamente con cualquier cosa jajaja Es lo que hay…

    Me gusta

    • En realidad sabía que ibas a querer leerlo. xD Igual me confundo y a ti no te toca tanto como a mi. Reconozco que hay muchas cuestiones personales en medio de esta valoración 🙂 Pronto lo comprobaremos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s