La idea del submundo mágico de Londres siempre me llama, me gusta, me seduce. Me lei la sinopsis muchas veces, lo miré, le di vueltas… y al final vino conmigo. Y es una de esas veces en los que una no se arrepiente de haber tomado la decisión.

El joven Peter Grant era un agente de policía novato más hasta que un día, durante la investigación de un terrible asesinato, recibe cierta información de un testigo ocular muy especial: un fantasma. Tras descubrir que la magia existe, Grant ingresará en un departamento secreto de Scotland Yard que se encarga de las investigaciones sobrenaturales y, junto al enigmático inspector Nightingale, llevará a cabo tareas tan singulares como negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis, desenterrar tumbas en Covent Garden y perseguir a un espíritu maligno y vengativo que está sembrando el caos en la ciudad.

Considero personalmente el de los detectives de lo paranormal un subgénero de la fantasía urbana. Un subgénero muy antiguo, clásico, y que además me gusta mucho porque suele aunar un color local muy entrañable con unas disquisiciones esotéricas interesantes. Es el caso, por cierto.  Aaronovitch despliega un Londres multicultural, colorido y lleno de criaturas clásicas vistas con nuevos ojos. Y eso es bueno.

También utiliza un maravilloso tono de humor británico, ni muy cansino ni demasiado flemático y en general un ritmo de serie televisiva, lo cual es lógico teniendo en cuenta que trabaja como guionista en la BBC. De hecho, desearía que estos libros (porque sí, es el primero de una saga) encontraran un hueco como serie en la cadena pública británica.

Por supuesto, carece de la atmósfera inmensamente oscura y rica del submundo londinense de Gaiman. Pero tampoco le hace falta. Rios de Londres es irreverente y divertida, fresca y entretenida. Y no se le puede pedir mucho  más. Es una buena experiencia de lectura, aunque a veces pierda norte entre la trama de los rios y la del caso principal. Al menos yo lo recomiendo para leer sin pretensiones, y deseando estoy de seguir la serie, porque Peter me cae bien. Muy bien. Es un poco metepatas, bastante inseguro, tiene sus cosas de mirada masculina… pues si. Pero aún así (y quizás por eso) me cae bien.

¿He mencionado la representación? Un protagonista POC, mujeres POC que son entes mágicos de gran poder, secundarios POC… Porque  Londres es multiracial, multicultural y dinámico, y el libro también lo es.

Recomendado para: amantes de la figura del detective sobrenatural con tiempo y pocas ganas de meterse en embolados metafísicos
Abstenerse: Gente que quiere una literatura muy adulta, oscura y sangrienta. Aqui hay sangre, pero tampoco tanta.

Título: Rios de Londres
Autor: Ben Aaronovitch
Fecha de publicación original: 2011
Edición en españa: 2017
Editorial: Oz Editorial