Leí este libro porque los autores me lo propusieron y, qué demonios, son muy convincentes. Y además, son un encanto. Creo que es de recibo decirlo: son cercanos, son amables, y parecen muy buena gente.
La sinopsis es  curiosa, el trailer estaba muy bien y me dije que no hay nada de malo en ir leyendo autopublicados nacionales. Al contrario.  Debo decir que leí una versión de prueba, a la que le faltaba una corrección ortotipográfica y de estilo. Me prometieron que para la venta, estaría hecha. Me lo creo.

¿Y si existiera el sistema perfecto?. Un sistema que no solo uniera a toda la humanidad, sino que hiciera que por primera vez no hubiera ninguna guerra en el mundo, la delincuencia fuera mínima, la hambruna y la alfabetización, erradicadas, la población más feliz que nunca y que los progresos humanos se catapultaran al infinito dándonos el mayor salto tecnológico de la historia… ¿Y si el precio de ese sistema perfecto es que no lo hemos elegido? ¿y si el coste de vivir esta utopía a escala mundial es que nos ha sido impuesto a la fuerza?. ¿Lucharía la humanidad por liberarse o preferiría una feliz y próspera sumisión?…

 

Como veis, esta novela está a caballo entre la ciencia ficción clásica, la distopía y la tradición de la narrativa de aventuras.
Madre del vacío comienza en un futuro cercano, con un mundo muy arrasado por la crisis económica de 2008 y totalmente volcado en desarrollar la tercera guerra mundial. Comienza en la desesperación, y camina hacia la esperanza. Una esperanza raquítica, pero esperanza al fin y al cabo.

Es complicado valorar una historia que, como en este caso, queda colgada. Es una primera parte, y no una que cierre una tirada de trama y te deje satisfecho al lector, si no una que te deja en punto muerto, esperando la continuación.

Se trata de una novela muy coral, con un número de puntos de vista bastante importante, varias lineas de narración que convergen y divergen constantemente dándole al texto una dinámica interesante. El desarrollo de cada personaje depende mucho de su línea de acción. En algunos de ellos el desarrollo no es de carácter si no de relaciones interpersonales (algunas de las cuales, lamentándolo mucho, no sólo me veía venir si no que tampoco creo que aporten nada a ninguna de las tramas). Tenemos, como curiosidad, un personaje narrador en primera persona, que junto al “hijo” de la Madre del vacío, me parece uno de los personajes más logrados, con más dudas y claroscuros.

Guiños de humor hay unos cuantos, bien ligados, muy enraizados en esa tradición de humor tan española que consiste en reirnos de nosotros mismos. Y esto merece la pena.
También veo muy relevante cómo han conseguido introducir un par de desarrollos en un ambiente totalmente postapocalíptico (bebiendo un poco de Mad Max, lo cual me parece perfecto) dentro de un mundo tan perfecto y perfeccionista consigo mismo, tan de distopía de control a lo 1984.

Los autores provienen del mundo del guión y es algo que se nota en la narrativa, específicamente a la hora de presentar a los personajes y los entornos. El esquema de la introducción de los nuevos personajes principales es siempre el mismo, y cuando éste no se da, se puede deducir que el personaje presentado no estará presente en la narración durante demasiado tiempo.  Esto podría mejorarse en aras de la calidad literaria.
Pero también se nota en la habilidad para introducir subtramas e interconectarlas, dando al conjunto una profundidad mayor de la que se prevee en los primeros capítulos.

Sinceramente, no estoy segura de si las referencias a acontecimientos reales son o no buena idea. Las crisis ecómicas, las intervenciones de la UE en países periféricos, el ataque de yihadistas a cierto museo… Nos acordamos tan bien de todo que dudo si ayuda a anclar la historia a la realidad y hacerla plausible o pone en duda el pacto ficcional. Creo que al final, esto dependerá del lector.

Por cierto, tengo que decir que yo sería colaboracionista. Sin duda. Ya podéis juzgarme.

Recomendado para: fans de series y gente con una buena imaginación gráfica, amantes de la acción y el espionaje.
Abstenerse: antimilitaristas y gente que considera que su vida ya es una distopía cuyo sistema no ha elegido.

Título: Madre del vacío (Invade me#1)
Autor: Manu Franco y Mauro Civera Ro
Año de publicación: 2018
Editorial: Autopublicado