Paseando a Mary Sue

El tema de las Mary Sues es un recurrente, prácticamente un clásico. Cuando se estrenó la nueva saga de Star Wars, Rey estaba en la boca de todos los ofendidos: Una Mary Sue. Esta semana, la Mary Sue es Arya Stark de Juego de Tronos. Y, entre medio, han sido acusadas de lo mismo todas las mujeres protagónicas que no eran del gusto del reseñador de turno. Tanto es así que en este momento estamos viendo toda una política de erradicación del término.

Personalmente creo que no debemos erradicar la palabra, sino usarla correctamente (y no como un arma arrojadiza en manos de un público que bascula entre lo ignorante y lo capcioso).

Hace dos años, escribí en un blog que (desafortunadamente) dejé en sus inicios un articulo sobre que siginificaba que un personaje fuera una Mary Sue. Aunque no es perfecto, creo que sigue vigente. Aqui os lo dejo:

Hoy traigo un tema que tiene mucho dónde cortar. Porque bien usado, el término ayuda a que se te entienda. Pero también es muy fácil usarlo mal, confundirse y, en los extremos más extremos… quedar bastante mal.
Hoy vamos a hablar de gente que me cae muy mal. Vamos a hablar de Mary Sues



¡Para el carro! ¿Por qué Mary Sues y no Gary Stues? ¡Machista, mas que so machista!
Lamentablemente la Mary Sue está más extendida que el Gary Stue, que no es más que su contraparte masculina. Con esto lo que quiero decir es que cualquier cosa que diga aquí de Mary Sue, por favor hacedle automaticamente el gender swap y aplicadlo a Gary Stue también. ¿De acuerdo?

¿De dónde sale la Mary Sue?

De la mente calenturienta de los fans. Si, tal cual. No pienso tachar eso aunque no quede muy políticamente correcto.
Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana (si, me doy perfecta cuenta de lo que estoy haciendo) una escritora llamada Paula Smith publicó en una revista un fanfic de Star Trek llamado “A Trekkie’s Tale”. Con él quería hacer una parodia de los cientos de fanfics que habían surgido de los puños de jovencitos y jovencitas en plena revolución hormonal.
En esta historia, la protagonista era una joven llamada Mary Sue, teniente de la flota estelar con tan sólo 15 años. Además era un personaje totalmente idealizado y carente de realismo (y de interés).
Corría el año 73, esto lo digo para que veaís que estoy haciendo arqueología friki.

El concepto de Mary Sue nace de los fanfics. Es ese personaje no canónico que interviene en una trama canónica y la cambia a gusto del autor. Es ese personaje canónico totalmente desfigurado hasta ser casi irreconocible (excepto por el nombre). Es, básicamente, esa tendencia de meterse en la historia y hacerse el protagonista de la misma que tiene todo fan adolescente. Ese que existe para que el autor, que se está reflejando en el personaje, se sienta mejor consigo mismo.




Ah… la inseguridad del adolescente.



¿Qué es la Mary Sue hoy día?

Aunque obviamente el termino se puede (y debe) seguir aplicando al mundo del fanfic, las Mary Sues han saltado a las páginas de la literatura contemporánea. O, en otras palabras, que lo compres en una tienda y tenga portadas bonitas no significa que haya sido esterilizado de Mary Sues.

En literatura podemos definir a la Mary Sue como ese personaje que es claramente el alter ego idealizado del autor. Es perfecto. Políticamente correcto a la mentalidad del lector actual. Todo lo hace bien. Es carismático. Es atractivo. Y vuelve loco a todo el mundo.
De todo lo que he dicho lo único con lo que están de acuerdo los críticos es lo último. Los vuelve locos… de rabia.

En general las Mary Sues son tan extraordinarias y poderosas que resuelven sus conflictos con suma facilidad. No tienen un desarrollo de carácter real, y normalmente son personajes vacíos.


Critico literario (a menudo talludito ya) ante la invasión de Mary Sues

Hay muchas. Están por todas partes (aunque es posible que haya más en la fantasía juvenil). Y se están comiendo a los personajes femeninos interesantes. Así que vamos a hablar de presentarles batalla. 

¿Cómo reconocer a una Mary Sue?

Cuidadito,este punto es importante. No vayamos a perdernos alguna o empezar a etiquetar de Mary Sue a todas las protagonistas femeninas porque nosotros lo valemos.

Características físicas

El personaje es guapo. Muy guapo. Aunque no se lo crea (porque además de guapo, tiene mucha modestia) y parezca sorprendido de gustar a los intereses románticos.

Tienen al menos una característica física del tipo altamente improbable.  Habitualmente son rubias bomba, pelirrojas o de pelo negro azabache. Con la piel clara, eso sí. Supongo que por el contraste.
Generalmente tienen los ojos de un color poco habitual (azules, verdes o de fantasía). Especialmente si en su mundo ese rasgo es extraño (o incluso anatema). También puede tener un ojo de cada color. En resumen: tienen un aspecto exótico.

Suelen ser menudas, pero tienen curvas aunque no lleguen al estereotipo de chica pneumática.

Características psicológicas

Tiene un pasado traumático que lleva con entereza. O tienen un origen exótico. Nacieron en otro país o en otro mundo. Son hijos de gente importante, o semidioses… bueno, me seguís. El resumen es que son muy únicos.

No tienen defectos apreciables. Si tienen defectos suelen ser adorables. Por ejemplo, son inocentes y confiables. Protegen siempre al necesitado, aunque sea un enemigo. Son adorablemente torpes. De cualquier modo estos defectos serán siempre vistos como positivos por el resto de personajes.

Carecen de personalidad definida. Pueden hacer una cosa y después la opuesta sin que haya justioficación. Hacen lo que la trama necesita, y no lo que una persona real haría. Son incoherentes dentro de su propia perfección.
No evolucionan a lo largo de la trama. Siguen siendo iguales

En mundos de fantasía, tiene al menos un poder extraordinario o muy poco común que la hará única. Es extraña incluso entre los raros y especial entre los especiales. Si la historia requiere que sea una badass (guerrera, asesina, luchadora de cualquier tipo), será la mejor y destacará sin apenas entrenamiento.

Será amada, admirada y querida por todos los personajes. En ocasiones incluso por sus enemigos. Cualquier personaje de sexo opuesto será atraido por ella de forma automática.

El mundo, los demás personajes y la historia misma giran en torno a este personaje. El azar lo favorece siempre. Es el centro de todo y las cosas no podrían desarrollarse sin él.

Cuando han de saltar todas tus alarmas

Se parece físicamente a la autora
La autora ha declarado que el personaje es como ella, pero mejorado. O que ha puesto mucho de ella en el personaje.
El personaje es jodidamente perfecto, todo lo hace bien. Incluso cosas que no había hecho nunca o que lleva muchísimo tiempo sin praticar.
Todos los personajes a su alrededor le quieren si que tenga que hacer nada para establecer una relación..

Autora cuando le preguntan por su Mary Sue. Porque ella lo vale.

Los peligros de señalar Mary Sues

Sí, la literatura está plagada de Mary Sues (y de Garu Stues), pero si vas señalando a todo personaje principal y llamándolo Mary Sue, entonces tenemos un problema.

Para empezar, podemos confundir personaje protagónico con Mary Sue. Sobre todo en el caso de los protagonistas femeninos. ¿Por qué? Estamos acostumbrados a los protagonistas masculinos que son destacables en algunas cosas, que son héroes y están por encima de la media. Pero en el caso de las mujeres, no lo estamos tanto. Así que es fácil que uno vea a un mujer que está por encima de la media y grite Mary Sue corriendo, sin pensar siquiera que lo que tienes es una heroína.

Te aconsejo que le pases un test a esa protagonista femenina antes de tildarla de Mary Sue. ¿Cuántas características cumple de todo lo que hemos estado hablando?
Pero sobre todo, ¿cómo las cumple?

Las Mary Sues son perfectas. Carecen de carácter, excepto para lanzarse pullas con otros personajes para demostrar que tienen carácter y para hacer aquello que todo el mundo fantasea con hacer (como partirle la cara al baboso machista de turno.

Las Mary Sues son perfectas. Por lo tanto son personajes que no pueden evolucionar. ¿Ese personaje cambia con el tiempo? ¿Aprende de sus experiencias? ¿Pierde inocencia, gana orgullo con las victorias y cabronería con las derrotas? Entonces puede que no sea una Mary Sue.

Las Mary Sues son perfectas, y lo son desde su misma creación. Son buenas en todo porque son buenas en todo, no hay que buscarle las vueltas. Sin embargo si tienes un personaje que es muy bueno en algo porque tiene una historia que lo justifica… ahí pinchamos. Justificación es lo que no tiene una Mary Sue.

Un ejemplo práctico: Katniss Everdeen (Los Juegos del Hambre) es una crack con el arco y se le da bien la supervivencia en bosques. ¿Por qué? Porque es el entorno natural que rodea su distrito y ella lleva años siendo cazadora furtiva. Estas características de Katniss están justificadas.
 Por contra Caelina Sardotien (el trono de cristal) es una asesina que lleva años encerrada, pero se la llevan a la corte para una especie de concurso. En su vida ha jugado al billar, pero lo coge el tranquillo en dos segundos. Lleva años sin tocar un teclado, pero efectúa melodías maravillosas sin fallar. Estas características de Caelina no están justificadas.




Dos cosas hay que reconocerle a Sansa Stark: tiene carácter y evoluciona

Como reseñador, eres tú quien decides si crees que un personaje es o no una Mary Sue en tu opinión. Pero antes de poner la etiqueta alegremente (o de ofenderte porque otros la han puesto me ha pasado), haz un repaso mental real del personaje. Igual te sorprendes.




Ok, se acabó. Adiós

De todos modos, me gustaría hacer una aclaración. Creo que las Mary Sues tienen un objetivo, una razón de ser. La mayor parte de las Mary Sues nacen de plumas de jóvenes, de mujeres. Como mujeres en esta sociedad, es complicado que una mujer tenga ejemplos heroicos, pero mas aun que tenga una fantasía de poder simple como las masculinas. Una adolescente puede necesitar una fantasía en la que un personaje que es ella misma sea perfecto: hermoso, inteligente, poderoso… todo aquello que sienten (y están convencidas) que nunca serán. Nuestras chicas están muy marcadas por la seguridad de que nada es suficiente. Las Mary Sues pueden ser muy positivas para la psique de sus jóvenes autoras. Son catárticas.
Pero no para los lectores.

Tal vez no debemos borrar a las Mary Sues. No deberíamos eliminar la palabra ni el concepto. Quizá deberíamos poner a estos personajes en su justo lugar. No en las grandes novelas, pero tampoco en el agujero negro de la ignorancia.
Y, por supuesto, lejos de las heroínas y protagonistas bien justificadas, por mucho que no cumplan con los estándares de ciertos sectores del público.

3 Comentarios

  • Frida

    Pues sí, últimamente estoy escuchando hablar mucho de las Mary Sue. Y he leído que así han llamado a Arya Stark. No he querido profundizar en el porqué puesto que no he visto todavía la serie. Pero una cosa tengo clara, Arya Stark no es una Mary Sue. Para empezar nunca ha sido una belleza y siempre ha practicado con la espada para desgracia de su madre. Ha trabajado por ello, ha sufrido. Consigue huir de Desembarco del Rey y, al menos en los libros, su huida tampoco es que mate de preocupación a los enemigos, porque sólo es una niña que está sola. Lo que quiero decir es que no inicia siendo Mary Sue y dudo que finalice siéndolo.

    En cuanto a la auténtica Mary Sue estoy de acuerdo en todos los puntos que planteas. Pero he de decir que también hay Mary Sue fuera de fiction, algunas películas de los sábados a la tarde son un buen referente también. Odio a las Mary Sue, porque son planas, no ofrecen conflicto y cuando desde el inicio sabes que Mary Sue va a llevarse el chico, ganar al malo sin despeinarse y ser la mejor amiga de todos además de admirada, la historia aburre. Sin conflicto no hay historia. Y no sé, pero creo que todos ponemos un poco de nosotros mismos en los personajes, pero ello no es razón para crear a una persona perfecta, después de todo la belleza está en la imperfección.

    • duxiet

      Mary Sues hay en todos los formatos de la narrativa: cine, series, videojuegos, cómics… Nada se libra de ese estereotipo, aunque naciera en el mundo del fanfic. Hay que reconocer que son fáciles de hacer, conllevan poco esfuerzo, así que es.. entendible.

  • MJ Ceruti

    Dejé de ver JdT hace años, pero después de Aquel Capítulo vi brotar uno tras otros decenas de artículos sobre las Mary Sues (el tuyo es uno de los pocos que leí, una tiene límites XD), así que supe enseguida que alguna señora había hecho algo que a los señores no les parecía.

    Me has recordado a aquella charla en mi balcón haciendo burbujas X3. La verdad, como ya te dije, a veces lamento que este vocabulario haya calado entre el público, porque hay un montón de gente que lee pero no asimila (y gente que está convencida de que el mundo orbita en torno a su polla y ve Mary Sues por todas partes porque tiene miedito). Y creo que ese sentimiento de amenaza señala lo importante que es la Mary Sue, no a nivel narrativo ni como personaje válido (porque es un personaje malísimo, eso ya lo sabemos) si no como fantasía de poder y como consuelo. Las chicas también necesitamos personajes de papel de fumar pésimamente desarrollados para poder proyectarnos cuando las cosas van mal. Pero bueno, vete tu a explicarle eso a un señor que ha descubierto el término Mary Sue y lo anda golpeando por todas partes como un bebé con un juguete nuevo XD

    Siento tardar tanto en comentar. Te leo siempre, y siempre es un placer. Nos seguimos leyendo.

    MJ/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =

A %d blogueros les gusta esto: