Efímera

La efímera sintió la perturbación en el agua y nadó hacia ella, justo al contrario que el resto de habitantes del estanque. Rodeó la vieja estatua de piedra llena de verdín que tanto le gustaba, dibujando con su estela las viejas formas y pliegues. En el fondo de su alma, envidiaba la eternidad de aquella figura.

La arena se posó despacio alrededor del objeto que había provocado a la efímera. Era redondo, y tenía una larga cadena. Emitía un sonido gracioso. Tic-tac. Tic-tac. Unas manecillas marcaban los segmentos de la esfera, temblando con el engranaje que les daba vida. Otro juego estaba quieto, esperando algo impacientemente. Una serie de ruedecillas completaban el conjunto

La efímera giró sobre los mandos plateados. Algo hizo clic. El mundo cambió.

***

La efímera sintió la perturbación en el agua. Se vió a sí misma acercarse al reloj. Y se alegró. Ahora sería eterna.


 

Micorrelato Este micro relato corresponde al #OrigiReto2019 de Stiby y Katty (normas aquí y aquí
Objetivo 16 (ocurre bajo el agua) y objeto oculto 36 (una estatua de piedra)
Enlazado con el relato Retrato de una dama de Esther Evans

6 Comentarios

  • Stiby

    Buenas!!

    Oh, no me acordaba de este relato de Esther, te ha quedado una continuación coherente pero con tu propio sello. Me ha gustado el final.
    Y si, esta vez pusiste bien el tweet jaja

  • KATTY

    Genial micro, muy bonito y muy bien enlazado a un relato también maravilloso de Evans. Bien hecho, te ha quedado una imagen muy bonita ^^

    .KATTY.

  • Frida

    Un microrrelato impecable, como todo aquello que escribes. No he leído el que enlaza con él. Pero sí te diré que mientras lo leía estaba pensando en un microorganismo en el agua, justo antes de salir de ella y dar paso a la evolución del hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =

A %d blogueros les gusta esto: