Guárdate de las Hijas de Marte. Y del poder absoluto.

Soy una amiga horrible. 
Compré este título en cuanto salió por primera vez. Lo hice porque la historia era curiosa y porque confío mucho en la pluma de su autora. Pero no lo leí. He tenido que esperar a una lectura conjunta. Y ni aún así lo he leído a tiempo como una persona decente. 

Pluvio Stella es un hombre educado para ser un buen esposo. Obediente, silencioso y correcto. Sería ideal si no fuera por su piel clara y sus ojos azules, que le hacen… inadecuado. Por su parte, Oceanía Lapislázuli, que pertenece por mérito propio a lo más alto de la sociedad marciana, científica y salvadora del planeta necesita un marido. Y elige al menos esperado: Pluvio. Su relación deberá sortear las luchas políticas de las marsianas y el Consejo… Porque Marte está al borde de la revolución.

Mercè tiende a escribir algunos personajes que son demasiado puros para los mundos que habitan. Es el caso de Pluvio. Y, en cierto modo, también de Oceanía. 
El Marte de esta novela da para una sociedad compleja, mucho más compleja de lo que la extensión le permite, así que se queda en el conflicto base entre poderes: por un lado la ley, por otro la iglesia. El proceso de secularización social, en lo personal, me parece muy interesante y creo que podría haber dado mucho juego en una extensión más larga. También entiendo que la historia realmente gira entorno a la relación de una pareja, que acaba cuando debe acabar del mismo modo que empieza donde debe empezar. Si esto deja al lector ligeramente insatisfecho es porque al menos ese trabajo emocional lo ha hecho magníficamente. 

En el fondo, aunque es en sí misma una historia romántica, la novela trata sobre cambios sociales. Y, sobre todo, cómo éstos llegan ineludiblemente cuando una sociedad está preparada. No se pueden adelantar, pero tampoco hay un modo de retrasarlos y anclar a la población en un tiempo pasado romantizado. Una visión fresca al respecto, que no te deja sensación de pesadez.

La novela es corta y, en realidad, se lee en un suspiro. El ritmo es ágil, las descripciones buenas y la atmósfera consigue redondear el conjunto. Preciosas también las ilustraciones interiores de Marta Montell, debo apuntar. Una buena forma de llenar una tarde ociosa.

Recomendado para: Amantes de lecturas ligeras que te dejan con poso. Gente que quiera explorar el cambio de roles.
Abstenerse: Si no quieres finales impactantes y que te revuelvan y pasas de las historias de romance.

Titulo: Guárdate de las hijas de Marte
Autora: Mercè Homar Mas
Año de publicación: 2020
Editorial: Insomnia

 

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 9 =

A %d blogueros les gusta esto: