Danza de Letras

Al son de las palabras

Categoría: Reseña (página 1 de 54)

La noche de Walpurgis. Cambios de ciclo

Tal y como he titulado esta reseña, parece que voy a hacer una entrada en un blog pagano. Pero no. Por más que me apasionen las fiestas solares, en este caso voy a comentar el último libro de la trilogía de Coraterra, una fantasía oscura y desesperanzada.

Lo he visto todo antes de que suceda, porque ese fue el don que se me concedió.
Sé que el mundo se encarroñará, se marchitará como se marchitan las flores con las primeras heladas del invierno. Y no erraré.
Os creeréis dueños de un mundo que ni siquiera os pertenece, una tierra que vosotros mismos corromperéis con vuestros delirios de poder.
Crearéis un mundo injusto. Injusto para los justos. Injusto para los buenos. Injusto para los pobres.
Injusto para las mujeres y, a veces, también para los hombres. Injusto para las futuras generaciones.
Injusto para los demás seres que lo habitan. 
Si supierais que las injusticias solo traen odio y que nadie está a salvo de él…
Ni ricos ni pobres. Ni buenos ni malos. Ni mujeres ni hombres. Todos sucumbirán al odio y todos se pudrirán.
Y entonces, en La Noche de Walpurgis, solo uno podrá purificar el mundo.
Esta es la profecía de la dragona Sirona Ojo de Marfil. Un profecía que está a punto de cumplirse.

Me guste o no, tengo que empezar esta reseña con trigger warnings, advertencias de sensibilidad. Así, que ojo. Trigger warning de violencia extrema (gore). Trigger warning de sexo explicito. Trigger warning de violencia sexual. No me digáis que no he avisado.

La Noche de Walpurgis es la historia de Than, un joven ladrón criado en las calles de una de las ciudades más importantes del reino de Terranova. Joven pero habilidoso, el muchacho sólo tiene dos cosas en el mundo: una incipiente reputación en los barrios bajos como empleado confiable, bajo el nombre de Silencio, y a su amiga Alea, una prostituta que ha crecido en las calles como él.  Pero eso cambia cuando su camino se cruza con el de Sibila el vidente, un anciano druida negro.

Si habéis leido el resto de la saga sabéis perfectamente quién es Sibila, de dónde viene Than, cuáles son los pecados de la reina Eliae…  Aquellos que no lo sabéis, seréis informados a lo largo del libro, así que no tenéis que preocuparos pues se puede leer de forma independiente.  Desde aquí os digo sin embargo que Than es el elegido, el niño de la profecía, un ser humano único porque es el único brujo de Terranova y, exceptuando a Sibila quien es el último druida, el único varón con afinidad con la magia del territorio. Than es hábil, es poderoso, es empático y compasivo, tiene una actitud se aprendizaje y sabiduría… Than es un héroe que no se considera tal. Than está ahí ahí de la perfección.

Pero hablemos de Terranova. Terranova, el nuevo reino que instauró la reina Eliae hace dieciocho años, tras arrasar con los otros reyes, unificando el continente bajo su estandarte y renombrándolo… es un mal lugar para vivir.  Es un lugar lleno de desigualdad, donde cada uno se ceba con aquel que tiene debajo. Malos tratos, violencia, pobreza… y también machismo (muchísimo), clasismo y despotismo generalizado. De hecho sorprende que haya un puñado de Altas Señoras, además de la reina, teniendo en cuenta la enormidad de machismo social y la preponderancia de la mirada masculina en el libro sobre los personajes femeninos.  Y aunque hablan las brujas mucho tiempo, diciéndonos que obviamente lo que ocurre no es deseable por muy normalizado que esté, la sensación general es de profunda conciencia de superioridad masculina.

Hablemos pues, de las brujas. Un buen puñado de personajes femeninos fuertes, poderosos  y extraordinariamente longevos que representan y encarnan… los siete pecados capitales del cristianismo.  Aunque ellas aceptan que los pecados no son tales, y que no hay negatividad en lo que son, el transfondo cultural está ahí. Eso además de asumir que no son mujeres normales. La cuestión es que de todas ellas, sólo tienen un peso real dos y media. Dos: la soberbia, que es la mente y la guía de todo el grupo y la misión…. y la lujuria, que es… bueno, es la lujuria y ocupa muchas muchas líneas de texto. Las demás podrían no estar y no pasaría mucho. Envidia y pereza especialmente son alivios cómicos. Y en el caso de envidia, la considero mi “medio” porque es por ella que se introduce a Neko, el acompañante animal de este héroe como lo han tenido todos los protagonistas de esta saga.  En la mayor parte de los casos, especialmente en aquellas que están menos tiempo en el primer plano, se limitan a ser una burda expresión de su cargo, sin sutilezas.
Todas ellas deberían haber tenido una capacidad similar a la de lujuria: someter a los humanos a su alrededor a su pecado a través de un aura. Habría sido divertido. Habría sido interesante… Ninguna puede hacerlo. Supongo que sólo interesaba en el caso de la lujuria. Una lástima.

Una mención por haber introducido las palabras de magia nórdica seid y galdr en este libro. Bien introducido… aunque para mi gusto, mal contexto. Estas hablando de un mundo medievalizante en el que nada cultural indica nordismo. Había druidas, lo cual es celtico… y hablan con términos nórdicos. Yo no lo habría hecho. Pero claro, probablemente sea yo la única que se fije en algo así.

Cuando leía el anterior libro ya le pregunté a Ismael la razón de tanta violencia sexual. Me explicó que quería que transcendiera la sensación de que Terranova era un lugar asqueroso. Y bueno, lo hace. Terranova es asquerosa: Coraterra era asquerosa y Eliae no la mejoró como pretendía. Y la moraleja que se desprende de esto es que lo realmente asqueroso es el ser humano. Es por eso que esta fantasía es desesperanzada y desesperanzadora. Los libros de Coraterra acaban mal. Y eso que, dentro de las posibilidades, este es positivo.

¿Es un libro ténicamente perfecto? No, no lo es. Tiene varias erratas, y además es, en algunas partes, realmente repetitivo. Me hubiera gustado estar a tiempo para pulir y dar esplendor, porque lo necesitaría y lo merece.

Y sin embargo… Sin embargo es un libro que se deja leer. Una vez superas lo incomodo que es el mundo que plantea, y lo apegado a lo clásico de su historia, se convierte en una lectura entretenida.

Recomendado para: Amantes de la épica y la fantasía oscura, clasicotes de la fantasía
Abstenerse:  cualquiera que sienta dudas al ver los trigger warnings.

Título: La noche de Walpurgis (Coraterra #3)
Autor: Ismael Contreras Carmona
Año de publicación: 2018
Editorial: Nazarí

Los liberati: el principio, el apocalipsis está aquí

Esta obra es más o menos mi estilo sin serlo. Lo sospeché en el mismo momento en que la autora me ofreció la oportunidad de hacer esta reseña. Me convenció el hecho de que Whitejoker Mason le avalara, dado que la narrativa de este autor me impactó muchísimo en su día. Esperaba una narrativa similar. No es lo que encontré, y más adelante veremos qué escondía este libro.

“Me duele la tierra clavada en mi cuerpo, las aristas, las piedras filosas, pero lo peor es la sensación de ser aplastado como un bicho rastrero por el mismo aire. Afuera del encierro empieza a clarear. El olor de rocío y tierra mojada me evoca recuerdos hermosos…Despierto angustiado en la cama del hospital. Parece ser de noche. Estoy mareado. No me duele nada. Mi brazo está en un cabestrillo, colgando con poleas. Mis dos piernas están enyesadas, y tengo una especie de corsé inmovilizando mi torso. Sólo tengo libre el brazo izquierdo. Empiezo a recordar… ” . Todo lo que sabíamos estaba equivocado, sólo unos pocos conocían la verdad. Eso NO los salvará…

Así comienza Los liberati: el principio, un título que no miente: es la primera parte de una saga. De hecho, es una de esas primeras partes donde lo que consigues es que te pongan en antecedentes y te presenten a los personajes, sin lugar a resolución alguna. Paciencia con eso.

Diré que la estructura es singular: salta de personaje en personaje y en el tiempo para ir componiendo el cuadro de lo que ha pasado en el mundo. Al principio juega con la idea de que el mundo postapocalíptico sea una ilusión, pero es  algo que se desvanece rápido y sin contemplaciones. El mundo postapocalíptico es real. No sabemos cómo ha ocurrido, pero vamos poco a poco dándonos cuenta de que es terriblemente peligroso y de que había alguien que sabía lo que estaba por venir… Vamos algunos de los esfuerzos de ese alguien por prevenir al mundo, con todo lo que ello le conlleva a nivel individual y social.

Todo esto es bueno. La historia es buena. ¿Cuál es el problema? La narrativa está plagada de información repetitiva y repetida, cosas que ya se saben y se machacan una y otra vez. Y no es un tema, marcando una cierta obsesión de un personaje o por una mera cuestión de transmisión (la repetición del concepto como forma de generar una sensación de ciclo sin salida). Da la sensación de que la autora ha escrito el libro y lo ha publicado sin corregir más que la parte ortotipográfica. Que no ha tenido betas, o al menos no betas exhaustivos. Y es una pena, porque así el libro no es todo lo bueno que podría. Hay bases, hay ideas, hay originalidad… pero se pierde en una narrativa repetitiva.

No dejemos la aventura como la única virtud del libro. Esta obra habla de relaciones humanas, amorosas y de poder, de la excesiva presión de la humanidad sobre el planeta, de nuestros errores como seres egoistas que somos y nuestra futilidad frente a lo que ni siquiera consideramos pero es más grande que nosotros.

Recomendado para: Gente con paciencia para la repetición y una narrativa con ganas de pulido  y barniz que quiera aventuras y reflexión somera todo en uno.
Abstenerse: Gente que quiera un “producto completo”. El libro no está maduro, lamentablemente.

Título: Los liberati: el principio (Liberati #1)
Autor: Yamile Vaena
Fecha de publicación: 2017
Editorial: Autoeditato

Manual de pérdidas. De lo que se va poco a poco

Soy perfectamente consciente de que este libro no es el tipo de libro que suelo reseñar. Yo doy vueltas alrededor de lo que se llama “el género”, al menos en los círculos del propio género. Rara vez salgo de él para reseñar. En este caso, el autor me pidió mi opinión muy a sabiendas de que estaba haciendo una excepción. Espero que no se arrepienta.

Antes de empezar, diré que esta novela ha sido premiada con el premio Pancho Guerra de literatura. Eso querrá decir algo.

En “Manual de pérdidas” se cuenta el último acto bibliófilo de un profesor de Historia jubilado consciente de que va a perder cuanto ha leído por culpa del alzhéimer: un itinerario de gratitud por diversos lugares con destino en todos aquellos que en un momento de su vida le regalaron un libro. El propósito es devolver el objeto, lo que revierte su función primigenia: si con el regalo quien da logra que su recuerdo habite en quien lo recibe; con la devolución, el proceso se invierte ahora el dador pasa a ser quien fue receptor y el recuerdo sigue el mismo trayecto.

Vista la sinopsis os tengo que ser sincera: decidí leer esta novela porque en ella había libros. Sí, soy plenamente consciente de que no todos los personajes bibliófilos me caen bien. De hecho muy pocos lo hacen, y esta no es una excepción. El protagonista no me cae nada bien. Es un ser obseso por sus libros, por lo que quisieron decir y fueron para él. Es una persona que vive de recuerdo porque no ha sido capaz de construir mucho más que aquellos recuerdos de otros. Por eso su drama al enfrentarse a una enfermedad que borra recuerdos es tan acuciante para él.  Pero en ese acumular libros y recuerdos, se ha olvidado completamente de todos los demás seres que pululan por su vida: los abandona a su suerte, deja que se alejen, los deja con terceros y no se percata cuando hay problemas (y serios problemas). A sus hijos los ha tratado muy mal toda su vida, en una mezcla del “no saber hacerlo mejor” y el “niño, no molestes”. Igual por eso da menos pena de la que podría.

El libro es pausado, de narrativa preciosista que en algunos momentos puede llegar a pecar de ampulosa. Sin embargo retrata magníficamente el lento deterioro del alzheimer, la pérdida de la humanidad misma del enfermo y con él, la de sus allegados más cercanos. El periplo familiar y vital, desde la actualidad hasta el principio de la vida en un pueblo que fuerzas naturales incontrolables y ominosas han obligado a abandonar, es una metáfora perfecta construida y apuntalada por otras metáforas menores. Al final, no tenemos un libro sobre libros, si no sobre personas y aquellas cosas que con el tiempo acaban lamentando haber perdido o haber dejado.

No es el libro fácil de leer o de rápida fascinación que suelo recomendar, pero puede ser interesante para aquellos que quieran acercarse a la enfermedad.

Trigger warning: este libro contiene una serie de referencias a la pedofilia que, personalmente, creo que podrían haberse ahorrado.

Recomendado para: amantes de la novela contemporanea, realista, triste y algo desesperada, gente que desee una visión veraz sobre el mal de alzheimer
Abstenerse: gente con demasiado contacto con el alzheimer y demencias (porque duele), sensibles al trigger warning de arriba, gente que quiera lecturas amenas y felices.

Título: Manual de pérdidas
Autor: Javier Sanchez García
Año de edición: 2017
Editorial: Mercurio Editorial

Por el camino de Esperanza. Lectora desesperada

Existe una serie de razones por las que una no debería aceptar una lectura para reseña. La simpatía por la editora es una de ellas. En este caso acepté esta lectura porque la persona que me lo pidió, le editora, era un encanto. Así de sencillo. El tema no me decía mucho. El género no era el mío. No conocía al autor. Pero pensé… ¿por qué no? Craso error.

Toni está muy lejos de su Barcelona natal y parece no llevar un rumbo claro. Eso es lo que piensan los habitantes de la montaña de León donde su Porsche 911 le ha dejado tirado. Acogido por los vecinos de una pequeña aldea, no tarda en meterse en problemas y empiezan las sospechas. Toni afirma que va camino de La Coruña, donde su novia le espera para casarse. Sin embargo, incluso él se da cuenta de que hay algo que no encaja en su historia. Toni siente sobre sí todas las miradas y teme ser descubierto, pero lo que no sabe aún es que la apacible aldea de acogida tampoco es un lugar convencional.
A partir de esta situación, el autor construye un vertiginoso relato, siguiendo dos lineas argumentales: la narración de las desventuras de un hombre atrapado en la montaña y las andanzas de un muchacho barcelonés del barrio de las Roquetas.
Toni nunca tuvo lo que quiso. Para él no hay vida si sólo puede sobrevivir o ir tirando, como su familia o sus amigos. Abomina de sus recuerdos y su pasado, que sobreviven para desgracia suya. Él ansía lo que menos tiene a su alcance, otra identidad, otra suerte, otros desvelos. Si no consigue lo que desea, Toni siente que muere en vida, pero si lo consigue, ¿qué será de él? En su alocada búsqueda se aleja de sus propios deseos para emprender por fin el camino que le llevará hacia sí mismo.

 

El libro empezó con mal pie para mi. Toni, el protagonista, me caía mal. Muy mal. Su visión del rural daba asquete, así de simple. Y tampoco es que la interrelacion posterior ayude a sacarse esa espinita del costado con respecto a los pueblos. Pero mi primer gran problema vino cuando cambiamos de tiempo y vemos al Toni niño.  Un Toni que es un niño que se siente un catalán de segundas en las Roquetas. Un niño que va creciendo siempre con la idea de que lo tratan de menos porque no es catalán de pura cepa. Un niño que ni tan siquiera quiere aprender a hablar catalán, que se siente inferior porque sí y cuyo complejo viene de ninguna parte. O de su propio entorno, donde le están enseñando que ese es el orden del lugar… cuando no lo es.  Me molesta esa visión de cataluña en lo personal. Supongo que porque soy una persona de otra región que lleva muchos años viviendo en cataluña. Desde ya os digo que a mi nadie me ha hecho nunca de menos por no ser catalana de pura cepa. Y si hay un problema de esnobismo en la burguesía catalana, lo hay por ser burguesía, no por ser cataluña.

Seguimos con un Toni en la actualidad que mira a las mujeres a su alrededor con una evidente mirada masculina, cosificadora… y además las pone en situaciones que me parecen más propias de la fantasía de una hombre que de una realidad. Y no lo digo porque en la comunidad en la que el personaje empieza a integrarse las mujeres sean sexualmente libres y se acuesten con quien quieran, si no cómo y por qué lo hacen. Así Toni tiene sexo como un campeón sin dejar de suspirar por un amor más complicado a quien debe conquistar… uno del que no sabe nada y del que en realidad no se molesta demasiado por saber.

El Toni del presente es egoista, manipulador, corrupto y además un violador. Porque forzar a una mujer dormida, a tu pareja o a la mujer a la que supuestamente quieres ES una violación… y no se resuelve con un “No lo hagas más” o con un suspiro y media vuelta. Es un problema profundo que no se muestra como negativo. Y tiene toda mi repulsa.
El Toni del pasado era un arrogante, narcisista, petulante, victimista, ladrón y trapis. No le veo mucha evolución personal, sólo cambios de ambiente.

Así que tenemos la historia de un personaje que es básicamente escoria humana al que todo el mundo aprecia y que se redime por autosacrificio, pero un autosacrificio que no tiene nada que ver con los problemas de los que el personaje huye (y de los que no puede huir en realidad)…. Pues no, no me gusta el mensaje. Lo siento.

¿El libro está mal escrito? No. La narración en dos tiempos aligera mucho el contenido y el autor sabe lo que se hace. Pero el mensaje, los mensajes… no los puedo perdonar.

Recomendado para: gente a la que le guste la redención de un canalla más que a mi hijo un chupachups de nata-fresa
Abstenerse: Sensibles a los siguientes temas: indentidad catalana, xenofobia, violencia sexual, abuso de drogas,  corrupción.

Titulo: Por el camino de Esperanza
Autor: Sergio Lozano
Año de publicación: 2017
Editorial: Gradiente

Rios de Londres. Detective sobrenatural en el barrio

La idea del submundo mágico de Londres siempre me llama, me gusta, me seduce. Me lei la sinopsis muchas veces, lo miré, le di vueltas… y al final vino conmigo. Y es una de esas veces en los que una no se arrepiente de haber tomado la decisión.

El joven Peter Grant era un agente de policía novato más hasta que un día, durante la investigación de un terrible asesinato, recibe cierta información de un testigo ocular muy especial: un fantasma. Tras descubrir que la magia existe, Grant ingresará en un departamento secreto de Scotland Yard que se encarga de las investigaciones sobrenaturales y, junto al enigmático inspector Nightingale, llevará a cabo tareas tan singulares como negociar treguas entre el dios y la diosa del Támesis, desenterrar tumbas en Covent Garden y perseguir a un espíritu maligno y vengativo que está sembrando el caos en la ciudad.

Considero personalmente el de los detectives de lo paranormal un subgénero de la fantasía urbana. Un subgénero muy antiguo, clásico, y que además me gusta mucho porque suele aunar un color local muy entrañable con unas disquisiciones esotéricas interesantes. Es el caso, por cierto.  Aaronovitch despliega un Londres multicultural, colorido y lleno de criaturas clásicas vistas con nuevos ojos. Y eso es bueno.

También utiliza un maravilloso tono de humor británico, ni muy cansino ni demasiado flemático y en general un ritmo de serie televisiva, lo cual es lógico teniendo en cuenta que trabaja como guionista en la BBC. De hecho, desearía que estos libros (porque sí, es el primero de una saga) encontraran un hueco como serie en la cadena pública británica.

Por supuesto, carece de la atmósfera inmensamente oscura y rica del submundo londinense de Gaiman. Pero tampoco le hace falta. Rios de Londres es irreverente y divertida, fresca y entretenida. Y no se le puede pedir mucho  más. Es una buena experiencia de lectura, aunque a veces pierda norte entre la trama de los rios y la del caso principal. Al menos yo lo recomiendo para leer sin pretensiones, y deseando estoy de seguir la serie, porque Peter me cae bien. Muy bien. Es un poco metepatas, bastante inseguro, tiene sus cosas de mirada masculina… pues si. Pero aún así (y quizás por eso) me cae bien.

¿He mencionado la representación? Un protagonista POC, mujeres POC que son entes mágicos de gran poder, secundarios POC… Porque  Londres es multiracial, multicultural y dinámico, y el libro también lo es.

Recomendado para: amantes de la figura del detective sobrenatural con tiempo y pocas ganas de meterse en embolados metafísicos
Abstenerse: Gente que quiere una literatura muy adulta, oscura y sangrienta. Aqui hay sangre, pero tampoco tanta.

Título: Rios de Londres
Autor: Ben Aaronovitch
Fecha de publicación original: 2011
Edición en españa: 2017
Editorial: Oz Editorial

Antiguas entradas

© 2018 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑