Ladrona de medianoche. Sentimientos encontrados

Ladrona de medianoche fue una lectura conjunta que sacó La nave invisible y que tenía dos características principales: la autora tenía que ser una mujer negra, y tenía que ser una obra de ciencia ficción. La obra de Nalo Hopkinson cumplia esos requisitos y además el que podía conseguirlo por suscripción (casi gratis), así que me lancé.
Decir que durante toda la lectura mi cabeza estuvo reproduciendo en bucle Everybody ‘s talkin’ de Harry Nilsson. Que alguien le diga a mi cerebro que esto no tenía nada que ver con Cowboy de medianoche.
ladronaHa llegado el Carnaval y el planeta de Toussaint lo celebra con música, bailes y gran pompa. Personas disfrazadas de “Ladrones de Medianoche” asaltan a los juerguistas, esgrimiendo sus armas y sus fascinantes palabras. Todo bajo la atenta mirada de Granny Anansi, la red nanotecnológica que controla el mundo como una Diosa maternal.
Para la pequeña Tan-Tan, la hija del alcalde Antonio y la hermosa Ione, la Reina Ladrona no es más que su disfraz preferido, el que llevará al festival… Hasta que su padre, poderoso y corrupto, comete un crimen imperdonable por el que es enviado al brutal mundo de Nuevo Árbol a Medio Camino, un mundo penitenciario donde las monstruosas criaturas del folclore son reales. La pequeña Tan-Tan es arrastrada con él, en contra de la voluntad de Granny, y tendrá que aprender a sobrevivir no sólo al entorno, si no a lo peor de la naturaleza humana. Para ello se convertirá en leyenda; será la Reina Ladrona.

El título dice “sentimientos encontrados” porque es exactamente lo que tengo con este libro. No sé qué opinar. Me dejó con una sensación muy extraña que espero no se repita muy a menudo.

Por un lado me encanta.
El mundo de Toussaint es muy interesante tanto en el nivel cultual basado en los folklores de las colonias americanas con gran población proveniente de áfrica, ese sabor tan especial… como en el nivel tecnológico de Granny Anansi, la conción de programación y los nanorobots, así como los siervos mecánicos y sus relaciones con los humanos.
Nuevo Árbol a Medio Camino es fascinantte a nivel de xenobiología, además de explorar cultura alienigena y adaptación social humana a un medio altamente hostil. Todo ello es interesante.
Pero sobre todo me fascina el modo en que la autora ha trabajado las formas propias de la narrativa tradicional de su tierra (Jamaica) y las ha volcado en la obra. Ha explorado temas, formas, sonoridad e incluso las bases de cómo se genera ese tipo de narrativa. Eso vale oro.

Y sin embargo…

Sin embargo la historia es horrible. Se veía venir antes de que Tam-Tam llegase a Nuevo Árbol a Medio Camino. La insanísima relación de Antonio con Ione. La falta de compromiso y respeto entre ambos, la posesividad… La pésima relación de Ione con sus responsabilidades, incluyendo en ellas a su propia hija. Cómo Antonio toma a su hija como una sustituta de su mujer desde su nacimiento… Pero todo empeora en el nuevo mundo.
Se veía venir la situación de abusos sexuales continuados. Pero eso no lo hace menos asqueroso. Cómo todo el mundo sabe lo que pasa y nadie hace nada… Pero sobre todo cómo es posible que se use ese recurso y no sirva para nada. Tam-Tam podría ser la misma Tam-Tam que se hace Ladrona de Medianoche sin necesidad de haber sufrido lo que sufre durante años. Podría haber tenido el mismo odio de la nueva pareja de su padre sin pasar por la cama de este en contra de su voluntad, si era lo que se quería (aunque un poco de solidaridad entre mujeres hubiera sido, no se, una bonita novedad)…  Antonio era un monstruo sin necesidad de demostrarlo de ese modo con su hija. El mundo ya era suficientemente duro…
Creo que era innecesario, y creo que no esta suficientemente justificado, ni suficientemente bien medido en sus consecuencias.

Recomendado para: Enamorados del caribe y sus culturas mestizas y sincréticas. Estudiosos de la narrativa.
Abstenerse: Si vuestro estomago, como el mío, va estar medio libro tentado de vomitar todo su contenido por el tema sexual.

Título: Ladrona de medianoche
Autor: Nalo Hopkinson
Año de publicación: 2000
Última edición en españa: 2001
Editorial: Factoría de Ideas

El mar no siempre es azul. Algunos estándares

Sabéis que siempre os cuento cómo llegó a mis manos un libro concreto, por qué decidí leerlo. El mar no siempre es azul llegó a mi gracias a su autora, que es un amor de persona y que (me temo) se valora menos de lo que debería.  En principio no era un libro que entrase ne mi linea actual, porque es un joven adulto que pintaba estándar. Pero recordé que estos libro también me gustan, me oxigenan y me lo hacen pasar bien, así que dije que sí. He tardado mucho en hacer esta reseña, y espero que Silvia encuentre corazón para perdonármelo.

1315

Stella debe aceptar su destino cuando el día de su dieciséis cumpleaños descubre un secreto que hará tambalearse los cimientos de su apacible vida en un pueblo costero del Mediterráneo.
Crecer lleva consigo muchas responsabilidades, algo de lo que Stella se dará cuenta con la ayuda de sus amigos. Se enfrentará a una espléndida aventura y combatirá el mal ante su enemigo, quien solo pretende conseguir el poder y esclavizar a todas las criaturas marinas.
Además, una historia de amor se cuela entre las páginas de este libro, lo que supone un gran motivo para que Stella siga luchando en la misión de buscar respuestas en un mundo azul -que no siempre es azul-, desconocido y… peligroso.

Sí, habéis adivinado. Es una historia de sirenas. ¡Qué sorpresa!
Bromas aparte, lo que tenemos entre manos es una novela introductoria (primera parte de saga, aunque desconozco cuántos volúmenes tendrá) que cumple con el esquema básico de novela de fantasía juvenil moderna al uso.

Stella tiene 16 años. Es acosada por una queen bee, tiene fuertes lazos de amistad con al menos una chica y al menos un interés amoroso bastante claro desde el principio de la novela. Se le da muy bien un deporte, es este caso la natación. En su cumpleaños descubre que su naturaleza no es la que creía: ella es un ser mitológico o mágico. A partir de ese momento debe adaptarse a su nuevo mundo en el que le esperan revelaciones sobre sus padres, su destino y otro interés amoroso. Eso es lo que se espera de este tipo de libros y eso es lo que tenemos en tes. Ni más ni menos. Pero la diferencia se encuentra en la forma de contarlo. Este esquema puede dar pie a una serie de aventuras planas y sin complicaciones, donde el protagonista es una bala que atraviesa la trama sin despeinarse. Y también puede dar pie a unas aventuras más originales, con más facetas y con un protagonista que tiene dudas sobre su destino, sus opciones y quién es un aliado.

En este caso, tenemos una novela de fantasía juvenil que, mientras cumple todos los puntos esperables, se esfuerza por hacerlo de un modo más complejo y sin dudar de la inteligencia de sus lectores. El resultado es una lectura que resulta ligera, entretenida, pero con un cierto poso. ¿Peca de introductoria? Sí. Se nota que es una primera parte y que queda mucho por delante. Pero también te deja una buena dosis de aventuras, de tal manera que no te llevas la sensación de que el libro acabe antes de empezar a contar.

Recomendado para: Lectores jóvenes que disfruten con una buena aventura y fanáticos de las doncellas del mar en todas sus versiones.
Abstenerse: Gente obsesionada con tener lecturas adultas y gente que no acepte que sirena en el mediterráneo puede no ser la de la mitología griega.

Autor: Silvia Martinez-Markus
Título: El mar no siempre es azul (El mar no siempre es azul #1)
Año de publicación: 2015
Editorial: Astor Nova

Haunted

haunted

Elena contuvo la respiración, apoyó la mano sobre la estantería, exhaló para calmar sus nervios y empujó. La falsa pared cedió con un crujido.

Ante ella había una pequeña habitación apenas iluminada por la luna llena. Bajo el polvo acumulado en el suelo se intuía un dibujo que no supo identificar. En el centro de la figura había un altar con un tapete, y sobre él, una antigua arqueta de piedra. El aire olía a moho y humedad, a edificio cerrado pero también a iglesia, a incienso antiguo y humo de velas. Se estremeció pensando en las víctimas rituales que podrían haber visto aquellas paredes. Se abrazó a si misma para contener los temblores, y volvió a exhalar controladamente intentando alejar las imágenes de su mente.

El reto implicaba que tenía que llevarse algo. La arqueta le servía. Se dirigió a ella con paso decidido. Sus dedos rozaron a tapa cuando un fogonazo de luz la cegó

Había salido de fiesta aunque no le apetecía. Era sábado, y salir era un ritual social del que no se podía desprender. Ligar dos de cada tres veces venía a ser la confesión en la iglesia del “pasarlo bien”. Sólo que Elena no lo pasaba bien. Seguía una rutina con la que no se identificaba porque se lo pedía su mundo, sus amigas. Se lo pedía aquello que ella intentaba demostrar que era.

Laura se había ido. Se dio cuenta a los quince minutos de dar vueltas al hielo de su bebida sin que la visitara con su risa enloquecida, saltando al ritmo de los bajos que se calaban bajo el esternón de todos los que estaban en la discoteca. En dos horas les llamaría y les contaría locuras agitando mucho las manos, mientras Sofía la ignoraba y Elena intentaba averiguar si las pupilas dilatadas de la desaparecida indicaban que había tomado algo indebido.

La falda era demasiado corta y le impedía moverse con agilidad. Pero no importaba, porque los zapatos que torturaban sus pies a cambio de hacerle un culo estupendo no le permitirían hacer nada más que dar cuatro pasitos ridículos a un lado y a otro.  Hacía demasiado frio para el top revelador. Pero era un uniforme de caza que se completaba con un maquillaje cargado y la larga melena suelta. Sí, se arreglaba como una modelo para la portada de una revista de moda. Y aunque repetía que era para sí misma, en realidad sabía que formaba parte de la penitencia de su vida.

Suspiró, miró cómo los hielos rebotaban en el vaso de tubo un instante y, sin pensarlo dos veces, bebió todo el contenido. Se fue a la barra y con una sonrisa y un gesto le pidió a la camarera que le rellenara el vaso.

Sofía estaría con Raúl. Ella era su mejor amiga, y Elena sabía que iría donde ella le pidiera, pero la echaba de menos. Unos meses antes no se habría sentido tan sola. Aunque era posible que aquello saliera del alcohol, que solía hacerla depresiva y susceptible.

Cogió el vaso lleno y se apoyó en la barra. Comenzó a remover su combinado con la pajita, imaginando el ruido que hacían los nuevos hielos contra el cristal, aunque no pudiera oírlos.

Localizó a Sofía a un lado de la pista. Reía con la cabeza inclinada hacia atrás con algo que le había dicho su novio. Al lado de Raúl había otro chico que no reconoció. Vestía completamente a la moda, dando una impresión de irrealidad; no parecía una persona de verdad. Sofía alzó la mano para llamar su atención, así que Elena se acercó a ellos sintiendo la mirada de varios hombres sobre ella, incluyendo al desconocido hacia el que se estaba acercando. Le presentaron al muchacho a gritos, pero no entendió su nombre. Sonrió estúpidamente y se sintió vacía al hacerlo.

Los cuatro se dirigieron a otra zona de la discoteca en la que la música era menos potente. La zona adaptada para que la gente hablara. El chico nuevo hablaba. De hecho, parecía que le encantaba su voz. Sofía y Raúl estaban muy dedicados el uno al otro, así que le hablaba a Elena.

Vació su quinto vaso en el momento en el que aquel petimetre le decía : —Lo que te pasa a ti es que estás atrapada dentro de tus límites.

Elena le lanzó una mirada asesina.

—No me conoces de nada.

—Pero estas cosas se notan, guapa —sonrió él acercándose a ella y acariciándole el mentón con suavidad. Elena apartó su mano con un golpe. —Vale, vale. No hace falta que te enfades —siguió con una risita. —Si eres tan brava, sólo tienes que demostrarlo. Mira, hay una casa encantada que….

Pestañeó repetidamente. Le lloraban los ojos y tardó unos momentos en recuperar la visión. Tenía la sensación de que había pasado allí demasiado tiempo. De que las paredes estaban esperando algo para caer sobre ella. Creía oír una salmodia lúgubre por los pasillos. Sentía el estómago revuelto.

Sabía que tenía que llevarse algo para demostrar que había estado allí dentro, pero la idea de hacerlo le daba escalofríos. Se dio la vuelta procurando no tocar nada y comenzó a caminar hacia la puerta.

Sus pasos se fueron acelerando y cuando llegó a la escalera ya estaba corriendo. No paró hasta llegar a la arboleda donde tendrían que esperarla sus amigos. Apoyó las manos en las rodillas para ayudarse a recuperar el aliento.

No había rastro de sus amigos. Tras unos minutos, decidió que se habían ido. Sintió el calor adueñarse de su cara y apretó sus puños.

—Capullos —escupió al viento, y se fue a casa con una sensación tan profunda de cansancio y cabreo que no se dio cuenta de que alguien la estaba siguiendo.

Estás sola. Morir para despertar

Este es un thriller que se vende bajo el reclamo de demasiadas cosas (los juegos del hambre, the walking dead, westworld) y aún no estoy segura de por qué. Sin embargo, tenía una sinopsis interesante y cuando me llegó la oportunidad de reseñarlo gracias a la editorial me dije “¿por qué no?”

9788401017209[1]El reality de supervivencia definitivo ha comenzado. Doce participantes muy dispares tendrán que competir entre si en desafíos cada vez más complejos y macabros. Todo planeado al milímetro para el disfrute de los telespectadores… Hasta que la organización se viene abajo por una circunstancia absolutamente imprevisible.
Zoo es el nombre que le han puesto en el equipo a una joven concursante llena de vida. Es la favorita de muchos. Ella sigue concursando, buscando la próxima señal de su desafío y sobreviviendo sola en este entorno hostil.  Pero al mismo tiempo que sus reservas emocionales y físicas empiezan a flaquear, su habilidad para analizar lo que está viviendo será su triunfo o su derrota.

Estás sola es una libro que se desarrolla a dos tiempos y con dos narradores, alternando el pasado en tercera persona que nos habla del reality y su desarrollo y a través del cual conocemos mejor las facetas humanas en entornos normales de la protagonista y el presente en primera persona que nos deja inmersos en la percepción y la angustia de Zoo en su soledad. Esta alternancia es, posiblemente, uno de los grandes aciertos de la novela porque no permite que nos aburramos con el pasado ni que nos saturemos de presente.

Curiosamente, la sinopsis se empeña en mantener en secreto qué ocurre con el reality, cuál es la razón por la cual Zoo está sola (realmente sola) mientras que el texto nos lo dice en la primera frase.  ¿Saberlo baja la tensión la lectura? No. Al contrario. Al saberlo, lo que hacemos es una descripción amplia sobre la disociación mental del concursante. Esta disociación ocurre en todos los programas de este tipo, pero en Zoo la tenemos en su máxima expresión. Es necesario que las cosas se pongan demasiado extremas (incluso para un reality de mal gusto) para que el personaje empiece a asociar su experiencia con la realidad. Y es que ese, más que la supervivencia en si, es el interés del libro.

Y, a pesar de que la supervivencia es sólo el telón de fondo, tenemos un texto que ha sido muy bien cuidado en ese sentido y que muestra cómo los humanos somos capaces de muchas cosas por seguir vivos más allá de la calidad de la vida que tengamos. Una extensa labor de investigación (o de visionado de canales especializados en programas de ese tipo, al menos).

Lamento profundamente el hecho de que, en algunos momentos, la autora introduzca sus propios juicios personales acerca de su país y sus sesgos sobre diversidad, religión, espiritualidad y política. No resulta interesante. Al contrario, saca de la historia al lector y el discurso se vuelve extraordinariamente parecido al monólogo del cuñado pesado la cena de navidad. Y esto es así independientemente de lo de acuerdo o en desacuerdo estés con lo que se dice.

Mención aparte merecen los foros del programa que podemos encontrar al final de algunos capítulos y que es real como internet mismo. Es decir, básico, estúpido y rayano en lo desagradable.

El resultado es una lectura entretenida y fácil de llevar que termina desinflándose en los últimos capítulos en pos de un final feliz que parece poco orgánico y desarrollado mayormente para contentar a un público más amplio que prefiera ese positivismo aunque sepa falso.

Recomendado para: curiosos, pseudo psicólogos y gente que no anticipe el final.
Abstenerse: estómagos sensibles y gente que odie que el autor te imponga su percepción moral de las cosas.

Título: Estás sola
Autor: Alexandra Oliva
Fecha de publicación: 2016
Edición en España: 2017
Editorial: Plaza y Janés

Siempre hemos vivido en el castillo. Merrycat, oh Merrycat

Lei Siempre hemos vivido en el castillo como parte de las lecturas conjuntas del grupo  #LeoAutorasFantásticas. Me costó mucho encontrar una copia en préstamo, y poco después la editorial pareció haber escuchado mis quejas y lloriqueos variados y lo reeditó. Conmigo tenían una venta hecha.

9788494534867_siemprehemovividoenelcastilloNo se me ocurre forma de presentar este libro que sus primeras palabras.
Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto
Las hermanas Blackwood viven una vida aislada y apacible en su casa familiar, sintiendo de lejos el odio generalizado del pueblo. Cuidan de si mismas y de su tío Julian que no hace más que escribir y reescribir sus memorias. Su vida podría ser normal si no fuera porque el resto de la familia murió en aquella misma mansión, victimas de un crimen nunca resuelto.

Siempre hemos vivido en el castillo es el relato real y apabullante de la vida de la américa profunda y sus pueblos, de las hermanas Blackwood, de su sociedad… y de la maldición que todo ello conlleva. Terror realista en grado sumo.

El trabajo de Shirley Jackson es tan terrible como hermoso. Os ruego que toméis lo que tenéis en la reseña como muestra de la narrativa fluida pero cargada de simbolismo y poética de esta narración, que además es relativamente corta. Una narración que es sorprendentemente reivindicativa y feminista, que expone absolutamente ese fenómeno conocido como mansplaining (Como diría en su reseña Eli del canal Libros Prestados, casi todo el nudo es mansplaining:el musical) así como las miserias y maldades propias del monstruo humano, tomado como un individuo monstruoso  y como una mente comunitaria monstruosa.

Y dentro de todo ello, la irrealidad de la mente mágica de la propia Merrycat donde cada pequeño detalle conlleva un mensaje transcendental y donde ella puede manipular las cosas para proteger su mundo y a su gente, para eliminar los agentes que amenazan la paz de su casa.

La lectura de este libro es muy ágil, tal vez ayudado por el hecho de que es un libro corto al que no parecen sobrarle ni faltarle páginas. Una lectura impresionante en conjunto, que impacta por el todo que es más que por sentencias aisladas.

Recomendado para: Todo el mundo. En serio, no sólo es un clásico de su género, si no que no conozco a nadie que se haya arrepentido de leerlo.
Abstenerse: Si buscas otra cosa, como terror de casquería o un libro lleno de artes marciales… 

Título: Siempre hemos vivido en el castillo
Autor: Shirley Jackson
Año de publicación: 1962
Última edición en españa: 2017
Editorial: Minúscula

A la sombra del linaje. Linaje significa esencia.

A la sombra del linaje es un libro corto, salido de las manos de mi autora adoptada. Este libro se puede comprar actualmente en librerías especializadas en autopublicados de Barcelona y, si no me engaña la memoria, Madrid.

51t74x1mHaL._SX331_BO1,204,203,200_[1]Mariana es una mujer sabia, mujer de sanación de los bosques del norte. Lo que llaman una meiga. Y está en una situación peligrosa. En su huida hacia su tierra, se encontrará con una niña que también está huyendo. Una niña que se parece a ella…
Acabar de asumir el trono de tu reino cuando va a estallar un conflicto con los pueblos de las montañas es duro. Pero si además de ser un joven rey necesitas ir al bosque a meditar cada luna llena porque eres un lobo, la cosa puede complicarse…
Aitana es una guerrera. Lo lleva siendo desde los 13 años, y serlo es un gran honor. Pero para ser guerrera ha tenido que renunciar a una parte de si misma…

A la sombra del linaje está compuesto por tres relatos. Tres relatos que aunque en principio parecen no tener relación entre si, más tarde se descubren pequeñas relaciones, además de una línea temática.

Que en una recopilación de relatos se descubra que pequeños detalles los conectan es una de mis debilidades. En este caso, A la sombra del linaje se desarrolla en un único mundo, en un tiempo parecido y en una cercanía geográfica. Un monasterio aparece una y otra vez… y parece siempre el mismo. Personajes secundarios parecen repetirse, aunque no se diga su nombre… E incluso se logra el desenlace final de una historia en medio de otra. Un trabajo complejo de narración cruzada, donde todo fluye con naturalidad y las relaciones surgen sin necesidad de verse forzadas.

Blanca Mart despliega en estas hojas una prosa hermosa, cuidada, de alto valor poético, que recuerda en algunos giros y repeticiones a las canciones tradicionales que hablan sobre personajes destacados. Una prosa que no es siempre prístina, pero que es muy disfrutable. En ella el linaje es una metáfora de la verdadera naturaleza de cada persona, sus capacidades y aquello que les hace felices. Todos estamos a la sombra de esto, y nuestro objetivo es descubrir cuál es esa esencia personal y explotarla para ser uno con nosotros mismos. Cada personaje principal en estos relatos tiene como reto principal éste y no otro.

Sí, A la sombra del linaje es una obra de fantasía. Una obra donde los hombres lobo son nobles y civilizados, los guerreros tienen fuerza para ser mucho más que guerreros y las meigas son personas sabias movidas a ayudar a los demás. Una fantasía heroica donde los héroes no son los que más matan o los que cambian el mundo, si no lo que aprenden y siguen adelante.

Recomendado para: Gente que quiere leer una fantasía diferente, sin tramas pesadas y muy lírica
Abstenerse: Gente que quiere alta o baja fantasía estándar y su dosis de casquería

Título: A la sombra del Linaje
Autora: Blanca Mart
Año de publicación: 2010
Úlitma puvlicación en España: 2012
Editorial: Alfa Eridani

El imperio de las tormentas. Enunciado equivocado

El Imperio de las Tormentas era una de las novedades de este año que me hacía ojitos y a la vez me daba algo de miedo, porque la sinopsis era atractiva pero podía dar pie tanto a un buen libro como a uno malo. Lo leí sin seguridad de expectativas ni feedback ajeno, y no me he arrepentido de ello.

portada_el-imperio-de-las-tormentas_jonathan-skovron_201611032056Una chica sin nombre es la única superviviente después de que su aldea fuera destruida por los biomantes, los sirvientes místicos del emperador. Bautizada con el nombre de la aldea desaparecida, Hope será entrenada en secreto por un maestro guerrero Vinchen para buscar venganza.
En las sórdidas calles de Nueva Laven, un chico queda huérfano después de que las drogas y la enfermedad se lleven la vida de sus padres. Una de las mujeres con peor fama del mundo criminal lo adoptará. Ella le pondrá el nombre de Red y le enseñará a ser un ladrón y un estafador.
Las vidas de Hope y Red se cruzarán en esta historia de aventuras y venganza, y su increíble alianza los llevará más allá de lo que nadie habría podido imaginar.

El imperio de las tormentas parte de dos historias distintas que se desarrollan de forma paralela con saltos en el tiempo. Por un lado la historia de Hope, que es dramática y está llena de personajes que la subestiman. Por otro lado, la historia de Red, que aunque es dura está completamente rodeada de ayudas y hermandad. Hope se desarrollará para ser una persona dura, apegada en extremos a su sentido del honor y que valora la lealtad por encima de todo. Red por su parte se convertirá en el típico pillo callejero, encantador y sinvergüenza, cuyo objetivo será ser el mejor ladrón de Nueva Lanven…. pero también cuidar de sus amigos y vecinos del Circulo del Paraíso (uno de los peores barrios de la ciudad), incluso si ellos no quieren. Son. por lo tanto, dos huérfanos con vidas prácticamente opuestas.
Si os fijáis en la portada, un mensaje dice “Él busca poder. Ella, venganza”. Esa sentencia es falsa. Bleak Hope busca venganza, sin duda. Pero lo que busca Red es bastante más complicado que poder. Busca reconocimiento, ser integrado como un miembro más de su sociedad. Pero también busca algo que hoy día entenderíamos como justicia social. Se enfrenta constantemente con todos los estamentos de poder que conoce: con los de dentro del barrio (bandas organizadas), pero sobre todo con los exteriores: los imperiales y, por extensión después, los biomantes.

Pero Hope y Red, aunque son los personajes principales, no son nada sin los secundarios. En el mundo de Red hay un puñado de personajes que son más interesantes que él. Ortigas o Sadie la Cabra se merecen un espacio en el corazón de todos los lectores. Pasa lo mismo con los personajes que se unirán después, como el primo de Red que, a pesar de no estar del todo desarrollado resulta altamente interesante. Y sobre todo, sobre todo Brigga Lin. Brigga Lin es impresionante, sorprendente, y tengo muchas ganas de que se desarrolle más en otros volúmenes porque tiene mucho más que decir.

La historia de El Imperio de las Tormentas no es perfecta. Pero cumple con creces. Puede que le sobre un poco de amor romántico que estaba más que cantado. Pero también tiene mucho argot callejero, mucha lucha de clases, posible transfondo político y un mundo y un par de sistemas de magia que sólo se ven por encima pero que parecen tener mucha más enjundia que la media.  Eso sí, que alguien me explique de dónde viene el título, porque un Imperio si que hay… pero lo de las tormentas no lo acabo de ver.

Añado que este volumen, además de una declaración muy clara respecto al sexismo, incluye una serie de cosas muy guays, como piratas, surikens o steampunk.

Quiero destacar la visibilidad de personajes LGBT en la historia. Si, son personajes secundarios. Pero secundarios con enjundia y, sobre todo, su condición LGBT está ahí sin que centre toda la historia del personaje. Tenemos personajes homosexuales, pero también un gran personaje trans, algo que no he encontrado nunca en fantasía y menos en fantasía juvenil. Un aplauso por esa parte.

El resultado es un libro que se puede leer en una o dos sentadas, de lectura ágil y que ofrece un buen rato. Además es un libro que no se esconde del feismo sin regodearse en él. Nueva Lanven es sórdida, el Círculo del Paraíso es un mal barrio y sus gentes son pillos de clase baja. Esto se representa con crudeza, pero también con emotividad. Hay violencia, hay sexo y la narración, aunque algo directa, mantiene un equilibrio entre lo juvenil y lo adulto. No peca de inocente sin llegar a cotas de exposición del Grimdark.

Recomendado para: gente que quiera desconectar con una baja fantasía que no le obligue a pensar demasiado, personas que buscan personajes LGBT diferentes.
Abstenerse: Hipersensibles al mal lenguaje y el sexo. Gente que busque algo muy desarrollado, es una primera parte… y se nota. 

Titulo: El Imperio de las Tormentas
Autor: Jon Skovrom
Año de publicación: 2016
Edición en España: 2017
Editorial: Minotauro

It (eso). Todos flotamos

Pensar en leer It da miedo. No porque es un libro de terror. No porque tenemos en la cabeza al payasete que da yu-yu queramos o no… Da miedo porque es un señor tochaco que pasa de las mil páginas en todas sus ediciones. Yo llevaba postergándolo un tiempo cuando surgió la lectura conjunta por twitter (llena como siempre de gente maravillosa), y me tiré al rio. Ni que decir tiene que no cumplí en el mes que tenía de margen y que necesité parte del mes siguiente para acabarmelo.
Es que es un tochaco. Pero mucho.

foto-it-esoTras veintisiete años de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil empuja a Los Perdedores, quienes la vida ha colocado en lugares de éxito en sus respectivos campos, al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Ellos escaparon a ESO, y ESO no se lo va a perdonar. Porque ESO es voraz y terrible. Ha destruido Derry muchísimas veces y volverá a hacerlo a menos que se lo detenga.
Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.

Todo el mundo conoce IT. El payaso Pennywise es carne de cultura popular. Pero, para los que como yo sean unos bobos redomados, hay que aclarar que IT no tiene nada de terror chungo sobre payasos asesinos, por más que haya sido la base para popularizar la fobia a estos especialistas de la comedia.

Estructuralmente, es una obra rara. Da saltos en el tiempo, de los años 50 a los 80, para ir desvelando dos historias que son una sola. Todo ello con interludios aquí y allí. Intenta ser inquietante siempre, y no lo consigue. Aunque cuando lo consigue lo hace realmente bien. Con estos saltos cuenta dos historias que terminan siendo una sola, y habla de como la edad nos hace perder mucho: imaginación, inocencia, capacidad para crear y creer, ganas de vivir… (aunque algunas personas pueden recuperarlo más tarde). Y también de cómo se afrontan los miedos: mirándoles cara a cara y no soltando.

Una vez sobrepasado el hecho de que la estructura es un lío y de que hay algunas repeticiones, la historia es relativamente simple a pesar de ser un rompecabezas muy amplio. King construye con un miles de piezas una imagen única, tridimensional, y de una línea de narración tan recta como la de un mito.

Hay algunos temas secundarios que me dan escalofríos. Entiendo que este libro es casi tan viejo como yo, y que las sociedades cambian y evolucionan. Pero la homofobia que se ve es casi más aterradora que ESO. Incluso en los personajes que no son homófobos. Incluso a través de la propia descripción de los personajes (es decir, la propia homofobia del autor). Pasa lo mismo con el machismo; la ausencia de personajes femeninos en general y el hecho de que exceptuando a Beverly todos sean secundarios y, de ellos, sólo uno sea una mujer que toma sus propias decisiones y puede ser independiente si lo desea sin ser una figura castradora (sobreprotectora) o distante rozando la indiferencia.

Y hablando de Beverly… La única mujer entre los Perdedores, es una niña a la que se sexualiza constantemente. Lo hacen sus amigos, sus enemigos y lo hace su padre, el cual además es un maltratador. Como adulta, es una mujer que sólo mantiene relaciones amorosas con maltratadores. Entiendo la tendencia según la cual las personas buscamos rasgos de nuestros progenitores en nuestras parejas… pero no me puedes vender que una mujer que fue maltratada en su infancia será atraida exclusivamente por maltratadores es demasiado. Y vender la escena de sexo post-paliza como la vende es asqueroso. De verdad, no me parece que una mujer pueda tener el polvo de su vida (encadenando orgasmos) con un hombre que la acaba de machacar. El tema del maltrato es extraordinariamente complejo y aquí se trata de una forma parcial, morbosa y totalmente irrespetuosa.

Por supuesto está el tema de la primera experiencia sexual de Beverly (para mi, algo absolutamente superfluo y de nuevo escrito mucho más por el morbo que por que aporte nada a la historia ni a los personajes). Y, claro, el trato a la amiga feminista. Una figura femenina emponderada a la que se tacha de débil, cobarde y falsa (gurú del feminismo porque es algo que vende, así de simple). ¿Machismo? ¿Dónde?

Pero claro, el machismo no es un problema en esta trama. Lo que sí es un problema que denunciar es el racismo y ahí están los dos perdedores de minorías (Michael Hanlon, el chico negro, y Stanley Uris, el chico judío). Ambos sirven sobre todo para reclamar el porcentaje racial y para poner en evidencia el problema del racismo en la américa del momento, pero sobre todo la américa del pasado que es donde más ahínco muestra el autor.

King es el rey del terror. No lo voy a negar. Escribe bien, y lo sabe. Por eso se puede permitir estos tochos y aún así, y aunque el final sea un poquito precipitado, dejar al lector con una sensación de que ha hecho una magnífica lectura.

Recomendado para: Cinéfilos (para que comparen con la adaptación), filósofos, mitólogos y otros pensadores de pensamientos.
Abstenerse: Caguetas. No, en serio. Soy difícil de inquietar y encontré este libro realmente inquietante (a ratos). Pieles finas con conciencia social del siglo XXI

Título: IT (Eso)
Autor: Stephen King
Año de publicación: 1986
Última edición en España: 2016
Editorial: DeBolsillo

Memorias de Idhun. Narración toma 2

Tenía la idea de que no podía dejar caer a Laura Gallego como autora hasta no haber leido al menos Memorias de Idhun, que puede que sea su obra más popular. Así que fui y me la leí. Claro que luego un buen puñado de gente bonita e interesante me puso más deberes, así que por mucho que crea que no lo merece, habrá más oportunidades para la autora.

memorias-de-idhum1

El día en que se produjo en Idhún la conjunción astral de los tres soles y las tres lunas, Ashran el Nigromante se hizo con el poder allí. En nuestro mundo, un guerrero y un mago exiliados de Idhún han formado la Resistencia, a la que pertenecen también Jack y Victoria, dos adolescentes nacidos en la Tierra. El objetivo del grupo es acabar con el reinado de las serpientes aladas, pero Kirtash, un joven y despiadado asesino, enviado por Ashran a la Tierra, no se lo va a permitir…

Mi mayor error al leer Idhún fue haberme leído antes crónicas de la torre. ¿Por qué? Porque se repiten muchísimos de los elementos: el unicornio que otorga magia, el dragón-chico, el secundario hombre-lobo que no se acepta, el mago calmado en la tercera línea, la muchacha protagonista que tiene que descubrirse y descubrir el amor, la maga mentora que cuida de la protagonista sin darse a conocer, la profecía y sus interpretaciones… Todo está ahí. Es como si fuera a un restaurante y pidiera un plato; al día siguiente otro plato distinto que resulta ser igual al del día anterior pero con un par de especias más y huevo.
No es la misma historia, obviamente. Pero se le parece demasiado.

¿Qué ofrece memorias de Idhun? Una historia de romance con algo de violencia y magia. Un poquito de política de un nivel de pacotilla y un mundo demasiado cuadriculado para ser creíble. Unos giros respecto a quien es el bueno y quien él malo demasiado previsibles… Y poco más.

Voy a ser sincera, me metería con el worldbuilding pero ya lo hizo Malvael en este post tan magnífico y no creo que pueda superarla. Dejémoslo en que se nota que no se desarrolló el mundo y luego se hizo la historia, si no que se hizo la historia mientras se hacía el mundo y se decidió ir parcheando el mundo en vez de reescribir lo que hiciera falta. Que el mapa lo hizo un dibujante después y que se prefirió con mucho el simbolismo al realismo.

Entonces, tienes que el worldbuilding tiene mas agujeros que un jersey apolillado. Y eso abarca geografía, historia, mitología, idiomas, razas, religiones… El tema de la magia queda un poco a parte. Es un don que otorgan los unicornios y que después se puede desarrollar en una torre de hechicería (para aprender a controlarla) o no, quedando como un don sin explotar latente en la persona. Además la magia otorgada fluye por el mundo revitalizándolo. Y eso queda sin explicar. Tenemos básicamente una magia sin limites y que resulta un bien ecológico y nadie nos explica cómo ni por qué.

Está bien. vayamos a por los personajes.
Al final, Memorias de Idhún va sobre crecer y madurar. Y sobre las formas de percibir el amor. La novela empieza con una Victoria y un Jack que son aún unos niños (y un Kirtash apenas dos años mayor que ellos) y acaba con los personajes ya adultos (aunque jóvenes). Así que durante la mayor parte de la trama lo que tenemos es niños que crecen, descubren quienes son y buscan su lugar en el mundo. Hasta ahí lo que tenemos es la misma temática recurrente que en todas las novelas juveniles (y es normal, al fin y al cabo es algo que su público está viviendo y con lo que se puede sentir identificado).

Y en el amor… Tenemos una relación poliamorosa. Teniendo en cuenta que Idhún tiene sus diez añitos, era algo novedoso. Va más allá del triángulo y aboga porque no se tenga que elegir. Hay muchos párrafos, sobre todo entre Jack y Kirtash, sobre el conceppto de amor como posesión. Y me gusta que en general lo rebata. Pero hay tantas escenas de celos que derrumban mucho el constructo de “el amor más allá de lo que se considera socialmente aceptado hoy día”.  Empezando con los celos de la propia Victoria. No es ni mínimamente lógico que una persona que ama sinceramente a dos personas monte escenas de celos a sus parejas. A Kirtash en el plano físico y en el mental, y también a Jack en un plano físico y espiritual. No es lógico que pida que se le deje amar a ambos sin tener que elegir, y no sea capaz de corresponder con el mismo desprendimiento. Y no es ni medianamente lógico que, si el ver a uno de los chicos con otra le hace sentirse mal (celosa, minusvalorada, etc.), no se plantee constantemente qué está haciendo y cómo se sienten ellos. Victoria queda como una egoista con mucha suerte. Y es una imagen que a las personas poliamorosas no les viene nada bien. ¿Visibilización? Si, pero… ¿a qué precio?

Kirtash es ese típico tío frio, malote, distante y oscuro con un pasado traumático que en el fondo es bueno o que cambia con el amor de la chica.
Jack es ese típico chico, también conocido como capitán buen chico, amable, atento, romántico, compañero y leal.
Y Victoria es la chica que se siente apartada y sola, que es insegura de si misma y que tiene un enorme poder que nadie ve pero está ahí, y que sale a la luz gracias al apoyo de los chicos de su vida.
No grito “cliché” porque no es el estilo de este blog, pero ganas no faltan.

¿El resultad0? Una trilogía con muchísimas páginas, de las cuales sobra al menos un tomo, pero que se puede leer rápido y que estoy segura que será muy disfrutada por las personas de la edad adecuada. Yo no era su público objetivo.

Recomendado para: Adolescentes que quieran fantasía y romance y tengan mucho tiempo para leer
Abstenerse: Adultos, fans del worldbuilding y en general cualquiera que sepa que querrá matar a la niña imbécil del libro. Por imbécil.

Título: La resistencia (Memorias de Idhun #1)
Triada (Memorias de Idhun #2)
Panteón (Memorias de Idhun #3)
Autor: Laura Gallego García
Año de edición: 2004-2005-2006
Editorial: SM

 

Legado Real. ¿Historiwhat?

Vosotros sabéis que a veces leo libros que se que probablemente no me van a gustar. Lo hago con críticas negativas encima, y con conocimiento de causa. Porque soy masoca. En este caso, me lo pasé tan bien leyendo los comentarios del Geek Furioso de la Literatura por twitter que, ante la posibilidad de que me lo prestaran y el veneno me saliera gratis, me lancé.

56028Nació con la marca de los elegidos, la cicatriz del guerrero. Con trece años, Alejandro ya había sido instruido en las artes y las estrategias militares. Ahora, con dieciséis, bajo el título de príncipe regente, debe derrotar a su primer gran enemigo. Pero la espada no sirve allá donde se extiende el reino de la magia y la brujería.
Alejandro, de dieciséis años de edad, está a punto de descubrir que su destino es conquistar el mundo conocido, al mismo tiempo que se siente profundamente fascinado por una recién llegada.
La hermosa Katerina acaba de abandonar su aldea, siguendo a su amigo Jacob con el que se crió desde la muerte de su madre.  Debe navegar por los oscuros secretos de la vida de la corte mientras mantiene oculta su verdadera misión: matar a la reina. Y no es consciente de que ha encontrado su primer amor.
Jacob empleará todas sus fuerzas en conseguir a Katerina, aunque para ella tenga que enfrentarse a Hefestión, el protegido del príncipe.
Y al otro lado del mar, Zofia, una princesa persa y prometida contra su voluntad a Alejandro, quiere cambiar su destino mediante la búsqueda de los famosos y letales Devoradores de Espíritus.

Este libro tiene incontables fallos a mi entender. El primero de ellos es que aunque estamos en un mundo donde hay magia (que está perseguida por una orden guerrera), ésta no se explica en absoluto y hace falta llegar al final del libro para terminar de entender de de verdad estamos ante un mundo con magia y no un mundo profundamente supersticioso. No tengo nada en contra de ninguno de los dos mundos, pero establecer las normas por las que te mueves es saludable y da la impresión de que el libro se empezó a escribir con una idea que fue derivando en otra cosa y no hubo corrección suficiente por parte de la autora.

De hecho lo que tenemos entre manos es la historia de varios triángulos amorosos con algunos malos de pacotilla adolescentes, inseguridad adolescente y un fuerte caso de fraternidad a lo Star Wars.
Podría ser otra cosa. Podría ser la historia de clarooscuros de la que será una de las grandes personalidades de la historia antigua. Podría ser una obra política de envergadura, contando con la opsición de Olimpia a.. casi todo (Olimpia, esa figura oscura que tanto juego puede dar pero se queda en bruja de tres al cuarto), las ordenes guerreras y en general el inestable ordenamiento de la época.
Creo que hay personajes que sobran, tal y como nos lo han vendido. Creo que sobra Katerina, al menos tal y como está construida. Creo que sobra Jacob, que está ahí en calidad de tercer ángulo. (No me voy a meter con el origen o la grafía de estos nombres. Si a vosotros os chirrían, sobra; si no lo hacen, es superfluo).

Lleguemos al caso Zofia. La historia de Zofia no pinta nada en el libro. Si al final, cuando Katerina hace un viaje hacia la zona en la que está Zofia ambas se cruzaran, al menos lo encontraría minimamente justificado. Pero no, es algo que se desarrolla aparte, que carece de interés y que lo único que consigue es sacarte de la línea de la historia de Alejandro y Katerina, la cual ya es bastante poco interesante por si misma como para que encima te estén poniendo trabas.

Aunque posiblemente lo peor sea que, para ser un libro que se ha vendido como fantasía en un marco histórico realista donde algunos de los personajes son personajes históricos reales (Alejandro, Cinanne, Olimpia, Filipo…), sea tan poco respetuoso con la figura histórica. Puede poner a un personaje como antagonista o como malvado, pero ello no implica que tengas que retratarlo de tal manera que minimices su relevancia histórica. Es vergonzoso que reinventes a tu gusto y a la necesidad de tu trama a personajes ya existentes sin guardar un mínimo de respeto por las cosas que realmente hicieron.

Recomendado para: Amantes de la novela juvenil contemporánea a los que todo lo demás les importe un bledo.
Abstenerse: Historiadores, seres de magia, y otras mentes pensantes

 

Título: Legado real (Sangre de Dioses y Reyes #1)
Autor: Eleanor Herman
Año de publicación: 2015
Última edición en España: 2015
Editorial: Alfaguara