Última Batalla: El Señor de las Bestias. Fantasía densa

Erase una vez en una galaxia muy muy lejana, un autor me escribió para preguntarme si haría una reseña de su libro y me indicó que le pidiera un ejemplar a la editorial. Le dije que claro, pero en ese momento le debía una reseña a la editorial que tardé bastante en entregar porque quería hacerla en vídeo… y por tanto tardé mucho en pedir el libro del autor que me había pedido la reseña. Por suerte, éste ha sido más que comprensivo conmigo. Espero que la comprensión siga incluso después de esta reseña. UBSB-P[1]

Esta vez os pondré la sinopsis oficial, porque creo que es su mejor márketing. Hace mucho por el libro.

Un reino en guerra. Una reina amenazada. Un ejército invasor. Un falso emperador. Una batalla del pasado. Un campeón exiliado. Un comandante poderoso. Un traidor impetuoso. Unas armas malditas. Unos dioses olvidados. Y el Señor de las Bestias dispuesto a acabar con todo lo nombrado. Pero hay algo que su voluntad ignora, algo inadvertido también para el resto del mundo: la llegada de un nuevo recluta, el emigrante del sur que hallará el poder y el destino del mundo en sus manos.
Un mundo amenazado por la codicia de un ser maligno se ve sometido a la guerra. Criaturas llegadas de tierras lejanas arrasan las fortalezas de las razas aliadas. Egeo siempre pensó que sería un recluta más, pero el destino y la voluntad de los dioses son impredecibles, y su valor y su honor serán la clave para, llegado el momento, mirar a los ojos del mal y poner a prueba su propia voluntad.

 Egeo será nuestro narrador en la primera parte del libro, un narrador en primera persona que nos da las impresiones iniciales del mundo y de los personajes principales. Egeo es el típico joven con madera de héroe, que tira para lo honorable y es bastante abierto de mente aunque de juicio rápido. Y con esa apertura y ese juicio nos presenta su reino, lo que sabe de la historia del mismo, y los compañeros de aventura. Algunos de ellos destinados a ser sus compañeros poco tiempo y otros que serán importantes hasta prácticamente el final de la historia. 

El grupo de aventura de la parte central del libro queda centrado en un grupo de elite formado por razas estándar de fantasía: enanos, orcos negros, dos tipos de elfos y humanos. Que lucharán con orcoides primero y con ejércitos de sus mismas razas poblados de traidores de su propio ejército. Pero esto es básicamente ambientación. 

De hecho la historia gira alrededor de dos conceptos: la caída moral de los personajes en la guerra por motivos ordinarios o mágicos y la naturaleza de las deidades. Es más, esta exploración nos llevará a cambiar a un nuevo narrador a mitad del texto. Curiosamente ese cambio hace que se pierda una interesante oportunidad de exponer el mundo interno de Egeo y su evolución.

El problema del libro está en la longitud de la obra con relación a su magnitud. Los temas son grandes, la trama en si es bastante recta, pero da para muchísimo más y la obra es corta. El resultado es una narración muy densa. No trepidante ni apasionante, densa. Lo suficiente como para tener la sensación de que detrás del libro hay un agujero negro llevándose páginas. Así, por supuesto, es difícil apasionarse por una historia que por lo demás tiene todos los ingredientes de una buena novela de género. 

Recomendado para: Mentes supernova que iluminen la narrativa. 

Abstenerse: Lectores con otros estímulos cerca, os despistareis casi seguro.

Título: Última Batalla: El señor de las Bestias

Autor: José Loma

Año de edición: 2015

Editorial: Editorial Nazarí