El Mago de Oz. Choca los talones tres veces.

El Mago de Oz (el maravilloso mago de Oz) es una novela infantil de fantasía que cuenta con más de un siglo de vida y que fue Lectura Conjunta en el mes de marzo, organizada por Diego El Marcapáginas y Ruth (El mundo en un vaso de agua). Así que yo, que me gusta participar en una LC mensual, me hice con ello.

9788420482378[1]

Quien más quien menos todo el mundo conoce la historia de El Mago de Oz, especialmente por la película musical homónima. Dorothy es una jovencita de Kansas, que un día es transportada junto a su perro Toto y toda su granja por un huracán a un país extraño y mágico: Oz. Ahora Dorothy tendrá que buscar la manera de volver a su hogar, recorriendo Oz para encontrar al Mago y ganarse su favor.

Visto así, esta historia podría contarse de un modo más oscuro y adulto. Veo en el futuro una version Young Adult o New Adult del tema.

El mago de Oz es un libro naif, tal vez por lo infantil o tal vez por lo decimonónico. De hecho la mayor parte de los conflictos se resuelven con un poco de buena voluntad y unos modales exquisitos. Tanto que ayuda mucho a la sensación de irrealidad de la obra. Hace 100 años las jovencitas eran mucho más educadas que ahora. O al menos lo eran para el autor.

Pero hay otras cosas que contribuyen a la sensación de inocencia general: el colorido de los escenarios, la miniaturización de muchos personajes o reinos que recuerdan a los de Alicia (claramente relacionados con cosas cotidianas). Pero ahí donde Alicia aprovechaba para una reflexión filosófica o matemática, El mago de Oz deja esto a un par de lecciones generales. A decir, que no siempre carecemos de aquello que creemos carecer ni necesitamos lo que creemos necesitar. Y que un fraude no tiene por qué serlo del todo.

Como ya he dicho, este es un libro infantil e inocente. Como tal, se lee muy rápido y sin esfuerzo. No tiene demasiada profundidad general, pero es entretenido. Y no olvidemos el factor nostalgia para los que no somos tan niños.

Recomendado para: Niños, por supuesto. Y nostálgicos un poco flexibles.
Abstenerse: Cualquiera que no quiera que le arruinen un poco la infancia.

Título: El mago de Oz
Autor: L. Frank Baumm
Fecha de publicación original: 1900
Última edición en españa: 2016
Editorial: Alfaguara

El castillo de los valientes. Y los pacientes.

La historia de como llegó hasta mi este libro ilustra el funcionamiento de las redes sociales. O en otras palabras, su autora me lo cedió después de intercambiar mensajes en twitter a raíz de una reseña que le hizo mi muy estimado amigo Diego, el Marcapáginas.

Dani está a punto de cumplir once años. Tiene unos padres que le quieren, unos hermanos que le chinchan con amor, una mascota y unos amigos leales. Vive en un mundo aparentemente perfecto soñando con convertirse en un gran caballero. Pero en plena fiesta de cumpleaños la más terrible leyenda de su tierra apetece y le anuncia su inminente muerte. Ahora Dani debe viajar donde nadie ha ido nunca, al castillo de los valientes.

No os equivoqueis, este es un libro infantil de esos que están encaminados a enseñar algo al lector. Algo sobre la enfermedad, la propia muerte y como enfrentarlo. Temas que, reconozcamoslo, son bastante peliagudos.

El desarrollo de la aventura de Dani se basa en las fases del duelo según el modelo de
Kubler-Ross. Los psicólogos ahora mismo asienten por que saben lo que digo. Los frikis se aclararan si les cuento que son las etapas de Homer Simpson en el capítulo que come fugu. Para los demás, está google. Esto es tanto un valor como una flaqueza. Por un lado es muy educativo, además de psicológicamente adecuado y realista por lo que vemos los que nos hemos relacionado con la asistencia sanitaria. Por otro, el esquema obliga a una aventura muy compartimentada y poco flexible. Lo cual igual para niños puede que tampoco esté tan mal.

El resultado es un libro que como adulta puedo leer y apreciar, pero que como niña me gustaría sin subyugarme. Y sobre todo, es el libro que editaría y regalaría a las plantas pediátricas y oncológicas de los hospitales si yo fuera una ONG.

Recomendado para: Niños de 8 a 11 años.
Abstenerse: Si buscas fantasía adulta.

Título: El castillo de los valientes
Autora: V. B. Martín
Año de publicación:2015
Editor: Amazon Createspace