El rostro en el Laud. Terror descordado.

El rostro en el Laúd fue la novedad de la editorial Hades que más me llamó la atención del mes pasado.

portadarostro[1].jpg Julia es una historiadora de sevilla obsesionada con su trabajo. Un día descubre una pieza extraordinaria olvidada en la galería de una coleccionista privado que le recuerda una oscura leyenda: un laúd con un grotesco rostro en su interior. Dado su interés histórico, Julia decide comprar la pieza sin saber que esta decisión marcará su destino.

Partiendo de este resumen, la novela podría ser de muchos géneros. Sin embargo adelanto que es una novela de terror. Un novela de terror ligera y corta muy apta para los que temen temer.

La narración está hecha desde tres personajes, tres puntos de vista que van añadiendo ladrillos a la construcción de una historia y una fenomenología paranormal bastante interesante. Por un lado tenemos la narración de Julia, en el presente y en tercera persona. A ella se une la narración de Luis, el hermano de Julia que va a vivir con ella por problemas personales relacionados con su alcoholismo. Narrado en primera persona y en presente es sin duda una voz mucho más personal y cercana. Por último se le une la voz del juglar. El Juglar es el primer dueño del laúd, un hombre pelirrojo que vivió en Sevilla en el siglo XVI. Su parte, de lenguaje arcaizante pero no realmente histórico (gracias por eso) también está escrita en primera persona y transcurre en el siglo XVI. Además se interrumpe a medio libro de forma muy bien argumentada.
La parte del juglar era la parte que introducía la experiencia terrorífica de primera mano más acusada en la historia. A partir de cierto momento esta experiencia pasa a ser narrada principalmente por Luis que es un personaje muy cercano, haciendo que el lector asuma mejor la inmediatez del peligro.

Destaca en esta obra el manejo de esas voces para construir la narración de misterio que subyace bajo la de terror. Aunque el desarrollo y la largura de la novela no permiten pistas falsas y todo cuadra demasiado bien demasiado rápido, esta línea resulta correcta y más que suficiente.

Por otro lado, las atmósferas de terror no están del todo bien conseguidas. Si que se acerca mucho transmitiendo tensión, pero esta se encuentra tan lejos del ámbito de lo cotidiano que la distancia impide la total identificación con el momento que se está haciendo llegar al lector. El total es que no es tan efectivo como podría, aunque para muchos lectores no muy experimentados en el género será perfecto.

En resumen, una muy buena opción de lectura para pasar un rato y variar un poco las lecturas cortas y ligeras habituales. Una experiencia de lectura buena a pesar de unos pocos errores de corrección.

Recomendado para:Personas a las que el terror suele dar mucho miedo pero les llama el género.
Abstenterse: Si valoras muchísimo las atmósferas.

Título: El rostro en el Laud
Autor: M. A. Álvarez
Año de edición: 2016
Editorial: Editorial Hades

Los Ángeles de Hielo. ¿Lloran cuando se derriten?

Los Ángeles de Hielo es una novedad muy destacada de Grijalbo que podríamos calificar como una novela negra profundamente psicológica en la que destaca su compleja construcción. Y, a pesar de todo, un libro que puede leerse en un solo día.

angeles-hielo[1] Frederic Mayol es un joven psiquiatra de ascendencia catalano-austriaca, y licenciado de la Gran Guerra (Primera Guerra Mundial), que en el trascurso de su trabajo, se topa con un misterio que hará peligrar lo que ama e incluso su cordura.

Como ya he comentado, estructuralmente esta obra es compleja, ya que maneja tres niveles diferentes de narración que se van alternando para dibujar coherentemente una historia que se desvela pausadamente. Nos encontramos con un narrador personal que introduce y cierra el relato, añadiendo informaciones complementarias en ocasiones. Este narrador, abraza de algún modo la narración en tercera persona del doctor Mayol, salpicado de cartas, y a un diario. Todos estos elementos hacen que tal vez al principio cueste un poco coger el ritmo.

Cuando digo que es profundamente psicológica no es tan sólo porque el personaje principal sea un psiquiatra, y además un entendido en psicoanálisis, ni porque se cartee con Anna Freud. Tampoco porque parte del desarrollo ocurra en un psiquiátrico. Si no porque durante todo el texto, que en el fondo habla sobre la maldad como parte intrínseca de la naturaleza humana, se ven o intuyen trastornos y conceptos psicológicos. Desde la psicopatía narcisista hasta el estrés post-traumático, y por supuesto el subconsciente y el doble como expresión de la sombra jungiana. En ese apartado resulta absolutamente fascinante. Y, al tiempo, estos elementos ayudan a crear escenas de horror gótico bastante impactantes.

Esta es una historia con muchos cabos que bien podrían haber quedado sueltos, pero que continúa tras lo que el lector entiende como final para terminar de rematar las historias de los personajes aparecidos, aún los poco protagónicos. Y en este remate es donde encontramos el mayor y mejor conseguido de los giros de trama que he leído en los últimos tiempos. Al hacerlo así, el autor consigue retratar a todos sus personajes con una gran cantidad de claroscuros que los convierten en únicos.

Considero deliciosa la ambientación en una Barcelona de hace 100 años. Una ciudad que hoy no existe, pero cuya esencia perdura en edificios que, personalmente, aprendí a amar hace años. Y, por supuesto, que muestra esa sociedad dividida y polarizada (burgueses y obreros / varones y sufragistas / moralistas y bohemios) que tanto se parece a la relación entre consciente y subconsciente.

Como novela negra, es pausada y muy bien narrada. Va desvelando cosas tan poco a poco que casi sientes que está bailando la danza de los siete velos para ti. El resultado es una historia intrigante y apasionante que juega con la insinuación y hace trabajar la imaginación del lector incluso sin querer.

En resumen, una lectura que puede ser apasionante y que es sin lugar a dudas oscura y desesperanzadora por el hecho de mostrar nuestra peor parte como humanidad. Pero que es inusitadamente profunda y sin duda recomendable.

 Recomendado para: Amantes de los buenos misterios con giros narrativos interesantes.
Abstenerse: Si los niveles narrativos te hacen perder el interés. Si no puedes con el “complejo tragedia shakespeariana”.

Título: Los Ángeles de Hielo
Autor: Toni Hill
Publicación: 2016
Editorial: Grijalbo

Lo poco que se del misterio. Confluencia de intereses.

Lo poco que se del misterio es el tercer libro que leo de R.R. Lopez, gracias a la generosidad de este autor que se ha convertido en uno de los más importantes para mi. A estas alturas debería haberle cogido ya el tranquillo a su prosa pero él es, como todos los seres humanos, maravillosamente complejo y polifacético. Y así, este libro es definitivamente diferente.

Este es un libro sobre una persona a la que le interesa el mundo de lo misterioso y oculto. Un libro de viajes. Un libro de memorias. Un libro de curiosidades alrededor de un tema que generalmente parece estar reservado sólo para unos pocos expertos o dotados. Todo ello visto desde los ojos de un simple aficionado. La ouija, casas encantadas, el monstruo del lago Ness, Dracula… Nada escapa a la curiosidad del narrador.

¿Que decir de esta confluencia entre ensayo de investigación, libro de viajes, autobiografía y novela de humor? Ante todo, que va tan en serio como poco en serio.

La narrativa de R. R. Lopez sigue siendo ligera, rápida de leer, efectiva y sobre todo muy divertida. Lo cual puede no ser fácil mientras se habla de un tema tan delicado como lo misterioso y paranormal. Delicado porque entra de lleno en el terreno de las creencias humanas.

Es curioso que un libro con tanto humor haga un acercamiento tan correcto a la investigación paranormal. Sin prejuzgar, sin dar nada por sentado, y guiado siempre por un sano racionalismo que no se cierra sin embargo a la posibilidad. Este libro no tiene pruebas incontestables de nada. Ni requiere que creas nada. No afirma con rotundidad, sólo dibuja la experiencia de distintas investigaciones.

Es una curiosidad muy grata de leer, especialmente si estás cerca de la temática pero no eres exactamente un aficionado serio.

 Recomendado para: Curiosos. Aburridos. Buscadores.
Abstenerse: Amargados.

Título: Lo poco que se del misterio
Autor: R.R. López
Año de publicación: 2015
Editorial: Amazon Createspace

El coleccionista de tinta. Si Sherlock fuera un psicópata…

De nuevo me he visto ante la muy odiada situación de reseñar una primera parte de una saga, en este caso de una trilogía. Por suerte, un thriller psicológico. Me siento con ella, mucho más relajada que en otras ocasiones.
El_coleccionista_de_tinta_cubierta_v9.pdf_160[1] Siro Adler es un joven londinense al cual ha sacudido la desgracia. A pesar de ello, se demuestra no sólo capaz si no brillante en su día a día. Su vida le ira guiando hasta huellas ocultas de su pasado familiar, hasta tener que enfrentarse a un horror impensado.

Es una historia multinarrador, con un ritmo de evolución similar a una serie de género. Similar por ejemplo al ritmo de la magnífica Hannibal.

Todos los narradores hablan en primera persona, lo cual tiene una lógica cinematográfica aunque puede ser algo confuso dado que ni los cambios ni el narrador actual están previamente indicados. Lo cierto es que, para ser una narración en primera persona, no se expresa demasiado el mundo interno de ninguno de los narradores, ni siquiera del protagonista.
Esto acelera el ritmo, pero a un alto coste. Esta falta de pensamiento intimo es tal que uno acaba pensando en la posibilidad de que Siro tenga un síndrome de Asperger o similar.

Por lo demás, la narración es entretenida, bastante directa y muy rápida de leer. No tiene mayor complicación y podría decirse que peca de introductoria. Tanto es así que me habría defraudado bastante de no ser por el cliffhanger. Porque, esta vez si, eso es un cliffhanger y lo demás son tonterías. Un finalazo que te hace preguntarte ¿para cuando la segunda parte? Por fortuna, la respuesta es pronto ya que el autor confirma que la segunda parte ya está finalizada y trabaja para finalizar la saga este próximo verano. Y yo me alegro.

Recomendado para: Amantes de las historias con malos retorcidos y brillantes, Sherlock y Moriarti.
Abstenerse: Si una obra casi absolutamente introductoria te molesta.

Título: El coleccionista de tinta
Autor: Anthony Gram
Año de edición: 2015
Editorial: Punto Rojo