Mentir es encender fuego. O teorías sociológicas en historia vasca

A mi me dicen sobre una novela histórica en el Pais Vasco, y yo me tiro de cabeza. Será que la tierra tira o algo así. Así que Mentir es encender fuego era algo que me tenía que leer.
portada-final-mef-200x300[1] Jaun Zuria, el Señor Blanco. Así llama el pueblo a un joven señor de Bizkaia que tal vez pueda liderarlos contra el rey de Asturias. ¿Existió realmente? ¿Fue la batalla de Padura una realidad o sólo un mito?

Es a partir de esta idea que se desarrolla la novela presente. Una novela que sigue diversos escenarios e historias que se entrelazan en la supuesta (pues no hay prueba histórica ni relato de la misma desde el bando astur) Batalla de Padura, que se cuenta como el germen del posterior condado de Bizkaia.

Desde la corte Asturiana hasta el campo de batalla vasco y el frente de la reconquista. Desde la nobleza vasca, tanto duranguesa como de otros puntos hasta la vida dura de campesinos y ferrones. Desde la vida errante del criminal hasta la rectitud del hombre de honor. Desde la construcción de algunos de los más hermosos templos cristianos vascos a la adoración pagana llevada en secreto. Todo esto abarca esta obra que se demuestra muy bien construida, pudiendo retratar al tiempo mucho del carácter propio de los vascos mientras cuenta historias puramente puntuales y concretas.

Una obra de personajes complejos, humanos, que evolucionan y muestran claroscuros. Que rozan la locura y que se demuestran atípicos. A este respecto sólo lamento el intento de reclamar respeto para la homosexualidad. En esa época, tal y como está la historia, parece algo hecho para contentar al pensamiento moderno.

Quiero mencionar el retrato del paganismo vasco, bastante cuidado a pesar de ser un tema con muy poco material de consulta y mucho de él dudoso.

Y todo ello con el trasfondo filosófico sobre cómo la historia, la propia sociedad, se mantiene en pie por las mentiras a pesar de las cicatrices que puede ocasionar.

Recomendado para: brujas vascas o vascos no brujos, amantes de las historias de batallas y caballeros.
Abstenerse: Si no soportas el género, nada más.

Título: Mentir es encender fuego
Autor: Francisco Panera
Año de edición: 2015
Editorial: Nova Casa Editorial

A la Dama Mutable

Te honro a tí, la Silenciosa.

La del manto blanco,

Con tu toca de cristal y luz.

 

Te honro a tí, la del barco de plata.

Señora en la Senda Oculta.

La dama mutable, La de eterna quietud.

 

Luz eterna, sol de antepasados.

Con voz y silencio de honro.

Abuela inmortal.

 

Déjame alzar los brazos

como pequeña implorante.

Déjame reclamar tus manos

Un lugar a tus pies.

 

Déjame alzarme en tu carro,

Y por solo un instante

Hollar tus sendas,

Volver y ser.

Sangre de otoño

Es el terrible encuentro,

Señor contra Señor.

En todas partes el lamento,

El bramido y el terror

Llenando bosques y llanos.

Orgulloso uno, orgullosos todos

Contando sus infinitas puntas

Los grandes dioses viajan solos.

Se cruzan, y bravos disputan

Sus derechos a muerte.

Con tesón cruzan sus armas,

En la lid más igualada

Pero la suerte gira para uno,

Bañan de sangre la rama sagrada

El espíritu del bosque despierta y reclama:

Osais mancillar con ira el reposo

De quien os acogerá en muerte

Sea por honor o amor veleidoso,

No será excusa suficiente

Aquí expiareis por siempre la ofensa.

Esta es vuestra promesa

Si debeis seguir luchando

Chocareis sólo asta contra asta

Sin derramar una gota de sangre

Y para recordaros la palabra

Las hojas en derredor

De rojo se teñirán solas.


 

Reto de creación. Un poema mitológico escrito para el otoño.