Danza de Letras

Al son de las palabras

Etiqueta: postapocaliptico

Los liberati: el principio, el apocalipsis está aquí

Esta obra es más o menos mi estilo sin serlo. Lo sospeché en el mismo momento en que la autora me ofreció la oportunidad de hacer esta reseña. Me convenció el hecho de que Whitejoker Mason le avalara, dado que la narrativa de este autor me impactó muchísimo en su día. Esperaba una narrativa similar. No es lo que encontré, y más adelante veremos qué escondía este libro.

“Me duele la tierra clavada en mi cuerpo, las aristas, las piedras filosas, pero lo peor es la sensación de ser aplastado como un bicho rastrero por el mismo aire. Afuera del encierro empieza a clarear. El olor de rocío y tierra mojada me evoca recuerdos hermosos…Despierto angustiado en la cama del hospital. Parece ser de noche. Estoy mareado. No me duele nada. Mi brazo está en un cabestrillo, colgando con poleas. Mis dos piernas están enyesadas, y tengo una especie de corsé inmovilizando mi torso. Sólo tengo libre el brazo izquierdo. Empiezo a recordar… ” . Todo lo que sabíamos estaba equivocado, sólo unos pocos conocían la verdad. Eso NO los salvará…

Así comienza Los liberati: el principio, un título que no miente: es la primera parte de una saga. De hecho, es una de esas primeras partes donde lo que consigues es que te pongan en antecedentes y te presenten a los personajes, sin lugar a resolución alguna. Paciencia con eso.

Diré que la estructura es singular: salta de personaje en personaje y en el tiempo para ir componiendo el cuadro de lo que ha pasado en el mundo. Al principio juega con la idea de que el mundo postapocalíptico sea una ilusión, pero es  algo que se desvanece rápido y sin contemplaciones. El mundo postapocalíptico es real. No sabemos cómo ha ocurrido, pero vamos poco a poco dándonos cuenta de que es terriblemente peligroso y de que había alguien que sabía lo que estaba por venir… Vamos algunos de los esfuerzos de ese alguien por prevenir al mundo, con todo lo que ello le conlleva a nivel individual y social.

Todo esto es bueno. La historia es buena. ¿Cuál es el problema? La narrativa está plagada de información repetitiva y repetida, cosas que ya se saben y se machacan una y otra vez. Y no es un tema, marcando una cierta obsesión de un personaje o por una mera cuestión de transmisión (la repetición del concepto como forma de generar una sensación de ciclo sin salida). Da la sensación de que la autora ha escrito el libro y lo ha publicado sin corregir más que la parte ortotipográfica. Que no ha tenido betas, o al menos no betas exhaustivos. Y es una pena, porque así el libro no es todo lo bueno que podría. Hay bases, hay ideas, hay originalidad… pero se pierde en una narrativa repetitiva.

No dejemos la aventura como la única virtud del libro. Esta obra habla de relaciones humanas, amorosas y de poder, de la excesiva presión de la humanidad sobre el planeta, de nuestros errores como seres egoistas que somos y nuestra futilidad frente a lo que ni siquiera consideramos pero es más grande que nosotros.

Recomendado para: Gente con paciencia para la repetición y una narrativa con ganas de pulido  y barniz que quiera aventuras y reflexión somera todo en uno.
Abstenerse: Gente que quiera un “producto completo”. El libro no está maduro, lamentablemente.

Título: Los liberati: el principio (Liberati #1)
Autor: Yamile Vaena
Fecha de publicación: 2017
Editorial: Autoeditato

Sentenciado: Eclosión. Construcción alternativa en clave Z

Hace unos meses recibí un email de un autor que me pedía una reseña de su libro. Le dije que estaba a tope de lecturas, pero que pondría su libro en mi lista…. Y que no necesitaba ejemplar porque ya lo tenía. Y era cierto, hace aún más tiempo vi una oferta de Sentenciado: Eclosión, y lo compré. Porque a mi no me gusta el genero Z, pero no puedo dejar de darle la oportunidad. No es posible que no me guste un género entero del fantástico así por que sí, ¿no?
Obviamente él se sorprendió muchísimo y creo que le gustó la idea de que su sinopsis fuese lo suficientemente atrayente para que lo tuviera en la eterna pila de pendientes.

En otoño de 2018, un poderoso y contagioso virus artificial capaz de traer a los muertos de vuelta a la vida transformados en depredadores ávidos de sangre, fue liberado en trece de las ciudades más importantes del mundo. Ahora, la Tierra es un gigantesco campo de concentración del que no se puede escapar, custodiado por seis mil millones de cadáveres andantes cuyo único objetivo es devorar todo lo vivo y en el que la esperanza de un futuro mejor es, sencillamente, una utopía por la que muy pocos están dispuestos a pelear.
Acompaña a once supervivientes en su lucha por sobrevivir en un mundo sentenciado donde ya no importa quién eras, sólo lo que estás dispuesto a hacer para vivir un día más.

 

Estamos, en general, ante un típico libro de temática Z. Infección causada por la egolatría de una industria y una oligarquía mundial en la sombra, supervivientes diversos, búsqueda de una vacuna -inmunidad o curación-, matar o morir, el ya clásico grupo paramilitar… Tiene algunos detalles temáticos nuevos, no en el zombi en si, si no en los supervivientes. Me sorprende sin embargo que aquí el monstruo no es tanto el zombi (que es la excusa, el entorno) si no el propio ser humano. Tenemos una novela donde prima el homo homini lupus. Los protagonistas son los humanos, y no sólo como supervivientes que tienen sus problemas de liderazgos en el grupo que la situación les ha obligado a formar, si no con sus egoismos, sus traumas, sus creencias y en general sus mierdas variadas, que son muchas.

Lo que creo que tiene de especial este libro es su estructura, que no es del todo lineal y que se basa en ir poniendo partes de la historia de varios personajes que en principio no tienen mayor relación entre sí, en distintos momentos antes y durante de la infección. Esta estructura puede hacer que alguien poco atento se pierda un poco, pero aligera muchísimo la lectura al ir saltando de punto de vista en punto de vista. Así una historia que habría sido un poco más de lo mismo, en un género que tiende a pensarse que se colapsa con rapidez, aporta un algo diferente.

La novela es, pues, un enorme puzzle que aboga por la variedad en los supervivientes. Hay gente que se ha rendido y gente que vive en pos de un único objetivo (cuerdo o loco), gente que vive por vivir y gente que vive por algo. Gente que pierde la esperanza y gente que la recupera. Diversidad de géneros, de ímpetus, de razas y de religiones, porque los personajes tienen tendencia a ser personas, lo cual siempre es un buen punto.

Avisar, por que el que avisa no es traidor, de que se trata de un primer volumen de una saga no cerrada, que tiene a la venta actualmente Sentenciado: metamorfosis 1 y en preparación Sentenciado: metamorfosis 2.

Como experiencia de lectura nos encontramos con un buen trabajo que mantiene el interés aunque algunas historias de algunos personajes parecen en principio más importantes que otras y en algunos casos echas de menos una historia y te sobran las páginas de otras… después descubres que no sobra nada, y el intermedio no ha sido un desesperante erial, si no más bien un corto descanso necesario.

Recomendado para: amantes del género z, recientes descubridores y gente a la que le interese el monstruo humano.
Abstenerse: gente no dada a la casquería y de pesadilla fácil… cualquiera a quien no le vaya nada  The Walking Dead, pero tampoco cosas como… Tesis

Título: Sentenciado: Eclosión (Sentenciado #1)
Autor: Jesús Gragera
Año de edición: 2015
Editorial: Autoeditado 

© 2018 Danza de Letras

Tema por Anders NorenArriba ↑