Anestesia con cianuro. Rapsodia feista directa al alma.

Anestesia con Cianuro es un libro extraño. Una autoedición bastante personal que a mi me llamó la atención especialmente por su portada, porque a duras penas se le puede hacer sinopsis. Y eso es porque es un recopilatorio de relatos cortos (Anestesia) y poemas (Cianuro).

Tal y como dice su autor, se trata de la anestesia de unos relatos que intentan escapar de la realidad aunque ésta siempre venza a los personajes y el cianuro de unos versos que intentan ser la eutanasia frente al fracaso.

Yendo por partes, los relatos de Anestesia son independientes entre sí, aunque tienen puntos que tienden a unirlos, haciendo de esta parte un todo: el personaje del autor, un lugar llamado Betty Boop y las bebidas (Whitelabel con trina de manzana, mayormente). Y sobre todo tienen en común un mismo sentido, una misma atmósfera.

Porque sí, estos relatos son feístas. Se fijan en la parte de abajo de toda pirámide, la que suele estar bajo la arena. Se centra en la sensación de desarraigo y soledad, en el fracaso y la pérdida de sentido. Se centran en la pérdida en sí, y todo aquello que es crudo y duro. No rehuye del sexo como evasión burda, de la violencia y la sangre, de la pulsión visceral. Ante una calle nocturna, prefiere el olor a orín de los rincones. Prefiere aquellas partes que se ahogan en penumbras y sombras antes que las densamente iluminadas. Y con todo ello, arrastra al lector a un mundo que sabe de sobra que existe pero que, seguramente como forma de autoprotección, tiende a olvidar, a obviar o incluso a negar.

Y porque son así de feístas, o tal vez a su pesar, llegan muy profundo. No me siento identificada con las historias. No me siento identificada con los personajes. Pero la narración es poética, con un ritmo cuasi mágico, y terriblemente efectiva. Efectiva hasta quitar el aliento, hasta el borde del llanto. Efectiva como pocas lecturas.

Respecto a la parte poética, lamento decir que no me llegó tanto. Es un verso libre, en ocasiones incluso desestructurado. Pinceladas de ritmo y sentimiento, del mismo tipo que el presente en los relatos y, posiblemente por su extensión (muy breve) y su formato, más directos. Fustigazos frente a asfixia. Puñaladas frente a desengramiento. Esa es su principal diferencia con los relatos. Será que prefiero la angustia.

Recomendado para: Poetas, groupies de poetas y gente con alma un poco grunge.

Abstenerse: Cualquiera que se deprima con facilidad. En serio, no os van a valer la pena las noches posteriores.

Título: Anestesia con Ciaunuro
Autor: Whitejocker Manson
Año de edición: 2015
Editorial: Círculo Rojo